jueves, 25 de abril de 2019 Actualizado a las 10:57

Banqueros de HSBC, acusados de fraude por multimillonaria operación cambiaria

por 21 julio, 2016

Banqueros de HSBC, acusados de fraude por multimillonaria operación cambiaria
Los dos ejecutivos habrían conspirado para aprovechar información privilegiada sobre los planes de Cairn Energy Plc, que vendía la unidad a Vedanta Resources Plc. Se contrató a HSBC -tercera entidad bancaria más grande del mundo- para cambiar a libras unos US$3.500 millones producto de la venta. Johnson y Scott empezaron a comprar libras durante los días anteriores a la transacción a los efectos de hacer subir la cotización de la libra para luego ejecutar la transacción y valorizar las libras que habían adquirido antes, según la demanda.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Agentes federales de los Estados Unidos sorprendieron a un ejecutivo de HSBC Holdings Plc en momentos en que se disponía a salir de Nueva York en el aeropuerto Kennedy alrededor de las 19:30 hrs. del martes y lo detuvieron por una presunta operación ilícita relacionada con una transacción cambiaria de US$3.500 millones en 2011.

Mark Johnson, jefe global de negociaciones cambiarias de HSBC en Londres, pasó la noche en una cárcel de Brooklyn, según los fiscales. Estados Unidos reabrió una demanda contra Johnson y Stuart Scott, el ex jefe de negociación cambiaria del banco, con lo cual se convirtieron en las primeras personas acusadas en el marco de la extensa investigación.

El arresto y las acusaciones constituyen una victoria para el Departamento de Justicia, al cual le ha costado organizar casos contra particulares en su investigación sobre las operaciones cambiarias en bancos globales. Los fiscales estadounidenses tuvieron en un momento tanta confianza en la calidad de las pruebas que lograban reunir gracias a colaboradores cuyo nombre no se dio a conocer, que en septiembre de 2014 Eric Holder, que era en ese momento fiscal general, dijo que estimaba que podrían presentarse acusaciones contra personas en cuestión de meses. A la Oficina de Estafas del Reino Unido también le costó organizar casos contra operadores cambiarios y anuncio en marzo que abandonaba el intento.

“Este caso ilustra la firmeza de la división penal en lo relativo a hacer responsables de sus delitos a los ejecutivos de empresas, entre ellas las instituciones más grandes y sofisticadas del mundo”, dijo en una declaración por correo electrónico la fiscal general adjunta Leslie Caldwell.

Los dos ejecutivos habrían conspirado para aprovechar información privilegiada sobre los planes de una compañía cuyo nombre no se reveló de vender su participación en una subsidiaria india, según la presentación. El cliente era Cairn Energy Plc, que vendía la unidad a Vedanta Resources Plc, según personas con conocimiento de la transacción. Se contrató a HSBC para cambiar a libras unos US$3.500 millones producto de la venta. Johnson y Scott empezaron a comprar libras durante los días anteriores a la transacción a los efectos de hacer subir la cotización de la libra para luego ejecutar la transacción y valorizar las libras que habían adquirido antes, según la demanda.

‘Elemento sorpresa’

Scott y Johnson –su supervisor en ese momento- le dijeron al cliente que la transacción se realizaría a las 15:00 hrs. “para que haya un elemento de sorpresa’ y obtener una mejor paridad, según la demanda, que citó llamados telefónicos grabados y mensajes entre ambos y su cliente. A las 15:00 hrs. había menos liquidez que a las 16:00 hrs., lo que facilitaba la manipulación, pero le dijeron al cliente que era aproximadamente lo mismo.

“Los acusados habrían traicionado la confianza de su cliente y manipulado de forma corrupta el mercado cambiario en su propio beneficio y en el de su banco”, dijo Caldwell. En conversaciones posteriores con el cliente, Johnson y Scott atribuyeron el aumento de la libra a un banco ruso que no nombraron, según la demanda.

Rob Sherman, un vocero de HSBC, y Peter Carr, un vocero del Departamento de Justicia, se negaron a hacer declaraciones. Johnson y su abogado, Frank Wohl, no contestaron de inmediato los llamados en los cuales se les solicitaban declaraciones. En cuanto a Scott, el directorio británico no proporciona información para contactarlo.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV