miércoles, 19 de junio de 2019 Actualizado a las 21:43

Acciones se colocaron con un menor descuento que las de Cencosud y con mayor participación de fondos extranjeros

Los US$300 millones de dólares que BTG Pactual tuvo que financiar para quedarse con el remate de Falabella

por 18 julio, 2016

Los US$300 millones de dólares que BTG Pactual tuvo que financiar para quedarse con el remate de Falabella
El crédito fue por un par de horas y se lo dieron Santander y Banco Chile. LarrainVial había inscrito la operación de los Del Río como un paquete único, lo que implicaba que había que pagarlo entero de una vez. Las AFP –que compraron US$170 millones de la oferta– solo pagan cuando reciben las acciones, obligando a los ex Celfin a salir en busca de un crédito. Hay versiones en el mercado en cuanto a que una porción de ese crédito habría sido para cubrir parte del libro que “no se vendió” y que las acciones se quedaron en la cartera propia de BTG. El Mostrador Mercados no pudo confirmar esto, aunque fuentes con conocimiento de causa insistían hasta el viernes en que BTG había salido a ofrecer acciones de Falabella que tenía en su cartera.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

La batalla entre BTG Pactual y LarrainVial, por el negocio de colocar las acciones de Falabella que los Del Río salieron a vender la semana pasada, puede que quede en los anales de la bolsa como una de las más agresivas.

El jueves la corredora de los ex Celfin le ganó la pulseada a la que tenía el mandato de vender el paquete de la Familia Del Río.

Matías Repetto armó un libro de órdenes paralelo en alianza con Santander y Security y le sacó el negocio a LarrainVial con una oferta US$9 millones más alta. El ejecutivo de BTG estimó que Larrainvial y Goldman Sachs habían puesto un precio muy bajo a las acciones de Falabella –descuento de 10%– y había una oportunidad para hacer un buen negocio.

Como este medio reportó el jueves, las AFP participaron activamente de la operación y dos de ellas se habrían inscrito en ambos libros de órdenes, logrando así una ventaja que habría favorecido al equipo de Repetto, aunque algunos operadores descartan que haya sido un factor determinante.

El remate generó altísima demanda. Ambos libros cerraron con ofertas por sobre los $4.700. LarrainVial –con su director de finanzas corporativas, José Miguel Barros, a la cabeza– llegó a ofrecer hasta $4.710. El equipo de Repetto se lo ganó con una oferta final de $4.715. Fuentes afirman que su libro llegó a US$ 440 millones.

Pero la historia no terminó ahí.

El jueves se filtró en el mercado que Repetto y su equipo habían estado negociando con bancos de la plaza un crédito urgente para poder financiar la operación.

Durante el fin de semana, El Mostrador Mercados pudo confirmar que efectivamente BTG tuvo que salir al mercado a buscar alrededor de US$ 300 millones para financiar la operación.

El crédito se lo dieron Santander (US$200 millones) y Banco Chile (US$ 100 millones) y se pagó en menos de 24 horas –si bien hay fuentes que insisten que fue menos de 12–.

Lo que pasó fue lo siguiente: LarrainVial había inscrito la operación de los Del Río como un paquete único y eso implicaba que había que pagarlo entero de una vez. O sea, las condiciones del remate imponían un solo pago. Así fue inscrito por Larrain Vial, lo que dejaba fuera la opción de una “liquidación bilateral”. Entonces la operación tuvo que pasar a la Contraparte Central de Valores (CCLV) y BTG debió pagar todo de una vez con recursos propios. Y eso fue lo que los obligó a salir al mercado a conseguir financiamiento para poder cerrar la operación. El banco de BTG no podía financiarlo, ya que era una operación entre relacionados y superaba los límites permitidos.

La práctica habitual para estas operaciones es que sea en etapas y, así, hacer posible que las AFP participen. Los fondos de pensiones –que compraron US$ 170 millones de la oferta– solo pagan cuando reciben las acciones y no pueden transferir fondos antes de recibirlas.

CCLV administra los sistemas de compensación y liquidación de instrumentos financieros, actuando como entidad de Contraparte Central para los mercados bursátiles de renta variable y derivados.

La versión alternativa

Hay versiones en el mercado de actores muy creíbles y que conocen los detalles de la operación. Estas afirman que parte de ese crédito habría sido para cubrir el hecho de que el libro de BTG “no se vendió” completo el miércoles y, entonces, una parte de las acciones de Falabella que se adjudicó en el remate se quedaron en la cartera propia de Repetto y su equipo. Esas acciones se habrían ofrecido a varios inversionistas el jueves y viernes, incluyendo a una AFP que había quedado fuera de la operación el miércoles. De acuerdo a varios actores del mercado, dicha AFP sería Provida.

Desde BTG rechazan vigorosamente tal versión y apuntan a que hubo inversionistas y clientes locales que querían entrar a la operación, pero no había suficiente oferta para satisfacer la demanda. Este medio habló con varios de los actores claves de la operación e inversionistas que participaron en el remate, y no pudo confirmar la referida versión.

Cabe recordar que esta fue la tercera vez que BTG le quitaba de las manos un remate a LarrainVial y que la corredora entró a la operación a última hora, en reemplazo de Credicorp (IM Trust), que tenía un conflicto de interés, al ser parte de la venta del paquete de acciones de Cencosud que Horst Paulmann vendió el viernes.

Falabella vs. Cencosud

La disputa entre BTG y LarrainVial no afectó la reacción de los hermanos Del Río en la operación. Un cercano a la familia revela que están “felices y satisfecho” con cómo resultó el remate y más aún en comparación con los resultados de la venta del 6% de Cencosud que efectuó Paulmann.

En el mercado apuntan que la demanda de inversionistas extranjeros relevantes (fondos y bancos de USA y Europa) fue de 6,6% en el remate de Cencosud, comparado con 35% en Falabella. “Es decir, Cencosud no tuvo gran demanda de extranjeros relevantes y Falabella sí”, explica un banquero que conoce de cerca el negocio.

El 70% de la colocación de Falabella fue para inversionistas institucionales chilenos. Asimismo, se colocó con un descuento de 6,1% y Cencosud con uno de 7,5%.

Además, si uno compara el desempeño de ambas acciones desde el último día antes del anuncio (viernes) hasta el último cierre de mercado, Cencosud ha caído 6,2% y Falabella 4,6%.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV