viernes, 19 de octubre de 2018 Actualizado a las 00:18

Autor Imagen

Sin lanzar bombas molotov

por 13 junio, 2011

  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El terrorismo tiene distintos orígenes. A veces proviene de causas desesperadas, incluso buenas causas, que no encuentran acogida y por eso sus impulsores recurren a la violencia. Algunas luchas por la Independencia nacional de ciertos países dieron lugar a un terrorismo de esa indole.

Otras veces está en el carácter de ciertas personas y tendencias. Odian todo, salvo lo que las motiva a ellas. La única manera de imponer a los demás lo que reinvidican es mediante el terror. Como no pueden ganar elecciones, procuran alcanzar el poder por las armas. Es el caso generalizado de los regímenes marxista-leninistas, cuya doctrina se funda en el odio, y que han sido afortunadamente dejados atrás por la historia. Necesitaban la violencia para triunfar. Cuando estaban a punto de lograrlo en Chile, fueron derrotados por las fuerzas uniformadas, a instancias de la mayoría civil.

Como la violencia es rentable, casi todos los que pretenden extraer algo a los demás, principalmente al Estado, recurren a ella. Estudiantes, trabajadores, personas sin tierra que desean tenerla gratuitamente, ecologistas y agrupaciones variadas alteran el orden público sabiendo que eso refuerza sus respectivas peticiones. En algunos casos la violencia es espectacularmente rentable, como en los de valiosos fundos que el Estado entrega gratis a comunidades indígenas.

Excepcionalmente, hay un grupo ciudadano al cual le han sido desconocidos sus derechos básicos, como el de que se le apliquen las leyes vigentes, y que, pese a eso, jamás ha recurrido a la violencia para reivindicar su derecho a la legalidad. Se trata de los uniformados en retiro, que han sido procesados y condenados con abierta infracción de la Constitución y las leyes.

Sus camaradas activos o en retiro y sus familiares siempre han hecho sus peticiones en términos respetuosos y alejados de toda violencia. Tal vez por esa razón ya han corrido dos décadas y nada han conseguido. Los Presidentes podrían haberlos indultado y no lo han hecho. Los gobernantes de la Concertación indultaron, en cambio, a 905 terroristas de extrema izquierda y a ningún uniformado procesado. El actual Presidente les prometió a éstos velar por que se les respetaran las leyes y no cumplió. Al contrario, en mayo un funcionario de su confianza, el seremi de Justicia, rechazó siete solicitudes de libertad condicional de uniformados que ya cumplieron parte de sus penas, como lo expone hoy un diario digital que los defiende incansablemente, "Chile Informa".

Pero el mismo medio revela que se ha agotado la paciencia de la llamada "familia militar" con las ilegalidades que sufren cientos de sus miembros (hay 662 procesados, 70 presos cumpliendo condenas ilegales, y se iniciaron 700 procesos más el año pasado, a instancias de un ministro de izquierda de la Corte Suprema).

Los uniformados en retiro han concebido, entonces, el que llaman "Plan Ahora", consistente en abstenerse de votar en las elecciones de concejales del próximo año, si bien votarán en las de alcaldes. Es una primera advertencia, pues si no son acogidas sus peticiones, están dispuestos a llamar a la abstención o la anulación de sus votos en las elecciones parlamentarias y presidenciales de 2013.

Como los votos de la "familia militar" son considerados un electorado cautivo de los partidos UDI y RN, serán éstos los que experimentarán el daño de su abstención. Los cálculos sobre la magnitud de esa votación varían entre doscientos mil y ochocientos mil.

RN y la UDI han considerado electoralmente rentable "tomar distancia" del gobierno militar y, sobre todo, de sus servidores encargados de combatir el terrorismo de extrema izquierda, que son los hoy procesados y presos.

El "Plan Ahora" podría significar que esa "toma de distancia" no resulte en definitiva tan rentable, sino todo lo contrario.

Sin lanzar una sola bomba molotov, la "familia militar" aspira a que, con su amenaza de abstención electoral, sus camaradas ilegalmente procesados y presos puedan conseguir el elemental derecho ciudadano de que las leyes también rijan para ellos.

Ver el posteo original

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV