lunes, 25 de octubre de 2021 Actualizado a las 01:34

Hace 15 años que el retailer no registra utilidades

El misterio detrás de la salida de Cristobal Hurtado del directorio de La Polar

por 27 octubre, 2016

El misterio detrás de la salida de Cristobal Hurtado del directorio de La Polar
Para el mercado fue una sorpresa y para al menos dos inversionistas institucionales es una molestia. Era el único director que conocía el negocio del retail. Fuentes en el directorio revelan que había fuertes diferencias entre su visión –de fondo y forma– y la de quienes controlan el directorio, León Vial y Anselmo Palma. Estos apuestan a arreglar los números y vender, mientras que Hurtado tenía una visión a largo plazo de presentar una alternativa atractiva para que los consumidores eligieran comprar en La Polar.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El Hecho Esencial que informaba la salida de Cristóbal Hurtado Rourke del directorio de La Polar pasó prácticamente inadvertido en el mercado. El documento que se presentó ante la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS) solo informaba que, a partir del 24 de octubre, él ya no formaba parte del referido directorio.

Pero al menos dos inversionistas institucionales con importantes montos comprometidos en el retailer tomaron nota y la información primero los sacudió y luego les generó molestia.

La razón es que Hurtado era el único director que conoce el negocio del retail.

En mayo lo habían nombrado como vicepresidente del directorio. Trabajó varios años en Falabella y, junto a Bernardo Fontaine, controló y administró Place Vendôme, la cadena de productos ópticos que vendieron al gigante francés Essilor este año. Fontaine y Hurtado la manejaron por 5 años y más que duplicaron el número de tiendas y apostaron a un nuevo modelo de atención.

Fuentes en el directorio de La Polar revelan que había fuertes diferencias entre la visión de Hurtado –tanto de fondo como de forma– y la de los duros de la instancia, que controlan León Vial y Anselmo Palma.

Según las mismas fuentes, el socio de LarrainVial y Palma apuestan a arreglar los números de La Polar y vender, mientras que Hurtado tenía una visión a largo plazo con la idea de presentar una alternativa atractiva para que los consumidores eligieran comprar en La Polar.

Este año Vial, Palma y Fernando Delfau pasaron a controlar el 23,74% del retailer en una serie de operaciones que, en su momento, fueron un misterio para el mercado, pero en las que jugó un papel clave Raimundo Valenzuela, el sofisticado y a veces polémico inversionista, además de exitoso empresario del vino.

Parte de la operación consistió en canjear por acciones bonos que tenían, pero Valenzuela puso a la venta la mitad de su participación, equivalente a 4,3% de la compañía. Valenzuela fue uno de los que más sufrió por el fraude de repactaciones unilaterales, habiendo invertido US$ 20 millones pocos días antes de que se destapara el caso.

En 2015 pasó a ser el principal accionista y se ganó una silla en el directorio. Pero eso duró un par de meses, hasta que redujo su participación a menos del 10%. Con la venta del jueves se quedó con un poco más del 4%. Valenzuela, no obstante haber llegado a ser en su momento –como se señaló– el mayor accionista, no ha querido tener protagonismo.

Una fuente cercana a Hurtado dice que su salida del directorio estuvo exenta de drama y que él le desea lo mejor a La Polar, pero no podía seguir siendo parte del proyecto. "Hurtado tenía una visión de largo plazo y los que ladran más fuerte en el directorio no. Los que quedan no saben del retail y se enfocan en el negocio financiero. La Polar lleva 15 años perdiendo plata. Perdió con los Paz, Pablo Alcalde la arruinó y César Barros la maquilló y le redujo la carga financiera, pero siguió perdiendo plata", explica la misma fuente.

Asimismo, esta fuente señala que Hurtado entiende que el negocio del retail en Chile es complejo y que hay mucha competencia, pero que en La Polar (directorio) no hay gente comprometida en generar una propuesta de valor y hacer de la empresa un proyecto viable a largo plazo.

Y apunta a que los resultados del segundo trimestre muestran que La Polar vuelve a depender del negocio financiero, que fue la razón que le permitió generar un Ebitda positivo.

Ni la empresa ni el directorio de La Polar quisieron dar más detalles de la salida de Hurtado ni responder a preguntas de este medio.

En la bolsa las acciones ayer cerraron con un caída de casi 3%. En lo que va del año, caen 9,7%.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV