jueves, 3 de diciembre de 2020 Actualizado a las 08:30

Promesa de Draghi de salvar el euro peligra por avance populista

por 20 junio, 2016

Promesa de Draghi de salvar el euro peligra por avance populista
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El país de Mario Draghi está a punto de indicarle si su misión de salvar el euro está más allá de su control.

Las elecciones municipales italianas del 19 de junio anticiparán los comicios que tendrán lugar en Europa en el transcurso de los próximos 18 meses, en los cuales los políticos populistas podrían ver traducirse el creciente apoyo del que gozan en un poder real. Eso podría constituir una amenaza tan grande para la moneda común como los desafíos financieros que el presidente del Banco Central Europeo ha enfrentado en los cuatro años que pasaron desde que aseguró que haría “lo que haga falta”.

Dado que la inflación de la zona del euro va camino de cobrar fuerza para fin de año, Draghi puede proclamar que su concentración en la estabilidad de los precios mediante la búsqueda de formas más creativas de emitir dinero por fin empieza a rendir frutos. Sin embargo, en lugar de respaldarlo con reformas estructurales, los gobiernos se concentran en una serie de elecciones en sus mayores economías que podrían marcar el futuro de la Unión Europea, así como en un referéndum británico que podría fragmentarla.

“La responsabilidad del BCE en lo relativo a mantener la estabilidad de la economía europea irá en aumento en tanto la fuerza de los partidos populistas incremente el riesgo de que los gobiernos hagan estupideces”, dijo Daniel Gros, director del Centro de Estudios de Políticas Europeas en Bruselas. Eso comprende “gastar más en medidas populistas y profundizar así el endeudamiento; no invertir, que es lo que Draghi quiere que hagan; o también aprobar legislación que reduzca la flexibilidad del mercado laboral, en especial, por supuesto, en lo relativo a la integración de inmigrantes”.

Cinco Estrellas

Hay que buscar la primera señal de alarma en la ciudad natal de Draghi. Luego de ganar la primera vuelta de las elecciones municipales en Roma, Virginia Raggi, del Movimiento Cinco Estrellas, que se opone al establishment, podría convertirse en alcaldesa en una segunda vuelta a realizarse el domingo. Eso podría significar problemas para el primer ministro Matteo Renzi, cuyas reformas le han valido el elogio del presidente del BCE. Renzi también enfrenta este año un referéndum sobre reformas constitucionales que se ha convertido en un elemento clave en su agenda.

Los líderes políticos de otros países también se ven presionados. España vota el 26 de junio por segunda vez en seis meses. En Holanda, Francia y Alemania habrá elecciones en 2017, y en todos hay partidos euroescépticos que ganan terreno. El rechazo a la integración va más allá de la zona del euro, y el Reino Unido votará el 23 de junio en un plebiscito sobre si permanecer o no en la UE, en momentos en que las encuestas indican que las intenciones de voto están tan parejas que es imposible predecir un resultado.

“El ciclo político está retrasado en relación con el ciclo económico”, dijo Alan Lemangnen, un economista de Natixis en París. “El BCE podría verse ante un cambio de rumbo político ahora que sus políticas comienzan a obtener resultados”.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV