sábado, 4 de abril de 2020 Actualizado a las 12:43

Opinión: Análisis y proyecciones para la economía chilena del Banco Penta

por 12 diciembre, 2013

Opinión: Análisis y proyecciones para la economía chilena del Banco Penta
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Empleo: La tasa de desempleo en el trimestre móvil agosto-octubre se ubicó en 5,8%. Para los dos últimos trimestres móviles del año, estimamos que la tasa de desempleo bajará marginalmente, influida por efectos estacionales, terminando en diciembre en torno a 5,6%. Con todo, el mercado laboral ha mantenido durante todo el 2013 un extraordinario desempeño, que ha llevado a una gradual, pero sostenida baja en las tasas de desempleo. No obstante este buen comportamiento, otros indicadores laborales entregan señales de que el escenario laboral podría estar cambiando hacia uno algo más holgado, por lo que lo más probable es que durante el 2014 el menor dinamismo previsto para la demanda interna y la actividad debiese desacelerar algo más los salarios y generar una mayor holgura en el mercado laboral. Así, la tasa de desempleo se irá elevando paulatinamente durante el 2014, hasta alcanzar niveles cercanos a 6,5% en los meses de invierno, para luego comenzar a descender y cerrar el año en torno a 6,1%-6,2%.

Sector Externo: Proyectamos que el 2013 cerrará con exportaciones por US$ 78.320 millones e importaciones por US$ 75.200 millones; lo que llevará a la cuenta corriente a terminar con un déficit del orden de US$ 9.000 millones, equivalente a -3,1% del PIB. Hacia el año 2014, estimamos que las condiciones económicas mundiales mejorarán, pero no como para dinamizar sustancialmente los volúmenes exportados, los que estimamos crecerán no más allá de 2,6% anual. Con todo, proyectamos que las exportaciones de bienes se ubicarían en la cercanía de US$ 79.000 millones, mientras las importaciones alcanzarían los US$ 78.000 millones, llevando el déficit de cuenta corriente a la cercanía de los US$10.800 millones, equivalente a -3,8% del PIB.

Inflación: La inflación de noviembre sorprendió al mercado al registrar 0,4% mensual, alza que estuvo muy influida por el aumento de los alimentos. Para diciembre, en tanto, estimamos que la inflación se ubicaría en torno a 0,2%-0,3% mensual, debido a aumentos en Transporte y Educación, que serán parcialmente compensados por un descenso en el Vestuario. Con ello, la inflación cerrará el año con una tasa anual en torno a 2,6%-2,7%. Para el primer trimestre del 2014, estimamos que la inflación anual se mantendrá con registros anuales en torno a los del cierre del 2013, para elevarse en el segundo trimestre hacia cifras algo por sobre 3,0% anual y posteriormente bajar hasta converger hacia una tasa cercana a 2,7%-2,8% anual en diciembre.

Tasas de Interés: En su reunión del mes de noviembre, el Banco Central redujo la tasa de interés de política monetaria desde 4,75% a 4,5% anual, dejando explícito en su comunicado un sesgo neutral de la política monetaria. En este contexto, es altamente probable que el instituto emisor decida hacer una pausa en el mes de diciembre. En nuestra opinión, y dado que la política monetaria actúa con rezagos, la economía chilena no tendrá muchos más impulsos para crecer durante el 2014 que la política monetaria.

En este contexto, estimamos que el Banco Central deberá moverse con premura si quiere afectar la actividad hacia la última parte del 2014, por lo que debiese bajar la TPM a lo menos 50 puntos base más durante el primer trimestre del próximo año. Las tasas de los BCU a 10 años, luego de bajar sostenidamente durante el mes de noviembre, se han estabilizado en torno a 2,13%. Es de esperar, sin embargo, que estas debiesen elevarse marginalmente hacia los primeros meses del 2014, en la medida que aumenten las expectativas del retiro de estímulos en EEUU y se eleven las tasas internacionales de largo plazo.

Tipo de Cambio: En los últimos días el peso chileno se ha depreciado en forma importante frente al dólar, alcanzando niveles por sobre $530, movimiento que ha estado fuertemente impulsado por expectativas más que por fundamentos económicos. En efecto, los mejores datos económicos en EEUU incrementaron las expectativas de que el fin del estimulo de la FED se iniciaría antes de lo previsto, lo que elevó nuevamente las tasas de interés americanas, mientras que en Chile las dos bajas consecutivas de la TPM y las expectativas que estas bajas continuarán, redujeron las tasas de interés en Chile.

Este diferencial en tasas ha estado provocando una salida importante de capitales desde nuestra economía, y debiese continuar haciéndolo en el futuro inmediato, de modo que nuestra paridad se mantendrá fluctuando en torno a $520-$530 en lo que resta del año.

Durante el 2014 el peso chileno debiese seguir presionado a la depreciación, estimándose que alcanzará un nivel promedio más cercano a $530 que a los $495 con que promediará en el 2013. A comienzos del 2014, la depreciación del peso se acentuaría ya que estimamos se dará inicio al retiro de los estímulos monetarios por parte de la FED.

Además, las tasas de interés internacionales tenderán al alza, lo que es coherente con un dólar apreciado. Por otra parte, las expectativas de nuevas bajas en la TPM chilena continuarán durante los primeros meses del 2014, presionando al alza nuestra paridad.

(*Este análisis es parte del informe Visión Económica de diciembre que publica el Banco Penta)

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV