miércoles, 8 de julio de 2020 Actualizado a las 22:02

MUNDO

Cuesta arriba para Trump: las protestas no cesan en EE.UU. pese a la amenaza de mano dura del Presidente

por 2 junio, 2020

Cuesta arriba para Trump: las protestas no cesan en EE.UU. pese a la amenaza de mano dura del Presidente

Crédito: AFP

Nueva York vive este martes una nueva ola de protestas ciudadanas por la violencia policial contra los afroamericanos, tras una noche de saqueos en Manhattan, que llevó al alcalde a extender el toque de queda hasta el próximo domingo. Además, los manifestantes volvieron a congregarse este martes en el centro de Washington y una enorme valla les impide acercarse a la Casa Blanca. Las protestas han disparado la tensión política, sobre todo tras el despliegue de Donald Trump el lunes, a quien la oposición lo acusa de "echar gasolina al fuego". De hecho, la carta demócrata Joe Biden señaló que "el presidente está más preocupado por el poder que por los principios", pero Trump le replicó que "la debilidad nunca vencerá a anarquistas, saqueadores o matones, y Joe ha sido políticamente débil toda su vida" [ACTUALIZADA]
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Pese a que Donald Trump prometió restaurar el orden, amenazando con desplegar el ejército si fuera necesario, las protestas por el asesinato del ciudadano negro George Floyd a manos de la policía no cesan en Estados Unidos.

Nueva York vive este martes una nueva ola de protestas ciudadanas tras una noche de saqueos en Manhattan que llevó al alcalde Bill de Blasio a extender el toque de queda hasta el próximo domingo en un intento por frenar disturbios que han dejado partes de la ciudad muy afectadas. Esta mañana, en distintos puntos de la Gran Manzana, todavía se podían ver los escaparates rotos, los productos desparramados por los sueltos o los restos de fuegos en plena calle.

En tanto, cientos de manifestantes volvieron a congregarse este martes en el centro de Washington en una protesta pacífica por la violencia policial contra los afroamericanos, pero una enorme valla les impidió acercarse a la Casa Blanca mientras las autoridades prometían reforzar aún más el dispositivo de seguridad.

"¡No puedo respirar!", coreaba un centenar de personas, que se tendieron en el suelo a la vez en la intersección entre las calles H y 16 para repetir la frase que enunció el afroamericano George Floyd la semana pasada, poco antes de morir por asfixia debido a la presión que ejercía sobre su cuello la rodilla de un policía blanco.

Alta tensión

El clima ha disparado la tensión política, sobre todo tras el despliegue de Donald Trump el lunes, a quien la oposición demócrata lo acusa de "echar gasolina al fuego".

Ayer, poco después de que la policía despejara a los manifestantes apostados fuera de la iglesia de Saint John, un histórico edificio cerca de la Casa Blanca dañado el domingo con las protestas, Trump caminó hasta el lugar y se dejó fotografiar con una Biblia en la mano.

Este martes, Trump reiteró este martes su mensaje y afirmó que en la capital "no hubo problemas" la noche anterior y alabó el rol de la policía. Sin embargo, en varias ciudades, desde Filadelfia a Los Angeles, los disturbios continuaron por séptima noche consecutiva afectando a más de 140 localidades, con cientos de arrestos y varios policías y manifestantes heridos.   En Washington fueron detenidas 300 personas, la mayoría por saltarse el toque de queda. También hubo arrestos por robos y saqueos, informó el jefe de la policía local, Peter Newsham.

La respuesta de Trump a los mayores disturbios en décadas fue criticada por Joe Biden, el que muy probablemente será el candidato de los demócratas en las elecciones de noviembre.

En un discurso este martes, Biden dijo que las protestas son una "llamada de alerta" y prometió que si es elegido va a luchar contra el "racismo sistémico".

Biden indicó además que la forma en la que Trump ordenó desalojar a manifestantes pacíficos apostados cerca de la Casa Blanca le hace pensar que "el presidente está más preocupado por el poder que por los principios".

La respuesta de Trump a Biden fue muy en el estilo del Presidente. Vía Twitter, el mandatario aludió al candidato demócrata a quien llama “Sleepy (adormecido)” Joe. “Ha estado en política durante 40 años y no hizo nada. Ahora finge tener las respuestas. Ni siquiera sabe las preguntas. La debilidad nunca vencerá a anarquistas, saqueadores o matones, y Joe ha sido políticamente débil toda su vida. ¡LEY Y ORDEN!”, escribió Trump.

“Black Out Tuesday”

Las imágenes de la muerte de George Floyd, que yace en el suelo esposado con la rodilla de un policía en el cuello y clama "no puedo respirar", frase que se convirtió en consigna de esta ola de indignación y protestas que no se veía desde la lucha por los derechos civiles de la década del 60.

En las redes sociales, la etiqueta "Black Out Tuesday" tiñó de negro Twitter, Facebook e Instagram este martes, en tanto las protestas se extendieron a otros países con movilizaciones en París, Tel Aviv, Sídney y Buenos Aires, entre otras ciudades.

En París, por ejemplo, la protesta estuvo dedicada a Adama Traoré, un hombre negro que murió en 2016 tras ser arrestado.

"Lo que pasa en Estados Unidos provoca un eco de lo que pasa en Francia", dijo a la agencia AFP la hermana del fallecido, Assa Traoré.

Desde Ginebra, la Alta Comisionada de la ONU para los derechos humanos, Michelle Bachelet, dijo que las manifestaciones ponen de manifiesto la "violencia policial" y la "discriminación racial endémica" en Estados Unidos.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV