domingo, 7 de marzo de 2021 Actualizado a las 14:49

La salud mental en las políticas públicas

por María Isabel Robles Meza, Directora ejecutiva, Fundación Rostros Nuevos-Hogar de Cristo 27 mayo, 2016

  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Señor Director:

Queremos referirnos a la lamentable situación ocurrida el pasado fin de semana en el Zoológico Metropolitano con Franco Ferrada, que nos brinda la oportunidad de reflexionar sobre la situación que viven muchos chilenos respecto de afecciones de salud mental y que históricamente hemos enfrentado como sociedad de manera prejuiciosa y discriminatoria, más que con una mirada preventiva y de salud pública.

Así es, porque cuando la discusión generalizada en redes sociales y la opinión pública hace foco en si lo más importante era la vida de Franco o la de dos leones, estamos en una falsa y liviana disyuntiva. Esto no es una confrontación entre “animalistas” y “humanistas”, más bien es una oportunidad para que como sociedad en su conjunto, tomemos conciencia de la vulnerabilidad en que aún viven muchas personas como Franco en nuestro país y para las cuales las políticas públicas, los apoyos sociales requeridos e incluso el trato social recibido, están lejos de ser justos y con perspectiva de derechos. De acuerdo a la CASEN 2013 cerca de 100 mil personas viven una doble exclusión a propósito de su situación de pobreza y vulnerabilidad social y además vivir una situación de discapacidad mental.

Creemos fundamental y oportuno fomentar una discusión franca y directa sobre la inversión que el Estado chileno realiza actualmente en servicios de prevención, promoción y tratamiento para trastornos mentales, cuando destina solo un 2,3% del presupuesto de salud a salud mental, mientras la OMS recomienda que la inversión en salud mental debe ser un 5% o más.

Esperamos que la dramática situación vivida por Franco, permita al Estado entender el sentido de urgencia de invertir en salud mental, y a la sociedad en su conjunto despertar la capacidad de empatía ya que una ciudadanía activa, consciente de los derechos de todos sus miembros, incluyendo aquellos altamente vulnerables, como las personas con afecciones de salud mental, puede y debe colaborar en la protección de los derechos y en la creación de inclusión social.

María Isabel Robles Meza
Directora ejecutiva
Fundación Rostros Nuevos-Hogar de Cristo

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV