jueves, 28 de mayo de 2020 Actualizado a las 16:32

Autor Imagen

GRACIAS A LOS TRABAJADORES, A LA JUVENTUD

por 14 diciembre, 2012

  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El ocho de diciembre concluimos las celebraciones por los 100 años del Partido Comunista, en un multitudinario, alegre y hermoso acto en el Estadio Nacional al cual concurrieron cerca de 70 mil chilenas y chilenos. Fue una fiesta no sólo de los comunistas, sino de todo el pueblo. Debemos una enorme gratitud a los trabajadores, a los jóvenes, a las mujeres, a todas y todos los que nos acompañaron ese día y que mostraron su respeto y su cariño a la historia y presencia del Partido Comunista.

Nuestro Partido, por cierto, le debe eterna gratitud a los trabajadores y mineros que nos dieron la vida, que fundaron esta organización para representarlos y defender sus derechos.

El Partido Comunista es ya componente innegable de la historia de Chile y actor protagónico y centenario de las luchas por la democracia, la justicia social y los derechos del pueblo.

El ocho de diciembre recuperamos el Estadio Nacional para el pueblo, después que en 1973 la dictadura lo convirtiera en un campo de concentración donde se cometieron funestas violaciones a los derechos humanos, donde se torturó y ejecutó a compatriotas.

En realidad el 2012 fue un año de celebración de nuestro centenario con participación del pueblo y de amigos de otros países. Tuvimos ese inolvidable y enriquecedor acto en Iquique, en junio, conmemorando la fecha de la creación del Partido (4 de junio 1912) y aquella actividad solemne y maravillosa en el Salón de Honor del Congreso Nacional en Valparaíso. Realizamos el Seminario Internacional por los 100 años, con presencia de representaciones políticas de 20 países de América Latina, Europa y Asia. Hubo innumerables actos en comunas de todo Chile, organizados por las bases del Partido Comunista y recibimos el saludo fraterno de prácticamente todas las fuerzas políticas del país, así como de organizaciones sociales y ciudadanas.

En el discurso del Estadio Nacional expresamos que “aquí estamos de nuevo, a pie firme, los hijos de Recabarren. Aquí estamos de nuevo los allendistas, aquí estamos de nuevo los que defendimos y luchamos por la democracia, aquí estamos los que creemos, nos unimos y nos movilizamos porque un nuevo Chile es posible”.

La verdad es que celebramos luchando. Porque este año y el que viene y hasta cuando sea necesario, el Partido Comunista luchará por recuperar y defender los recursos naturales del país; porque el mar le pertenezca a los trabajadores y al pueblo chileno y no a unas cuantas familias acaudaladas; por educación gratuita y pública; por una salud y una vivienda digna; por los derechos de los pueblos originarios; por un sistema electoral participativo y proporcional, poniendo fin el binominal; por el derecho a voto de los compatriotas que residen en el exterior; por el respeto a las minorías sexuales y los derechos legales de las parejas del mismo sexo; por la despenalización del consumo privado y personal de marihuana; por una reforma tributaria que otorgue los recursos necesarios para el bienestar de todo el pueblo; por una profunda reforma laboral que garantice los derechos de las y los trabajadores; por la regulación de las AFP y las Isapres; por la defensa del medios ambiente; por el derecho de la mujer a decidir en un tema como el aborto; porque el Estado sea el que garantice los derechos sociales.

En esas batallas no están sólo los comunistas. Hay un conjunto de partidos políticos que comparten esas líneas programáticas y reivindicativas, junto a la lucha del movimiento social y ciudadano que encabeza esas demandas.

Por eso insistimos en la necesidad de generar una convergencia opositora política y social que permita establecer una mayoría nacional que se exprese en el Congreso, que permita derrotar las políticas de derecha implementadas durante este año y sacar a la derecha de La Moneda y que, al mismo tiempo, intensifique y masifique las movilizaciones del pueblo y las expresiones ciudadanas.

Un factor al cual no renunciaremos, buscando los mecanismos más idóneos y prácticos, es el necesario cambio de la Constitución en Chile y que por primera vez en nuestra historia la sociedad participe en su confección.

Como se ve, cumplimos 100 años pero seguimos vigorosos en los nuevos desafíos que se instalan en nuestro país.

Creemos en un Chile justo para todas y todos.

En estas luchas nunca olvidaremos a nuestros fundadores y nuestros más puros representantes como Luis Emilio Recabarren, Elías Lafferte, Luis Corvalán, Víctor Díaz, Fernando Ortíz, Volodia Teitelboim, Víctor Jara, Pablo Neruda y Gladys Marín.

El 2012 marcó una merecida, emotiva y alegre celebración. El 2013 será un año de nuevas y decisivas luchas políticas y sociales en las cuales el Partido Comunista y cada una y cada uno de sus militantes ya están comprometido. Vamos por la profundización de la democracia, por la derrota de la derecha, por la conquista de derechos sociales y laborales, por el fin del lucro en la educación y por un logro democrático en las elecciones parlamentarias y presidenciales, del mismo modo que logramos el triunfo de la oposición en las municipales.

Ver el posteo original

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV