martes, 19 de octubre de 2021 Actualizado a las 12:42

Autor Imagen

Bomberos y la total transparencia

por 8 septiembre, 2012

La Junta Nacional de Bomberos de Chile ha estado trabajando en los últimos años en el fortalecimiento de los mecanismos de control de los recursos que maneja la institución; incluso, está abordando aspectos relacionados con los eventuales conflictos de interés que pudieran tener nuestros voluntarios con empresas que en algún momento puedan ser proveedoras de Bomberos.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Se viven tiempos marcados por el acceso a la información y por el juicio permanente de la opinión pública a las más diversas instituciones. Bomberos de Chile no está ajeno a esta realidad y bienvenido que así sea.

Para su funcionamiento, esta noble institución forjada en el voluntariado, recibe tanto fondos públicos como privados. Estos últimos provienen de la Ley de Sociedades Anónimas, de aportes municipales y regionales además de erogaciones voluntarias.

La Junta Nacional de Bomberos de Chile ha estado trabajando en los últimos años en el fortalecimiento de los mecanismos de control de los recursos que maneja la institución; incluso, está abordando aspectos relacionados con los eventuales conflictos de interés que pudieran tener nuestros voluntarios con empresas que en algún momento puedan ser proveedoras de Bomberos.

Desde la entrada en vigencia de la Ley de Transparencia la institucionalidad cambió; y para mejor.

Es por ello que desde 2009, la Junta Nacional de Bomberos de Chile ha venido trabajando en perfeccionar toda su gestión, generando procesos de adquisiciones más abiertos y normados, no solamente en términos de la necesaria transparencia, sino que con altos estándares y requisitos de exigencia.

Reconocemos, por ejemplo, que mucho se ha criticado que por años Bomberos ha usado una determinada marca de carros bomba; pues bien, eso está quedando en el pasado porque se han abierto los aspectos de licitación a la totalidad de marcas existentes en el mercado, de manera de potenciar la competitividad entre los distintos oferentes y, así, beneficiar a nuestra institución.

La Junta Nacional de Bomberos de Chile ha estado trabajando en los últimos años en el fortalecimiento de los mecanismos de control de los recursos que maneja la institución; incluso, está abordando aspectos relacionados con los eventuales conflictos de interés que pudieran tener nuestros voluntarios con empresas que en algún momento puedan ser proveedoras de Bomberos.

Durante la licitación 2010, se suscribieron contratos de suministro de carros bomba y vehículos especiales con 2 empresas europeas y una norteamericana, rompiendo así el mito de que bomberos sólo usaba un tipo de carro bomba.

En este sentido es importante señalar que los recursos que entrega el Estado, están consignados en sus respectivas partidas en la Ley de Presupuesto de la Nación, que define los montos que son tanto para los Cuerpos de Bomberos como para la Junta Nacional.

Así, los fondos destinados a los Cuerpos de Bomberos por concepto de operaciones e inversiones son distribuidos por un sistema de propuesta fundada, como un proyecto concursable, de la Junta Nacional y la Subsecretaría del Interior, para la Ayuda Extraordinaria.

Esta propuesta fundada se hace a través de una normativa que se estableció en el año 2004, y elaborada por la Universidad de Santiago la que se ha ido actualizando, mejorando y perfeccionando año a año con la participación de profesionales competentes que pertenecen a bomberos de Chile.

Estos recursos se distribuyen a partir de una serie de factores, como la densidad poblacional, la cantidad de viviendas, de habitantes, el número de servicios de emergencias, las condiciones de cercanía o lejanía que tiene un cuerpo de bomberos y la extensión territorial, entre otros. Esto se traduce en que, obviamente, las ciudades más pobladas presentan mayores probabilidades de riesgos y siniestralidad que las ciudades más pequeñas, y por ello seguramente van a contar con mayores porcentajes de asignaciones en recursos.

Este sistema ordenado ha permitido a la Junta Nacional elaborar un Plan Estratégico proyectado tanto para el material mayor como menor, el cual siempre se está revisando, perfeccionando y actualizando, pensando en el interés del país y la comunidad.

Asimismo, existen recursos que son asignados por la Ley de Sociedades Anónimas. Por esta vía, por ejemplo, se entregaron en 2011, 20 carros completamente equipados a través del llamado “fondo solidario”, como también se construyeron 4 cuarteles nuevos y se repararon cerca de 15 seriamente dañados el 2010. Sólo por este concepto, el 2011 se asignaron a diferentes cuerpos de bomberos del país $ 8 millones de dólares.

Pero, sin duda que lo más relevante es el tremendo esfuerzo que hace la institución para poder homologar y dotar a todos los Cuerpos de Bomberos del país de carros modernos y de equipamiento certificado, junto con la necesidad de entregar al próximo año, a los 20 mil voluntarios que combaten siniestros, un equipamiento personal del más avanzado estándar en calidad y protección.

Con profunda satisfacción podemos decir que la realidad actual de los bomberos de Chile es muy distinta a la de años pasados. Hoy, nuestros voluntarios disponen de equipos y material bomberil altamente moderno y estandarizado.

Es cierto que aún resta mucho por hacer y avanzar. Pero es innegable reconocer que en la actualidad los chilenos tienen Cuerpos de Bomberos más eficientes y con mejores capacidades.

Desde el 2006 hemos entregado más de 400 carros de diverso tipo completamente nuevos, y sólo este año planeamos dotar a Chile de 160 carros bomba nuevos y de primer nivel.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV