jueves, 23 de septiembre de 2021 Actualizado a las 08:13

Bolivia: ONU condena represión a indígenas y aplazan interpelación a ministros

por 30 septiembre, 2011

Bolivia: ONU condena represión a indígenas y aplazan interpelación a ministros
En paralelo, el ex embajador boliviano en la ONU Pablo Solón pidió al presidente Evo Morales la suspensión definitiva de las obras de la carretera que atravesará un parque natural y las asociaciones de prensa rechazaron las acusaciones del mandatario de que los medios son su "mejor opositor" y falsearon la información sobre la represión policial.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

La ONU condenó este viernes "el uso excesivo e indiscriminado de la fuerza" del Gobierno boliviano contra la marcha indígena en la Amazonía que se opone a la construcción de una carretera, mientras el Congreso aplazó la interpelación a tres ministros por ese operativo que estaba convocada para mañana.

En paralelo, el ex embajador boliviano en la ONU Pablo Solón pidió al presidente Evo Morales la suspensión definitiva de las obras de la carretera que atravesará un parque natural y las asociaciones de prensa rechazaron las acusaciones del mandatario de que los medios son su "mejor opositor" y falsearon la información sobre la represión policial.

El Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos (OACNUDH) deploró en un comunicado que la policía haya reprimido el domingo la marcha de alrededor de 1.500 indígenas cuando descansaban en su campamento, cerca del pueblo de Yucumo, a 300 kilómetros de La Paz.

La ONU dice que el ataque policial dejó más de cien heridos y unos 200 detenidos, "que recobraron su libertad 17 horas después, y además provocó que varios niños y niñas fueran temporalmente separados de sus progenitores".

Morales y su gabinete negaron responsabilidad y aunque el mandatario pidió perdón, desde el lunes se han producido protestas en todo el país y se ha presentado una crisis institucional con la renuncia de dos ministros, un viceministro y otros funcionarios.

La ONU destacó que Morales ha pedido perdón, pero ratificó "la importancia del respeto de los derechos de los pueblos indígenas" y su derecho a ser consultados antes de aprobar medidas o proyectos que les afecten.

La movilización de los nativos rechaza la construcción de la carretera en el Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis) y reclama que no se les haya consultado antes de avanzar en el proyecto, financiado por Brasil.

La marcha cumplió 41 días el domingo cuando fue intervenida por centenares de policías, pero será retomada en breve porque los indígenas exigen que Morales suspenda las obras definitivamente y no sólo mientras se realiza una consulta a las regiones que serán unidas por la vía, como prometió el presidente.

El dirigente aimara Rafael Quispe dijo a Efe que han decidido reunirse en un pueblo de la Amazonía, cerca al lugar donde fueron reprimidos, para retomar la caminata hacia La Paz posiblemente esta semana, aunque no precisó fecha ni lugar.

Los indígenas también han rechazado volver a dialogar con los ministros de Morales, tras ocho intentos fracasados, y están decididos a no negociar hasta llegar a La Paz.

La intervención policial provocó que el Poder Legislativo citara para mañana a tres ministros para explicar la actuación de los agentes, pero el vicepresidente del país, Álvaro García Linera, anunció en rueda de prensa que ese acto se aplazó sin nueva fecha.

Dijo que la suspensión se debe a que dos de los tres ministros viajaron al sureste del país para reunirse con guaraníes para dialogar, aunque se trata de un grupo distinto al que protesta contra la construcción de la carretera por el Tipnis.

Los ministros citados eran el de la Presidencia, Carlos Romero; de Obras Públicas, Walter Delgadillo, y de Gobierno (Interior), Wilfredo Chávez, que juró el cargo el martes, tras la dimisión de su predecesor, Sacha Llorenti, por causa de la represión policial.

El vicepresidente dijo lamentar que los líderes indígenas de la marcha no acepten volver a dialogar con el Gobierno, decisión tomada como una reacción a la represión.

A la oleada de protestas y las criticas a Morales, se sumó hoy el exmbajador Solón que le reclamó que "no se puede hablar de defensa de la Madre Tierra y al mismo tiempo promover la construcción de una carretera" que la "hiere", que "no respeta los derechos indígenas y viola de manera 'imperdonable' los derechos humanos".

Es "incomprensible", agregó, que Bolivia promueva la Conferencia Mundial de la ONU sobre Pueblos Indígenas en 2014, si el país no encabeza la aplicación de la "consulta previa, libre e informada" a los indígenas sobre los proyectos que les afectan.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV