domingo, 25 de octubre de 2020 Actualizado a las 13:36

El toro se olvida que fue ternero

por Jaime Barra 31 agosto, 2017

  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Señor Director:

Recogiendo un sabio adagio campesino rescatado por el ilustre escritor y sociólogo chileno Pablo Huneeus, y publicado para deleite de muchos en su libro “Perro con Corbata Nadie lo Mata” Editorial Nueva Generación , año 1999., doy cuenta de un de los principales obstáculos a los que se enfrenta la juventud, este por más que se oculte desde la justificación, seguirá siendo la mirada adultocentrica que utilizan los Estados para dar cuenta y comprender la realidad que lo afecta, o mejor dicho que experimentan. Una etapa que sin lugar a dudas todos añoramos y que de igual forma desvaloramos en su real importancia como agentes de cambio en los movimientos sociales/estudiantiles, ya sea para reivindicar derechos universales, hacer frente a gobiernos dictatoriales o simplemente para revelarse a un modelo de desarrollo que todo lo controla, incluido el futuro propio.

Esta visión que coarta e impide la capacidad de los jóvenes de desarrollar sus aspiraciones individuales y colectivas, centrada en intereses político partidistas y económicos, solo provoca desafección y alejamiento del quehacer institucional, aquel que busca el bien común y que acepta las diferentes corrientes de opiniones, incluida la de la juventud, eso en teoría.
Recordar a “Los Prisioneros”- banda de rock chilena- en la década del 80 nos evoca la fuerza de un discurso que hace frente a la dictadura de Pinochet, despierta y anima a los jóvenes para protestar por las políticas represivas y de exclusión imperantes. A fines de esta década se recuperó la democracia, un slogan que hasta el día hoy causa rabia y sentimientos encontrados dice “La Alegría ya Viene”.

La movilización estudiantil del 2006 llamada “Revolución de los Pingüinos” viene nuevamente a demostramos, como la juventud encausa y dirige políticas públicas hacia condiciones de mayor integración social y equidad. Una década ha pasado y la reforma todavía es tema de discusión en el parlamento.

Dos hechos que marcan una pauta de un modelo de intervención que no se hace parte de los intereses de este grupo, los desecha una vez que los utiliza y los mercantiliza, los espacios creados para el desarrollo intelectual siguen limitados a la condición social.

Cuantos columnistas añorosos tendrán que pasar, cuantos gobiernos “Democráticos “se sumaran a esta lista de inacción, la juventud requiere de políticas públicas modernas y que sean acordes a sus intereses, la juventud se encauza, se guía, no se manipula.

Jaime Barra Bustos
Planificador Social

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV