domingo, 27 de septiembre de 2020 Actualizado a las 13:42

Equipo que administra los US$37.600 del patrimonio de Harvard se está desbaratando rápido luego de registrar fuertes pérdidas

por 1 agosto, 2016

Equipo que administra los US$37.600 del patrimonio de Harvard se está desbaratando rápido luego de registrar fuertes pérdidas
Harvard enfrenta una vez más la misma pregunta incómoda que lo acosa desde hace años: ¿por qué la universidad más rica del mundo, pese a todos sus cerebros, no puede hacer inversiones más inteligentes? Harvard decidió desmantelar el equipo después de sacar la conclusión de que confiaría más en administradores de fondos externos “que tienen los recursos, la habilidad y la experiencia”, dijo en un comunicado el miércoles Paul Finnegan, presidente del consejo de administración del HMC.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Al otro lado del Río Charles desde Harvard Yard, los administradores de la enorme fortuna de la universidad estaban a punto de embarcarse en un ambicioso plan: querían un fondo de cobertura al estilo de Wall Street para comercializar acciones.

Después de años de traspiés, controversia y hasta crisis, Harvard Management Corp., que supervisa el fondo de US$37.600 millones de la universidad, comenzó a formar un nuevo equipo de operadores de títulos y analistas en 2014, con la esperanza de recapturar parte de la magia por la que en su momento el fondo había sido la envidia del mundo.

Sólo que ahora, transcurridos apenas dos años, ese plan colapsó. Stephen Blyth, de 48 años, el ex operador de bonos promotor de la iniciativa, renunció como máximo responsable de HMC el miércoles por razones personales con apenas 18 meses en el cargo. Su renuncia tuvo lugar luego del alejamiento en junio de Michael Ryan y Robert Howard, los dos ex socios de Goldman Sachs Group Inc. que él había incorporado para guiar la nueva estrategia financiera.

Finiquitado

Si bien se dijo que la salida de Blyth no estaba relacionada con la de sus contratados estelares, la discusión en las oficinas de HMC en el Banco de la Reserva Federal de Boston se centró en por qué la dirección había dado por finiquitado el equipo tan rápido en medio de un mercado de títulos volátil.

Según personas al tanto del tema, en 2015 algunos operadores del grupo de Ryan registraron pérdidas lo bastante significativas como para desatar órdenes internas temporarias de vender debido a la caída del precio por debajo del límite especificado. Ryan también perdió dinero en una cartera que administraba. No se sabe, empero, el alcance de las pérdidas, y éstas se produjeron en un momento en que la mayoría de los fondos de cobertura tenía dificultades para superar los índices del mercado.

Pero ahora, Harvard enfrenta una vez más la misma pregunta incómoda que lo acosa desde hace años: ¿por qué la universidad más rica del mundo, pese a todos sus cerebros, no puede hacer inversiones más inteligentes?

Harvard decidió desmantelar el equipo después de sacar la conclusión de que confiaría más en administradores de fondos externos “que tienen los recursos, la habilidad y la experiencia”, dijo en un comunicado el miércoles Paul Finnegan, presidente del consejo de administración del HMC.

“Con HMC, nos proponemos ser los mejores en todo lo que hagamos y evaluar regularmente la mejor manera de asignar capital para alcanzar ese objetivo”, dijo Finnegan, cofundador de la sociedad de inversión Madison Dearborn Partners en Chicago.

Harvard se negó a hacer otras declaraciones. Ryan, originalmente socio de Goldman Sachs, se negó a hacer comentarios. Se fue para buscar otras oportunidades, según un memorando interno fechado en junio que envió Robert Ettl, designado máximo responsable interino de HMC. Howard no respondió a las llamadas de consulta.

Este cambio radical es el último de una serie de traspiés para Harvard Management, que ya va por su quinto máximo responsable desde 2005 en medio de dificultades para generar los retornos necesarios para el formidable presupuesto académico y de investigación de la universidad. En términos de retornos sobre la inversión, la Universidad de Yale, cuyo fondo es más pequeño, dejó a Harvard por el piso hace años. De hecho, Harvard va a la zaga de la mayoría de las ocho universidades integrantes de la Ivy League desde 2011. Sólo a Cornell University le ha ido peor.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV