jueves, 14 de noviembre de 2019 Actualizado a las 19:12

MERCADOS

Sigue la “Guerra de la Jibia”: veto presidencial apaga el fuego con bencina y pescadores radicalizan protestas

por 17 enero, 2019

Sigue la “Guerra de la Jibia”: veto presidencial apaga el fuego con bencina y pescadores radicalizan protestas
La intervención anunciada por La Moneda no sirvió de nada para calmar las aguas en el sector pesquero. Los artesanales insisten en mantener la norma solo con la línea de mano o potera como método de captura del molusco. “Solo pararemos cuando la norma se cumpla tal y como salió del Congreso”, dijeron en medio de nuevas protestas, que dejaron incluso un carabinero baleado en Lebu. Los industriales, en tanto, insisten con el sistema de arrastre, excluido de la nueva ley. Para calmarlos, el ministro Valente agendó una reunión para explicarles el contenido del veto.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El veto presidencial a la denominada Ley de la Jibia no dejó a nadie contento: ni a los pescadores artesanales ni al sector industrial.

“El Gobierno con el veto demostró ser antidemocrático y apagó un incendio con bencina”, declaró Miguel Ángel Hernández, presidente de la Federación de Pescadores Artesanales Nuevo Amanecer, luego de que La Moneda anunciara su jugada.

De acuerdo con lo señalado ayer por el ministro de Economía, José Ramón Valente, el veto consiste en mantener la eliminación del arrastre como método de pesca, pero añade a la alternativa de línea de mano o potera –la única aprobada por el Congreso– el sistema de cerco.

La salida tampoco dejó conformes a las organizaciones de la pesca industrial, desde donde critican que las modificaciones que plantea el Gobierno excluyan la pesca de arrastre.

El presidente de la Sonapesca, Osciel Velásquez, insistió en que este controvertido método “no genera impactos”, y anunció que “seguiremos defendiendo nuestros derechos en defensa de los al menos 4 mil puestos de trabajo vinculados a la jibia en el Biobío”.

Para calmar las aguas, el ministro Valente agendó una reunión con dirigentes de la industria de la jibia para explicar el polémico veto.

¿Qué alegan los artesanales?

En este escenario, se prenden nuevamente las barricadas en este conflicto y, de hecho, esta mañana un carabinero fue baleado en el rostro durante una protesta de pescadores en Lebu, en la Octava Región.

En el mundo de los artesanales anuncian fuertes movilizaciones en todo Chile, y Miguel Ángel Hernández advirtió que “solo pararemos cuando la norma se cumpla tal y como salió del Congreso: la jibia debe ser capturada solo con potera y línea de mano”.

El dirigente de los pescadores artesanales agregó que “el veto presidencial sigue demostrando el poder de la industria y de las siete familias en la toma de decisiones del Presidente Piñera, por lo tanto ante la injusticia nos rebelaremos y protestaremos con todas nuestras fuerzas”.

A juicio del dirigente, la pesca con cerco –propuesta por el Gobierno– es muy dañina y poco selectiva, “y solo basta ejemplificar con la industria cerquera, que depredó totalmente el jurel de las aguas del país. Es totalmente ilógico incluir esta forma de pesca con la jibia”, remató.

“Desde un inicio se dijo que no al cerco, no al arrastre, solo potera o línea de mano. Nos sentimos defraudados porque pensamos que este gobierno iba a ser más inteligente. Hay que sentarse a conversar bajo qué condiciones quieren implementar que el cerco sea parte de la captura de la jibia”, declaró por su parte Manuel Gutiérrez, presidente del Sindicato de Pescadores Artesanales de Coronel.

“Hay que recordar además que el sistema de cerco fue declarado inadmisible por la Cámara de Diputados. Creemos que el gobierno debe poner de su parte para que la ley de pesca cambie. Esta es una oportunidad para que demuestren que tienen pantalones y acepten la voluntad democrática”, agregó, tajante, el dirigente.

Los industriales también se manifiestan

Pero los industriales tampoco quedaron contentos con la fórmula del Ejecutivo, y restaron validez al método del cerco. “Nos parece inaudito que el Congreso se arrogue el derecho de decidir con qué herramientas se puede realizar la pesca de la jibia y el Gobierno está avalando algo que no procede. Es como si de pronto el Congreso decidiera que en la industria forestal se prohibieran las motosierras y se reemplazaran por hachas, o que en la minería se sustituyeran los explosivos por picotas y palas”, ironizó Osciel Velásquez.

En tanto, la Asociación de Industriales Pesqueros (Asipes), que representa a las empresas pesqueras de la zona centro-sur de Chile, señaló en un comunicado que la pesca industrial busca capturar la jibia para procesarla íntegramente para el consumo humano, una finalidad para la cual el método del cerco no es el indicado.

“Los argumentos entregados por la pesca industrial relativos a que el arte de arrastre de mediagua es sostenible, altamente selectivo, no daña fauna acompañante, no toca el fondo marino (...) nuevamente no han sido escuchados y se ha optado por privilegiar argumentos falaces”, apuntó Asipes.

Críticas desde la oposición

La salida del Gobierno también fue fustigada en el Parlamento. Los diputados de la Democracia Cristiana, Víctor Torres y Joanna Pérez, calificaron como “una pésima señal y una muy mala decisión” la resolución del Gobierno de vetar la ley, lo que obligará a un nuevo trámite en ambas cámaras.

“Lamento profundamente que el Ejecutivo haya hecho oídos sordos respecto de la solicitud que hicieran los pescadores artesanales y muchos de los parlamentarios que presentamos y apoyamos este proyecto de promulgar lo antes posible la ley tal como salió del Congreso”, señaló al respecto Víctor Torres.

“Recordemos que esta ley tuvo un respaldo mayoritario y transversal, más allá incluso de la oposición, ya que hubo parlamentarios de Gobierno que respaldaron este proyecto de ley”, agregó.

Por su parte, la diputada Joanna Pérez, señaló que “el Gobierno equivoca el camino. Es cierto que es una de sus facultades, pero por lo menos en cinco regiones del país tanto los pescadores artesanales como nosotros, como parlamentarios, hemos sido claros al pedir que no se vete y que se promulgue la ley tal como se aprobó en el Congreso”.

“En el caso del veto aditivo, que es lo que ingresaría el Gobierno, agregando el cerco como arte de pesca, esperamos contar con la mayoría necesaria para no permitir que ello ocurra. Aquí, lo fundamental es proteger los recursos marinos y fortalecer la sustentabilidad”, concluyó.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV