miércoles, 21 de noviembre de 2018 Actualizado a las 10:12

Autor Imagen

Una empresa nacional de transmisión eléctrica

por 20 enero, 2012

Sorprende que si bien se acepta en principio la necesidad de que el Estado tenga una Planificación Estratégica en el Desarrollo del Sector Eléctrico, no se modifica la marginación del Estado en la generación, transmisión y distribución de la energía que se determinó en los cuerpos legales del siglo pasado. Por lo menos en lo que se refiere a la Transmisión Troncal de la energía a través de nuestro largo país, se hace urgente la creación de una Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica que recupere para el Estado el rol jugado por ENDESA hasta su privatización.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

La empresa Transelec, la principal  propietaria y operadora de las líneas troncales de transmisión eléctrica en Chile, ha anunciado que no se presentará a nuevas propuestas para construir  líneas de transmisión. Esta decisión estaba ya anunciada en las memorias anuales de la empresa en que se quejaban de la incertidumbre para la aprobación  de los proyectos y de las dificultades judiciales para acordar las servidumbres para  el paso de las líneas.

Transelec  pertenece  en 100% a los Fondos de Pensiones canadienses y recibe  por  su inversión  una renta garantizada muy superior a las tasas internacionales. Pero la realidad energética ha cambiado y se ha hecho enormemente compleja. La generación eléctrica está inestable y su coordinación y transmisión  la hacen los CDEC organismos privados que ni siquiera tienen personalidad  jurídica y se financian por los consumidores a través de la fijación de tarifas.

Sorprende  que si bien se acepta en principio la necesidad de que el Estado tenga una Planificación Estratégica en el Desarrollo del Sector Eléctrico, no se modifica  la marginación del Estado en la generación, transmisión y distribución de la energía que se determinó en  los cuerpos legales del siglo pasado. Por lo menos en lo que se refiere a la Transmisión Troncal de la energía a través de nuestro largo país, se hace urgente la creación de  una Empresa  Nacional  de Transmisión Eléctrica que recupere para el Estado el rol jugado por ENDESA hasta su privatización.

La construcción de nuevas líneas de transmisión con altos voltajes no ofrece grandes dificultades técnicas. Casi simultáneamente con el anuncio de Transelec, la firma china STATE GRID anunció su  intención de presentarse a las licitaciones chilenas y postular a los ocho proyectos licitados en el Sistema Interconectado Central (SIC) siguiendo a su intención de postular también al tendido de la línea de transmisión de HidroAysén, que se proyecta  con corriente continua de 500 KV y más de 2 mil kms. de extensión.

Una cosa es construir las nuevas líneas de transmisión y otra operarlas y dar buen servicio. La red  de energía eléctrica en la zona central, que aún no se conecta con la red de la zona norte, presenta ya grandes complejidades. Está formada por líneas trocales que se han ido parchando a medida que se incorporaron nuevas centrales generadoras de diferente tipo. Además el gobierno ha anunciado, sin detalles, la creación de una carretera pública de transmisión  a la cual seguramente podrán subir y bajar energía las generadoras  de pequeño tamaño  y los llamados  clientes libres. Esta nueva red de transmisión es indispensable si se desea  dar factibilidad a las energías renovables  no convencionales, que deberán  aportar un 20% del total del consumo nacional. La Asociación Gremial de Empresas Eléctricas está planteando que sea el Estado el que planifique, determine el trazado óptimo y cuáles serán los terrenos intervenidos para esta carretera públicas sin pronunciarse si la operación será posteriormente dada en concesión al sector privado. Si a eso sumamos, el tendido de HidroAysén, la red total tendrá una complejidad y una fragilidad  mucho mayor que la actual, y que no podrá ser coordinada por centros privados que sólo miran sus propios intereses y maximizar rentabilidad.

El terremoto del 27/02/2010 provocó la falla de un transformador en la VIII Región que produjo un apagón que se extendió por más de 2.000 kilómetros con un inmenso daño económico al país. Algo muy similar puede decirse del reciente apagón provocado por una falla en la S/E de Ancoa el 24/09/2011.

En el reciente foro ”Hacia la política energética de Chile” tanto la Comisión Asesora para el Desarrollo Eléctrico(CADE), como la Comisión Ciudadana Técnico-Parlamentaria (CCTP) coinciden en la necesidad urgente de modificar los Centros de Despacho Económico de Carga (CDEC) pero mientras la primera plantea convertirlo en una Corporación de derecho privado sin fines de lucro, con un Consejo Directivo de expertos independientes, la segunda busca crear Centros de Operación Independiente (COI) con participación del Estado y de los clientes libres y regulados.

Sorprende  que si bien se acepta en principio la necesidad de que el Estado tenga una Planificación Estratégica en el Desarrollo del Sector Eléctrico, no se modifica  la marginación del Estado en la generación, transmisión y distribución de la energía que se determinó en  los cuerpos legales del siglo pasado. Por lo menos en lo que se refiere a la Transmisión Troncal de la energía a través de nuestro largo país, se hace urgente la creación de  una Empresa  Nacional  de Transmisión Eléctrica que recupere para el Estado el rol jugado por ENDESA hasta su privatización. De esa empresa nacional debieran depender los llamados CDEC o CEI  y tener la capacidad en ingeniería para  asegurar el suministro al que concurran las fuentes generadoras  actuales y futuras. Su no creación por la adhesión dogmática  a la marginación del Estado, significará grandes riesgos y perjuicios para la población. Merece por eso figurar destacadamente en los programas  de los candidatos en las próximas elecciones presidenciales.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV