viernes, 23 de abril de 2021 Actualizado a las 04:45

Reunión del BCE: Draghi podría rebajar los tipos al 0,5% y activar créditos para Pymes

por 2 mayo, 2013

Reunión del BCE: Draghi podría rebajar los tipos al 0,5% y activar créditos para Pymes
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Bratislava, la capital eslovaca, podría ser hoy el escenario de la cuarta bajada de los tipos de interés que acomete Mario Draghi. Si se cumplen las previsiones, el precio del dinero caería del 0,75 % al 0,5 %, el nivel más bajo de la historia del euro.

No obstante, los expertos consultados por Expansión.com consideran que el impacto de esta medida estaría muy limitado y no sería más que un gesto simbólico. Eso sí, si no baja el precio del dinero podría decepcionar, y mucho. El otro gran foco de la reunión está puesto en un plan de financiación para Pymes que podría aprobar el Banco Central Europeo (BCE).

Desde primera hora de la mañana los miembros del Consejo de Gobierno del BCE se encuentran reunidos en la capital eslovaca para tomar la decisión sobre política monetaria más importante de los últimos tiempos. Estas reuniones se celebran dos veces al año en un país distinto de la zona euro. La próxima cita fuera de su sede será el 2 de octubre en París.

Las expectativas que genera esta cita económica están puestas muy altas. Y más después de que desde el mismo seno de la institución se hayan pronunciado a favor de medidas para reactivar el crédito, entre ellas, bajar el precio del dinero. Ese discurso corresponde al propio Mario Draghi, el presidente del BCE. Pero estas palabras fueron secundadas unos días atrás por Jens Weidmann, el presidente del Bundesbank y uno de los halcones declarados de la autoridad monetaria europea. Aunque en este caso, la rebaja de tipos de la que habló estuvo condicionada a las condiciones económicas y de inflación.

Pero hace una semana, la canciller alemana Angela Merkel, puso la voz discordante en medio de las crecientes expectativas de una rebaja de tipos: recalcó que unos tipos de interés más elevados serían mejores para Alemania. Estas declaraciones cobraron relevancia, más cuando los últimos datos macro, y en especial los de Alemania, han constatado la debilidad de la economía europea. Aún así, esta misma semana, la Asociación de cajas alemanas rechazó un recorte de tipos por considerando que los bancos de países periféricos pueden utilizar el dinero barato para comprar deuda y no tanto para mejorar el crédito a compañías.

Sin embargo, ante el creciente deterioro de la economía europea, especialmente teniendo en cuenta que no existen presiones sobre los precios (el IPC de la eurozona se sitúa por debajo del 2 %), la mayor parte de los expertos descuentan para hoy una bajada de los tipos oficiales de interés, que podrían reducirse por primera vez en 10 meses, desde julio de 2012. El recorte que esperan casi todos los expertos es de 25 puntos básicos, y reduciría el precio del dinero del 0,75 % actual al 0,5 %. Este nivel que pasaría a ser el más bajo de la historia del euro y sería la cuarta vez que Draghi reduce el precio oficial del dinero.

La cuestión clave ahora para anticipar movimientos desde el BCE "es la bajada de la inflación en la zona euro más rápida y contundente de lo previsto, que podría llevar a la autoridad monetaria europea a referirse al riesgo de desinflación tras su reunión del jueves", apunta José Luis Martínez Campuzano, estratega de Citi en España. De hecho, dice que hay un argumento poderoso para que el BCE baje tipos "pese a su convencimiento de que el efecto sobre la liquidez y crédito es insignificante: su impacto sobre el euro".

¿Podría no haber bajada?

Sí, los tipos podrían continuar en el 0,75 %. "Las probabilidades de que se materialice una reducción de tipos han aumentado, pero la bajada podría no llegar en esta reunión", aclara Victoria Torre, responsable de análisis y producto de Self Bank. Esta experta considera que hay que tener en cuenta que eso significaría llevar la contraria a Alemania, que ha dicho que los tipos deberían subirse y no bajarse, por tanto, una bajada no ayudará a los países en crisis, mientras que seguirá alimentando una posible presión inflacionista futura.

En esa línea se manifiesta Joaquín González-Llamazares, director de renta fija de la gestora Deutsche Asset & Wealth Management, que considera que la decisión va a ser "muy ajustada", pero esgrime otras razones. "A tenor de las últimas declaraciones de miembros del consejo parece que sí, sin embargo, los indicadores de actividad como los PMI no se han deteriorado adicionalmente, además podrían esperar a junio a tener las nuevas proyecciones de crecimiento e inflación además de conocer el PIB de la eurozona en el primer trimestre", explica.

Una de las pocas casas de análisis que se desmarca de esta opinión es Merrill Lynch Bank of America, que considera que la bajada de tipos se producirá en junio. Su teoría es que si persiste la debilidad económica el recorte llegaría en junio, pero un solo mes de debilidad no justifica la caída de los tipos.

Cristina Gavín Moreno, gestora de Ibercaja Gestión, también cree que el BCE mantendrá su tipo de intervención en el 0,75%. "Es previsible que siga la línea de su última reunión, manifestando su preocupación por el crecimiento sin preocupaciones adicionales en materia de precios", indica.

Impacto: ¿Será suficiente un recorte de tipos?

Pero, de producirse esta esperada caída del precio del dinero, ¿qué impacto tendría? ¿solucionaría los problemas de fondo que acucian a la zona euro? "El efecto económico y financiero será muy poco significativo porque los tipos monetarios ya están bien por debajo del 0,75", mantiene Roberto L. Ruiz-Scholtes, director de estrategia de UBS.

Una reducción de los tipos de interés es "más un gesto simbólico" que otra cosa, aseguran desde Deutsche Asset & Wealth Management, para añadir que "dada la fragmentación financiera existente, particularmente en países de la periferia la bajada es bastante inefectiva".

Joaquín González-Llamazares explica que el impacto de una rebaja del precio del dinero supone "abaratar el grueso de financiación a plazo (LTRO) que mantienen los bancos". Sin embargo, la transmisión escasa a la economía real, en particular a los países periféricos por la citada fragmentación y el proceso de desapalancamiento de los sistemas financieros europeos en general, ensombrece la medida.

Adicionalmente, "dada la coyuntura actual de drenaje de reservas vía repago al BCE a través de las diferentes ventanas de liquidez disponibles, una bajada desincentivaría dichos repagos contribuyendo a mantener el exceso de reservas y, por tanto, tipos bajos", explica este experto de la gestora de Deutsche Bank.

Ibercaja Gestión, que espera la caída de los tipos para junio, también cree que no va a tener un efecto importante sobre la mejora de la economía, "lo relevante va a ser el mensaje que acompañe dicha bajada. En la medida que el BCE continúe manifestando su preocupación por la debilidad en el crecimiento de la eurozona y anuncie su compromiso por el futuro de la eurozona, o incluso pudiera anunciar medidas adicionales, podría tener un efecto muy relevante sobre la confianza de los inversores que se vería reflejado en el mercado".

Aunque el impacto de una bajada de tipos es limitada (no existe correa de transmisión de la política monetaria), "sería una señal de apoyo de las autoridades monetarias europeas, pero también sería especialmente positivo que se considerase alguna medida para reactivar el crédito a Pymes, si bien la fórmula estaría por determinar" apuntan desde Renta 4.

Plan de Financiación a Pymes y ¿algo más?

Y es que al margen de bajar tipos, "sigue en el horizonte la implementación de medidas no convencionales para mejorar el crédito a las pymes, sin embargo, parece prematuro que en esta reunión vayan a anunciar una gran solución", dice González-Llamazares. "Este tema es peliagudo dada la heterogeneidad de riesgos a lo largo de los diferentes países y quien asume el consumo de capital asociado a la adopción de dichos riesgos.

Últimamente, se ha citado la posibilidad de originar y distribuir titulaciones de préstamos, ¿sin embargo qué balance tiene el capital para asumir el riesgo? El BCE sigue insistiendo en que su papel es el de proveedor de liquidez, carece de capital para asumir un riesgo de tal magnitud. ¿Un organismo supranacional como el Banco Europeo de Inversiones asumiría dichos riesgo? está por ver...", se cuestiona este experto de Deutsche Bank.

UBS, añade que, además, podría flexibilizar algo el colateral a las titulizaciones de créditos a Pymes y ofrecer la perspectiva de tipos en mínimos durante un tiempo prolongado ('forward guidance', abandonando el principio de que "ECB never pre-commits on rates").

"¿Qué más podría hacer el BCE?" se pregunta José Luis Martínez Campuzano. "Aquí se mezclan los deseos con las realidades", dice. "Y entre los deseos está la compra de deuda para reducir la inestabilidad y mantener tipos de interés realmente bajos en los plazos medios y largos, también comprar no sólo deuda pública si no también préstamos y titulizaciones. Pero, estos deseos se enfrentan a la realidad de que el BCE tiene problemas institucionales claros dentro de su mandado que le pueden prohibir o limitar hacer todo lo anterior. Como máximo, espero algo más de flexibilidad en colaterales y 'haircut' sobre titulizaciones de préstamos de las entidades financieras a empresas".

Sea como fuere, Renta 4 recomienda prudencia tras los recientes avances del mercado, y teniendo en cuenta que el BCE podría decepcionar en esta reunión si no baja los tipos de interés e incluso, si sólo baja los tipos, y no anuncia nuevas medidas de expansión monetaria.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV