lunes, 21 de septiembre de 2020 Actualizado a las 03:07

PAÍS

La alerta de la plataforma especializada ICOVID: “A nivel nacional aún estamos lejos de tener bajo control” el coronavirus

por 27 agosto, 2020

La alerta de la plataforma especializada ICOVID: “A nivel nacional aún estamos lejos de tener bajo control” el coronavirus

Crédito: ATON

Según el tercer informe de esta iniciativa de monitoreo creada por la Universidad de Chile, la Pontificia Universidad Católica de Chile y la Universidad de Concepción, los contagios han aumentado a nivel nacional y preocupan en especial las cifras de las regiones entre Arica y Coquimbo, Biobío y Magallanes. Solo las regiones de La Araucanía y Aysén presentan indicadores de carga de entre 1 y 5 casos nuevos por cada 100. Respecto a la trazabilidad, la académica de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Chile, Alejandra Fuentes-García, advirtió que “la notificación temprana, que está en la base de una estrategia efectiva, continúa bajo el 50% en todas las regiones, lo que es preocupante y requiere acciones para seguir fortaleciendo esta estrategia en todo el país”.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Un llamado de alerta formuló el equipo ICOVID Chile, señalando que aún el país está lejos de tener bajo control el COVID-19, preocupando especialmente la situación del norte –entre las regiones de Arica a Coquimbo–, así como las regiones del Biobío y Magallanes.

El equipo ICOVID Chile, iniciativa creada por la Universidad de Chile, la Pontificia Universidad Católica de Chile y la Universidad de Concepción, presentó su tercer informe para monitorear la pandemia en el país, con información obtenida hasta el domingo 23 de agosto.

El investigador en salud pública y académico de la Escuela de Gobierno de la Pontificia Universidad Católica de Chile, Eduardo Undurraga, sostiene que la situación en los extremos del país, la zona norte y en la Región de Magallanes, son las más preocupantes.

"El norte de Chile lleva varias semanas con un alto número de personas infectadas y se mantiene en rojo en varios indicadores. Magallanes está empeorando rápidamente y requiere medidas urgentes de control de la propagación del virus. Por último, la Región del Biobío muestra claros signos de deterioro en los indicadores en la última semana, requiriendo reforzar las medidas de control”, explicó el académico UC.

Sin embargo, se observan mejoras en algunas zonas. “La Araucanía es la región que muestra mejor desempeño en los indicadores analizados. Junto con Aysén, son las dos únicas regiones del país que muestran el indicador de carga de contagios en amarillo, es decir, entre 1 y 5 casos nuevos por cada 100 mil habitantes”, dice el informe.

En cuanto a la dinámica de los contagios, se observa que el número de casos nuevos se ha mantenido relativamente estable en rojo (fuera de control) durante los últimos siete días, siguiendo la tendencia de la semana pasada. A nivel regional, la mayoría de las regiones presenta este indicador en color rojo, a excepción de La Araucanía y Aysén (amarillo), y la Región Metropolitana (naranjo).

“En la última semana hemos visto un aumento del número de casos nuevos en las regiones de Coquimbo, Metropolitana, Maule, Ñuble, Los Ríos, y un aumento particularmente significativo en Magallanes. La única región que ha mostrado una disminución es La Araucanía”, precisa el informe.

En tanto, sobre la velocidad de transmisión, la estimación puntual del R efectivo ha mostrado un aumento a nivel nacional durante la última semana, llegando a 1,06 +- 0,14.

Casi todas las regiones tienen un nivel de transmisión preocupante a excepción de La Araucanía. “Las regiones de Antofagasta, Coquimbo, Metropolitana, O’Higgins, Maule, Ñuble, Biobío y Los Ríos muestran un aumento en su indicador de transmisión durante la última semana”, lo que implica que el número de personas que cada infectado contagia en promedio, ha ido al alza.

En términos generales, durante la última semana han aumentado tanto su indicador de carga como de transmisión las regiones de Coquimbo, Metropolitana, Maule, Ñuble y Los Ríos. La Región de Magallanes es particularmente preocupante, debido al aumento explosivo del número de casos nuevos (pasó de 37 a 70 casos nuevos cada 100 mil habitantes, entre el 15 al 22 de agosto), manteniendo su R efectivo entre 1,48 +-0,4.

Según explica Guillermo Cabrera-Vives, académico y director de la Unidad de Ciencia de Datos del Departamento de Ingeniería Informática de la Universidad de Concepción, aún estamos lejos de tener bajo control el COVID-19.

“Podemos ver que en términos de carga y transmisión no solo la mayoría de las regiones están en rojo, sino que se ve un aumento en varias de ellas durante la última semana. La única excepción es La Araucanía, donde hay un índice de carga moderado y un índice de transmisión cercano al peligroso. Todas las otras regiones tienen sus números reproductivos efectivos (R) sobre 1. Es de particular preocupación lo que ocurre en Magallanes, que ha visto una explosión en sus casos diarios durante la última semana”, sostiene.

Sobre la dimensión de testeo, el informe precisa que “la positividad a nivel nacional muestra una consistente mejora en las últimas semanas, con 7% de test positivos del total de test efectuados. La positividad se mantiene bajo 10% en 10 de las 17 regiones del país”.

Sin embargo, estas cifras preocupan en la zona norte, en particular en Arica, Tarapacá y Coquimbo (13%-14%), al igual que en Magallanes, donde actualmente hay un 17% de positividad y una tendencia muy marcada al alza. Atacama, que muestra una mejora consistente (10%) y destacan las regiones desde Araucanía a Aysén con positividad entre 0% y 4%.

Asimismo, el informe detalla que “se mantiene una capacidad de testeo alta y estable en el país, con alrededor de 26.000 PCR informadas diariamente”.

La zona norte y Magallanes, las de mayor preocupación por la pandemia, muestran también un aumento en la tasa de testeo por mil habitantes. Esta tendencia es positiva, pero aún insuficiente, puesto que las tasas de positividad se mantienen también sobre 10%.

Las cifras de la trazabilidad

La trazabilidad, en tanto, se mantiene en niveles similares a los observados la semana anterior en todo el país, con una proporción nacional de 36% de casos nuevos notificados al Ministerio de Salud dentro de 48 horas desde el inicio de síntomas y con una variación entre 23% y 47% entre regiones.

La académica de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Chile, Alejandra Fuentes-García, explica que “el indicador de trazabilidad estima la proporción de casos nuevos de COVID-19 que son notificados al Ministerio de Salud en un plazo de 48 horas desde el inicio de síntomas.

"Esta notificación temprana, que está en la base de una estrategia efectiva de trazabilidad, continúa bajo el 50% en todas las regiones, lo que es preocupante y requiere acciones para seguir fortaleciendo esta estrategia en todo el país. Lo recomendable sería que este indicador esté sobre 70%. Preocupa especialmente la situación de Coquimbo, que es la región del país con una menor proporción de casos informados tempranamente a la autoridad, donde alcanza solo 23%. Destaca positivamente Maule, que casi duplica este indicador en relación con la
semana anterior (de 24% a 46%)”, agregó.

Entre Arica y Valparaíso la trazabilidad varía entre 23% y 41%; mientras que en las regiones Metropolitana y O'Higgins el indicador está en 37%; en Maule, Ñuble, Biobío, Los Ríos, Los Lagos y Magallanes se observa una proporción algo más elevada de casos notificados tempranamente, pero aún inferior al 50%.

La capacidad del sistema de atención médica se mantiene estable a nivel nacional, aproximándose al nivel de control de menor riesgo, y con un porcentaje de uso de camas de 75%, equivalente a la primera semana de mayo. Preocupa Antofagasta (86%), que se ha mantenido en el último tiempo fluctuando entre zona naranja y roja, que implica que se requieren medidas urgentes; mientras que las cifras de Magallanes (87%) y Biobío (80%) muestran un aumento en la demanda durante la última semana.

Con respecto al uso de camas UCI por pacientes con COVID-19, se observa una mejora a nivel nacional, con 73% de este tipo de camas ocupadas a nivel nacional. Este indicador disminuye sustantivamente en la Región Metropolitana con respecto a la semana anterior, pasando de 75% a 57% de ocupación UCI por pacientes COVID-19. También se observa una disminución en Arica, pasando de 96% a 62%. Siguen preocupando las situaciones de Tarapacá (80%) y Coquimbo (85%), las más altas del país, que muestran sobrecarga de uso de camas UCI por pacientes COVID-19.

En tanto, la variación semanal de hospitalizaciones totales por COVID-19 se mantiene en cifras “verdes”, es decir, siguen disminuyendo a nivel nacional, manteniéndose en -12% en los últimos días.

Revise el informe completo aquí.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV