domingo, 15 de diciembre de 2019 Actualizado a las 16:26

Columna de opinión

Autor Imagen

Caja de Compensación La Araucana: perspectivas de su reorganización

por 2 diciembre, 2015

Caja de Compensación La Araucana: perspectivas de su reorganización
"¿Cómo salvar un pasivo tan importante? Según ha hecho presente la misma Caja, su situación económica se habría visto comprometida, dado que, tratándose de una entidad sin fines de lucro que generaba utilidades, tenía que usarlas, y con dicho fin invirtió en institutos profesionales y en centros de formación técnica, que habrían implicado importantes gastos y pérdidas, entre las que habrían influido reformas legales, como aquella que modificó el interés máximo convencional".
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

En las últimas semanas, la prensa ha puesto especial atención sobre la situación por la que atraviesa actualmente la Caja de Compensación La Araucana. A fin de cuentas, resulta comprensible que la opinión pública, en general, y los afiliados de la Caja, en particular, tengan interés en las implicancias y alcances que pudieran resultar del hecho de que esta se encuentre en situación de insolvencia, pudiendo verse expuesta a una eventual “quiebra”, inclusive. Sin embargo, ¿qué significa realmente que esta se someta a un Procedimiento Concursal de Reorganización?

La Ley 20.720 –también conocida como “nueva ley de quiebras”– establece diversos procedimientos a los que pueden acogerse tanto las empresas como las personas deudoras, cuyos principales objetos son –en síntesis– que aquellos deudores que tengan posibilidades de hacer frente a sus obligaciones impagas, puedan llegar a un acuerdo con sus acreedores para renegociar o reorganizar su pasivo estableciendo formas de pago que les resulten más favorables o, en caso que la situación sea insalvable, puedan liquidar su patrimonio para el pago de sus deudas (situación, esta última, que podemos homologar a la “quiebra”).

Pues bien, La Araucana –de acuerdo a su propia estimación– se encontraría en la primera situación, es decir, en aquella en la cual, pese a encontrarse en un estado de insolvencia, igualmente podría restablecerse y asegurar su continuidad, si sus acreedores acceden a otorgarle mejores condiciones de pago. De tal modo, la solicitud que esta presentó ante el 25° Juzgado Civil de Santiago, para acogerse a un Procedimiento Concursal de Reorganización, tiene por objeto proponer a sus acreedores un Acuerdo que le permita reestructurar su pasivo, que a la fecha ascendería a cerca de 642 millones de dólares.

¿Cómo salvar un pasivo tan importante? Según ha hecho presente la misma Caja, su situación económica se habría visto comprometida, dado que, tratándose de una entidad sin fines de lucro que generaba utilidades, tenía que usarlas, y con dicho fin invirtió en institutos profesionales y en centros de formación técnica, que habrían implicado importantes gastos y pérdidas, entre las que habrían influido reformas legales, como aquella que modificó el interés máximo convencional. Sin embargo, existe un cierto consenso en torno a que el negocio de la Caja –su “objeto” directo– es uno de bajo riesgo, que por lo demás cuenta con un mercado de tamaño suficiente para superar la crisis. De hecho, según las cifras de “Cajas de Chile”, La Araucana sería la segunda mayor del mercado.

Por lo anterior, y sin perjuicio de las distintas especulaciones y posibilidades que han aparecido en los medios –como una eventual fusión o absorción por parte de la Caja Los Héroes, o la Caja 18–, estimamos que, si bien el procedimiento iniciado por La Araucana se encuentra en sus etapas iniciales, en principio, la balanza se encuentra inclinada a favor de su continuidad, lejos de aquel precedente sentado años atrás por la Caja Javiera Carrera. En definitiva, si los mayores acreedores votan favorablemente al Acuerdo que esta presente a su consideración, es decir, si los acreedores consienten en las condiciones de pago que la Caja proponga para dar cumplimiento a sus obligaciones, La Araucana podrá continuar sus operaciones en forma regular, habiendo “reorganizado” su pasivo, en lo que será un importante precedente a la aplicación de la Ley 20.720.

Esteban García Nadal
Socio de García Magliona

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV