Publicidad

Alejandra Sepúlveda y reforma de pensiones: “La suma urgencia tiene un sentido de absoluta realidad”

La senadora independiente e integrante de la Comisión de Trabajo, señaló que la idea de legislar debería quedar despachada a Sala durante la primera quincena de junio, y detalló que existen “alrededor de once acuerdos para avanzar en la tramitación”.


La senadora por la Región de O’Higgins, Alejandra Sepúlveda, se refirió al cronograma de discusión sobre el cual la Comisión de Trabajo y Previsión Social del Senado está ordenando los temas en particular de la reforma de pensiones, y sobre cómo esto conversa con la suma urgencia ingresada por el Ejecutivo durante los últimos días.

En conversación con El Mostrador, la parlamentaria afirmó que existen alrededor de once a trece temas en los cuales hay acuerdo, por lo que “votar en contra de la idea de legislar es la imposibilidad de encontrar una mejora al sistema hoy día”. “¿Dónde tenemos dificultades? En el 3%, que nosotros creemos que tiene que ir al Seguro Social, y la dificultad de cómo se reorganiza la industria”, señaló.

-¿Qué le parece la suma urgencia ingresada por el Gobierno y la molestia de la oposición a propósito de que ya había un cronograma de trabajo acordado?
-Primero, yo creo que tiene un sentido de absoluta realidad lo que ha hecho el Gobierno. Hoy día si tú vas a las calles, si tú vas a cualquier reunión como parlamentaria, e incluso son los comentarios permanentes en los clubes de adulto mayor, por ejemplo. Es lo que le pasó al Presidente en Peralillo, cuando una señora se le acerca y le dice “mire mis manos, yo estoy trabajando a los 65 años y más, como muchas de las personas de la tercera edad”. Entonces, hay una urgencia social, una urgencia evidente que tenemos que nosotros aquilatar en relación a los procesos que hoy día tenemos en el Senado y en la Cámara de Diputados. Es algo que tenemos que constatar, e incorporar ese antecedente, que yo creo que es el más importante, de cómo solucionamos los problemas de las personas. Y este problema, además, se viene arrastrando durante muchos años.

Es el tercer intento de reformar el sistema de pensiones. Y yo diría que vamos en un tranco, algunos dicen sin pausa, pero lentamente. Pero podríamos tener una mayor celeridad en buscar una solución lo antes posible. Entiendo el disgusto de la oposición. Pero aquí, al mismo tiempo, es la ciudadanía la que nos obliga, es un deber ético acelerar el proceso y buscar una solución a las pensiones hoy día.

-¿En qué consiste el cronograma de trabajo establecido y cómo se separaron los temas para la discusión?
-Colocamos a disposición nuestros asesores primero. Hay un conjunto de personas donde cada senador y senadora va a poner a disposición a las personas que trabajan en estos temas con nosotros. Y nos hemos puesto de acuerdo en seis bloques, y lo que no se ha dicho mucho es que son seis bloques en que los temas van de mayor acuerdo a menor acuerdo.

Tenemos casi once acuerdos. Once acuerdos que hemos visto en la discusión. Primero, tenemos acuerdo en el aumento del pago del 3%, o sea, del 6%, y de 3% que se vaya a capitalización. Nosotros hubiésemos preferido que el 6% fuera completamente al Seguro Social, pero, bueno, parte del acuerdo va a ser que vaya a capitalización individual. Tenemos acuerdo en que aumente el tope imponible y eso significa un aumento en la cantidad del monto acumulado de tu cotización. Tenemos también una flexibilidad y una mejora en las cotizaciones de las personas que son independientes, quienes van a poder cotizar por muchas otras fuentes, por lo tanto, ahí también va a haber un mayor aumento en su monto de fondo a cotizar.

Por otro lado, el tema de las lagunas previsionales, que son muy importantes sobre todo en nosotras las mujeres, que va a ser reemplazado a través del Fondo de Cesantía. También el aumento de la PGU, yo creo que ahí no hay ninguna duda que se llegue a los 250 mil, y que en seis años tenga efectivamente el carácter de universal.

El fin de la oferta externa de rentas vitalicias. Recordar aquí que las aseguradoras hacen ofertas por el lado, bueno, queremos que se concrete en un plan estable y que sea una oferta determinada y no que existan competencias por fuera. También estudiar el seguro de longevidad. La flexibilidad a los límites de inversiones, eso es muy importante para las AFP, y también hay un acuerdo para que eso ocurra. La disminución de las exigencias para que las personas de renta vitalicia puedan entrar a este sistema.

O sea, si lo vemos, tenemos alrededor de once a trece temas en los cuales estamos de acuerdo. Por lo tanto, el votar en contra de la idea de legislar es la imposibilidad de encontrar una mejora al sistema hoy día. ¿Dónde tenemos dificultades? En el 3%, que nosotros creemos que tiene que ir a Seguro Social, y la dificultad de cómo se reorganiza la industria.

-¿Cómo salir de ese nudo de la distribución del 6%? ¿Hay luces de cómo va a evolucionar esa discusión?
-Hay once acuerdos, aprobemos en general, y vamos incorporando las indicaciones donde sí hoy día podemos tener un acuerdo. Respecto al 3% que a nuestro juicio debería ir al Seguro Social, lamentablemente no tenemos ningún acercamiento todavía, pero tampoco tenemos de parte de la oposición propuestas. Porque lo que estamos diciendo es que todo lo que tiene que ver con lo no contributivo, que tiene que ver con la PGU, en todo eso hay acuerdo. Pero en lo contributivo, que tiene que ver con tu ahorro, no hay acuerdo. Tenemos que estimular el ahorro, para eso tenemos el Seguro Social y la certeza del 0,1 UF por año, con un tope de 30.

Frente a esa propuesta que está haciendo el Gobierno, no hay ninguna propuesta desde la oposición en relación a cómo mejorar a aquellas personas que sí hacen esta cotización obligatoria. Entonces solo la PGU, pero cómo hacemos que las personas que van a jubilar hoy día, no las del futuro, sino que las personas que hoy día van a jubilar, y las que ya jubilaron con pensión contributiva, tengamos una propuesta real desde la oposición.

-¿Qué opina sobre la propuesta de senadores de oposición respecto a avanzar en el 3% de cotización individual, que es donde sí hay acuerdo, y dejar para más adelante el otro 3% en disputa?
-Es que es bien complejo, porque eso significa subir las pensiones a las personas desde el año 2070 en adelante. Pero qué pasa con las pensiones de hoy. Entonces es bien injusto para las personas que ya están jubiladas y que están recibiendo esta jubilación y no pueden vivir con ella. Y, además, ¿qué pasa con las personas que van a jubilar ahora o en cinco años más? O sea, con el 3% que plantea hoy día la derecha, lo que logramos es subir las pensiones en el año 2070. ¿Y por qué decimos eso con tanta seguridad? Porque todos los simuladores, que nadie cuestiona, que tiene el Ministerio de Hacienda, plantean que este 3% solo va a tener un aumento en ese periodo. Y la única forma posible que nosotros vemos es a través de este Seguro Social. La verdad es que yo esperaría un acto de generosidad, y más que generosidad, de realismo, de que entiendan qué es lo que les está pasando a los jubilados y jubiladas, especialmente a las mujeres de clase media hoy, que no están recibiendo ni siquiera un salario mínimo.

-Siendo realistas, ¿para cuándo el proyecto debería estar despachado de la Comisión, por lo menos despachada la idea de legislar y que pase a Sala?
-Nosotros esperamos que en la primera quincena del mes de junio podamos estar despachando la idea de legislar. Es lo único que estamos pidiendo, y yo creo que la oposición no puede rechazar la idea de legislar, porque en las modificaciones que existen, por lo menos en once o doce, ya tenemos un acuerdo, sobre todo en el tema de la Pensión Garantizada Universal. Si no dan el acuerdo, ni siquiera podemos subir la PGU. Y las cosas en que no estemos de acuerdo, bueno, tendremos que dar la explicación al país, a los jubilados de hoy, a la clase media, que es donde suben estas pensiones, y fundamentalmente a nosotras las mujeres. Porque recordar, además, que con parte de ese 3% también se logra la equidad y el equilibrio entre hombres y mujeres al minuto de jubilar. Entonces, si no se vota ese 3% en Seguro Social, está perdiendo fundamentalmente la clase media y, fundamentalmente, nosotras las mujeres.

-Solo para despejar, en el Senado, a diferencia de la Cámara, se despacha la idea de legislar, y luego se viene la discusión en particular…
-Muy buena tu pregunta, porque es muy importante. Porque la diferencia es que en la Cámara se vota todo junto. Se vota la idea de legislar y las indicaciones. En general y en particular. En cambio, en el Senado, para poder proseguir con el trámite, para poder incorporar indicaciones, tienes que votar primero la idea de legislar. En el fondo, es si quieres o no quieres hablar de este tema. Entonces, por eso es tan importante, y yo diría de una lógica legislativa pura, a raíz del procedimiento del Senado, que tengamos que votar lo antes posible la idea de legislar y, a partir de eso, se incorporan las indicaciones.

Publicidad

Tendencias