jueves, 9 de abril de 2020 Actualizado a las 20:54

Ataque al principal aeropuerto de Turquía dejó cerca de 40 muertos

La ambivalencia de Erdogan: lucha abierta y persecución a los kurdos, los más efectivos combatientes contra el Estado Islámico

por 28 junio, 2016

La ambivalencia de Erdogan: lucha abierta y persecución a los kurdos, los más efectivos combatientes contra el Estado Islámico
Turquía, dirigida por Recep Tayyip Erdogan, ha tenido un rol de "bisagra" y bastante cambiante respecto a la política de su nación frente al conflicto en Medio Oriente, teniendo en cuenta que comparte fronteras con los países en conflicto y es ventana de salida para Occidente. Pero la mano ambivalente no se aplica a la interna del país, principalmente con el conflicto que se mantiene con el pueblo kurdo, la que ha demostrado su efectividad a la hora de enfrentar al Estado Islámico.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El último ataque realizado al aeropuerto más importante de Turquía, el Atatürk de Estambul, resultado de un triple atentado suicida que dejó al menos 36 muertos, además de los tres terroristas, y cuyos primeros indicios apuntan que fue perpetrado por el yihadista Estado Islámico (EI), trae consigo la duda del rol que juega Turquía en medio del conflicto.

Esta es el último de "una larga serie de acciones armadas con las que tanto los yihadistas del Estado Islámico (ISIS, en sus siglas en inglés) como los nacionalistas kurdos de varios grupos armados han provocado más de 250 muertos durante el último año en el país", señala El País.

Y recuerda que Turquía, uno de los más importantes miembros de la OTAN -liderado por EE.UU. y abiertamente antiterrorista-, ha pasado de ser un "oasis de paz en medio del caos de Oriente Próximo a sucumbir a las tensiones que azotan la zona".

Y es que este país, dirigido por  Recep Tayyip Erdogan, ha tenido un rol de "bisagra" y bastante cambiante respecto a la política de su nación frente al conflicto en Medio Oriente, teniendo en cuenta que comparte fronteras con los países en conflicto y es ventana de salida para occidente.

Esto se ha visto reflejado en que, a pesar de pertenecer a la OTAN, no comparte su posición de la Alianza sobre Siria. En marzo el primer ministro, Recep Tayyip Erdogan, señaló que para el Ejército turco "la tregua en Siria no es obligatoria".

Además Turquía ha demostrado que apoya abiertamente al Frente al Nusra, la división siria de Al Qaeda. "El Frente al Nusra está en guerra con el EI, pero los denominan 'malos'. ¿Pero por qué los consideran 'malos'? Los del Frente Al Nusra se convirtieron en terroristas porque difieren de los demás en su posición", explicó el líder turco en un discurso, señaló según RT.

Además, a esto se suma el descontento con el acuerdo entre Rusia y EE.UU. sobre Siria, ya que este favorece al gobierno de Al Assad, pero tuvo que apoyar formalmente el cese del fuego en ese país.

Los Kurdos y el conflicto interno

Pero la mano ambivalente no se aplica a la interna del país, principalmente con el conflicto que se mantiene con el pueblo kurdo, el que inició en 1984 y ha cobrado más de 40.000 víctimas mortales, el que se desarrolla entre el Estado turco y el Partido de los Trabajadores del Kurdistán, organización insurgente de carácter étnico-nacionalista, comparado habitualmente con ETA en el País Vasco o el IRA en Irlanda del Norte, la que ha demostrado su efectividad a la hora de enfrentar al Estado Islámico.

Un ejemplo de la política de orden interno es la aprobación en el Parlamento turco ha aprobado una ley que da inmunidad a los militares que participan en la lucha contra la guerrilla kurda del PKK, que solo podrán ser procesados por actos cometidos en acto de servicio si así lo autoriza el Gobierno, esa ley establece que la Fiscalía no puede encausar a altos mandos de las Fuerzas Armadas si no lo aprueba el primer ministro, mientras que para el resto de militares es preciso el visto bueno del Ministerio de Defensa, explicó EFE.

Día antes la Policía y el Ejército turco habían lanzado una amplia operación contra la guerrilla del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) que incluyó bombardeos con cazas y helicópteros y la declaración del toque de queda en 25 localidades de la provincia de Diyarbakir, en el sureste del país. La oficina del Gobernador de Diyarbakir indicó que el objetivo de este despliegue es eliminar a los miembros del PKK en la zona y localizar y destruir almacenes y refugios de la guerrilla.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV