miércoles, 22 de enero de 2020 Actualizado a las 04:07

Autor Imagen

Macron: lección para los liberales igualitarios de Chile

por 28 abril, 2017

  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El paso de Emmanuel Macron al Ballotage en las elecciones presidenciales de Francia, y su muy probable victoria el próximo 7 de mayo en la segunda vuelta, representa sin duda un importante reimpulso al ideario Social Liberal o liberal igualitario tanto en Europa como en el mundo entero.

En momentos en que la social democracia y el liberalismo clásico experimentan importantes crisis de identidad, siendo amenazados en su hegemonía política por movimientos de izquierda radical y ultraconservadores nacionalistas, el histórico triunfo de Macron y su movimiento político En Marche, demuestran que el discurso social liberal es también una alternativa política capaz de conducir nuestro vertiginoso Siglo XXI.

Más allá del eslogan caricaturesco desplegado en campaña en orden a ser una síntesis de lo mejor de las tradiciones de izquierda y derecha, el social liberalismo de Macron tiene un perfil y una sustancia ideológica clara que lo posicionan como una nueva fuerza de centro izquierda dentro del tradicional tablero político francés dominado históricamente por Socialistas y Republicanos.

La temprana militancia en el Partido Socialista de Francia durante su juventud, como la gran influencia que sobre él han ejercido destacados líderes socialistas, entre los cuales destacan el mismo presidente Françoise Hollande y el ex primer ministro Manuel Valls (éste último líder de la corriente liberal socialista del Partido), corroboran que el social liberalismo de Macron estará situado firmemente en la centro izquierda en lo que respecta a propuestas en temas sociales, asuntos de igualdad e inmigración, para lo cual no ha tenido problemas en prometer en campaña un importante aumento del gasto público.

Es así como su trayectoria y programa político nos sugieren que de llegar al Elíseo intentará formar una mayoría parlamentaria amplia entre los grupos socio liberales que fuertemente lo apoyaron y los tradicionales partidos social demócratas que ven en él la única posibilidad real de seguir influenciado en el destino de Francia.

 Más allá del eslogan caricaturesco desplegado en campaña en orden a ser una síntesis de lo mejor de las tradiciones de izquierda y derecha, el social liberalismo de Macron tiene un perfil y una sustancia ideológica clara que lo posicionan como una nueva fuerza de centro izquierda dentro del tradicional tablero político francés dominado históricamente por Socialistas y Republicanos.

¿Qué lección podrían extraer los liberales igualitarios de Chile del proceso electoral francés?

El lugar estratégico que el social liberalismo debe ocupar en sociedades desiguales como la chilena, fuertemente afectadas por la modernización capitalista, debe ser sin duda alguna la centroizquierda. Al igual que el liberalismo igualitario de Macron, el chileno debe ser parte de una alianza política amplia que tenga como eje central un nuevo pacto fiscal - social que permita hacer frente a las diferencias de ingresos y de acceso a bienes públicos que experimenta la sociedad chilena en el corto plazo, pero teniendo plena claridad que el éxito político futuro de tal coalición dependerá de que aquello vaya de la mano de un proceso constante de profundización de mayores libertades civiles e individuales para todos.

Que el histórico triunfo de Emmanuel Macron en Francia sirva al menos para iniciar tan importante conversación.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV