sábado, 31 de octubre de 2020 Actualizado a las 17:08

Son cerca de $13 mil millones que adeuda Las Lilas y entre sus acreedores están Itaú CorpBanca, Scotiabank y Tesorería

La silenciosa disputa en tribunales entre Nexus y Masvida por las clínicas del fallido holding

por 11 agosto, 2017

La silenciosa disputa en tribunales entre Nexus y Masvida por las clínicas del fallido holding
La pugna tiene su origen en el traspaso de recursos que ha hecho Nexus en Clínica Las Lilas, la cual entró esta semana a un proceso de reorganización judicial, dejando fuera de la lista de acreedores a los dueños de la Nueva Masvida. De la mano del estudio jurídico Puga Ortiz, quieren evitar que los $2.000 millones que ya han inyectado en Las Lilas terminen en un saco roto.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Está tensa la relación entre Nexus y Empresas Masvida. La semana pasada, los actuales dueños de la Nueva Masvida le reiteraron al fallido holding su intención por controlar su propiedad con el 75%, generando una dura respuesta por parte de este último, que vio en dicho gesto un mecanismo de presión.

Es que la empresa que preside David Medina se encuentra en pleno proceso de búsqueda de un socio estratégico para su red de clínicas y ve en Nexus a un actor que corre con ventaja, al asumir que cuenta con más información que el resto. Sin embargo, las asperezas con dicho fondo no se quedan allí, pues también se disputan en tribunales.

Esto por la inminente reorganización judicial de la Clínica Las Lilas. Dicha presentación la hizo Mario Rojas, actual asesor jurídico de Empresas Masvida, hace unas semanas y ayer dicha solicitud se acogió a trámite.

Son cerca de $13 mil millones que adeuda Las Lilas y entre sus principales acreedores están los bancos Itaú CorpBanca, Scotiabank y la Tesorería General de la República. Esa cifra podría subir hasta $16 mil millones si es que se considera a las empresas de factoring como acreedores, asunto que aún sigue en discusión.

El problema es que Nexus no está en esa lista, en circunstancias de que dicho fondo se ve a sí mismo como un acreedor luego de haber inyectado recursos por $2 mil millones a dicha clínica.

Así, bajo el patrocinio del abogado Juan Esteban Puga, presentó un recurso con el cual busca evitar que dicho capital no termine en un saco roto.

El dilema radica en cómo ambas partes interpretan la razón de ese capital. Para Empresas Masvida esos $2 mil millones obedecen a un compromiso que habría asumido Nexus para prepagar prestaciones futuras que haría Las Lilas, siendo este uno de los puntos que habrían acordado en el marco de la compra de la cartera de afiliados de Masvida.

Para Nexus, sin embargo, ese capital responde a un crédito que Empresas Masvida capitalizaría como pago en el contexto de que el fondo pueda alcanzar hasta el 75% de su propiedad.

“Sencillamente esta parte no es capaz de entender qué hay tras este proceso, pero denota un afán de burlar el acuerdo para que mi parte pase a ser dueña del 75% del Grupo Más Vida y, por lo tanto, de la Clínica Las Lilas, pues por financiamiento mi parte ha estado ayudando a la clínica regularmente, no siendo necesario un acuerdo de reorganización”, dice el escrito de Puga.

De hecho, ese capital se habría entregado en el entendido de que era necesario para que Las Lilas siguiera operando, razón por la que “nos llevamos la sorpresa de que eso no era verdad e inicia un proceso de reestructuración sin previo aviso a esta parte”.

Un acuerdo controvertido

En Empresas Masvida ven la presentación de Puga como una interpretación antojadiza de los acuerdos pactados con Nexus, considerando que dicho capital habría servido únicamente como prepago para prestaciones futuras.

Sin embargo, en su presentación Nexus entrega un relato distinto. Según el fondo, el acuerdo firmado por ambas partes a fines de abril establece en una de sus cláusulas que Empresas Masvida se obliga a capitalizar los créditos que Nexus Chile Health SpA adquiera de la isapre hasta por un 75% de las acciones, de forma de incorporar al fondo “a la propiedad de las clínicas del grupo Más Vida”.

Según el documento elaborado por Puga, fue en el marco de dicho contrato que Nexus prestó esos $2 mil millones. “La intención de los contratantes, claramente manifestada en el contrato, da cuenta de que el espíritu tras la cesión de dicho crédito es precisamente estructurar la entrada en la propiedad de las Clínicas del Grupo Masvida – cuya principal, clínica es precisamente Clínica Las Lilas S.A.- mediante la capitalización de dichas cuentas por cobrar, estableciendo un límite de participación de un 75%, extinguiéndose la deuda por el exceso en caso de sobrepasar la capitalización total dicho porcentaje. Lo cual debe tenerse a la vista para entender la naturaleza del contrato que da cuenta LA ADENDA de nuestro crédito dinerario (préstamo) que ahora en autos invocamos, pues dicho crédito se otorgó precisamente discurriendo en que esta parte iba a ser controladora de, entre otras, Clínica Las Lilas S.A.”.

Según Puga, podría pensarse que dicho préstamo es solo un contrato de prestación de servicios en que se paga al contado, quedado pendiente la obligación de realizar las prestaciones; sin embargo, esos recursos eran una forma de apoyar financieramente a Las Lilas solo por los próximos 180 días contados desde que se firmó el acuerdo. Es por eso que exige que dicho capital sea considerado como un pasivo con derecho a voto en el proceso de reorganización.

De amigos a rivales

Si bien los términos de la venta de la cartera de afiliados fue un tema que nunca gustó al directorio de Medina, no fue impedimento para tener buenas relaciones con Nexus.

Hoy la situación es distinta. Los dueños de la Nueva Masvida parecen ser “personas non gratas” para el actual directorio de Empresas Masvida. Tanto es así, que existen intenciones por revisar el acuerdo que permitió la cesión de cartera de sus afiliados, según reportó este sábado El Mercurio.

“No hay antecedentes formales, claros y objetivos, en el orden que se haya intentado verdaderamente evaluar la factibilidad del procedimiento de licitación de cartera que la ley prevé como el mecanismo adecuado para resolver temáticas como las que la isapre enfrentaba”, dijo Medina como respuesta a la carta que Nexus envió reiterándole su interés por quedarse con el 75%.

Este último asunto sigue en discusión en el entorno del holding y no se descarta que el tema pase a mayores.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV