miércoles, 18 de mayo de 2022 Actualizado a las 20:08

Gastronomía

Más que vinos: industria vitivinícola se compromete con diversas causas, desde el cuidado del medio ambiente al apoyo artístico

por 13 mayo, 2022

Más que vinos: industria vitivinícola se compromete con diversas causas, desde el cuidado del medio ambiente al apoyo artístico
La industria vitivinícola no solo esta preocupada por hacer mejores vinos y mejorar sus procesos, sino en estar en sintonía con el mundo actual.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Gran Reserva es la primera marca de vinos de Concha y Toro en el que el origen de cada variedad se asocia con diferentes riberas de ríos de Chile. Justamente, por eso, esta nueva línea posee un fuerte compromiso con la sustentabilidad y el medio ambiente, el que se traduce en diversas acciones ligadas a preservar la naturaleza, entre ellas, proteger el ecosistema aledaño a las cuencas hidrográficas donde se ubican los viñedos y restaurar su biodiversidad.

La viña comenzó a explorar zonas cercanas a las riberas de los valles más importantes del país en busca de mayor frescura en sus vinos y, con ello, crear una línea que representara a ese concepto. Finalmente, los seleccionados fueron viñedos ubicados a orillas de los ríos Tinguiririca, Cachapoal y Rapel, donde nacen las cuatro variedades que componen el portafolio de Gran Reserva: Sauvignon Blanc, Cabernet Sauvignon, Carmenere y Malbec.

La marca cuenta con múltiples certificaciones que avalan su espíritu sustentable, como la obtenida a través del Forest Stewardship Council, que asegura que la compañía mantiene un compromiso verificable con la conservación y un manejo forestal responsable; la Green-e, relacionada con la energía renovable; y la de Empresas B, que fue otorgada en abril de 2021, después de dos años y medio de rigurosa evaluación, la cual reconoce a las empresas que cumplen altos estándares de gestión ambiental y desempeño social.

Actualmente, Concha y Toro es la empresa vitivinícola más grande que se une a este movimiento global, conformado por casi 4.000 empresas de todo el mundo que trabajan para generar un cambio sistémico y construir un modelo económico equitativo, inclusivo y regenerativo para las personas y el planeta.

Además, la viña se integró el año 2021 a una red global de biodiversidad, lo que la convierte en la primera empresa vitivinícola en aportar con información a eBioAtlas, un proyecto de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN) y NatureMetrics que busca conocer las especies presentes en el ecosistema, así como hábitos de migración.

A esto se suma que es parte de la Red de Huella Hídrica (Water Footprint Network); que el 100% de la electricidad requerida para hacer los vinos Gran Reserva proviene de fuentes renovables generadas por energía solar e hídrica; y que todas las uvas utilizadas para su elaboración son producto de prácticas de agricultura sustentable, ya que la empresa ha sido certificada bajo el Código de Sustentabilidad de Vinos de Chile desde el año 2012.

Siguiendo esta lógica, todos los detalles de su packaging responden a su espíritu sustentable, lo mismo que la elección de un cisne de cuello negro como ícono de la marca, ya que se trata de una de las especies distintivas de Ucúquer, un importante viñedo de esta línea y de donde proviene el Sauvignon Blanc, la variedad emblemática de Gran Reserva.

Por eso, un objetivo fundamental es la restauración y regeneración del bosque nativo esclerófilo existente dentro de los terrenos de la empresa, por lo que se ha establecido que el 50% de la superficie esté destinado a áreas de conservación.

Al proteger el bosque nativo de Ucúquer, se está aportando al equilibrio natural de la cuenca de río Rapel y está regenerando las condiciones naturales para que la cuenca se transforme en una “Gran Reserva” de biodiversidad.

Viña lanza campaña con foco en la danza

Un carácter creativo y vanguardista ha caracterizado a viña Carmen en sus más de 170 años de historia. Una marca atemporal, atrevida, innovadora, reconocida por su calidad, que ha buscado constantemente nuevas formas de hacer las cosas.



La marca ha venido desde hace años reinventado a distintos personajes históricos, barrios y picoteos. Así nace una nueva campaña bajo el nombre “Carmen Reinventa los Clásicos 2.0” que busca seguir potenciando historias de reinvención, esta vez de la mano de una de las expresiones artísticas más importantes que existe en el ámbito cultural: la danza.

La campaña cuenta con la participación de las destacadas bailarinas del Ballet de Santiago Esperanza Latus, Camila Justiniano y Romina Contreras, quienes mostrarán su relación con la danza, sus historias de vida y cómo se han reinventado con el paso del tiempo a través de historias reales en un entorno teatral, en un contexto moderno, pero con un toque clásico.

“La danza es un territorio que se reinventa constantemente. Queremos aprovechar la feminidad que representa este arte, que está naturalmente vinculado a la personalidad apasionada, creativa y pionera de nuestra marca y explorar la Reinvención de los Clásicos a través de esta expresión artística”, comenta Francisca Muñiz, gerente de Marketing Corporativo de Santa Rita Estates, que reúne a las viñas Santa Rita, Carmen, Sur Andino y Doña Paula.

Esta campaña además de Chile, debutará también en Corea del Sur y Canadá, dos de los mercados clave para la marca, donde se buscará crear contenidos exclusivos relacionados con la danza y el arte, con el apoyo de reconocidos bailarines locales que tengan una historia de reinvención.

Síguenos en El Mostrador Google News

Más información sobre El Mostrador