miércoles, 23 de octubre de 2019 Actualizado a las 21:37

Opinión

Autor Imagen

Chile y Bolivia: ¿más de lo mismo?

por 24 febrero, 2018

Chile y Bolivia: ¿más de lo mismo?
Todos reiteramos que la política internacional es una política de Estado, suprapartidaria, que busca objetivos de largo plazo. Muchas veces, realizables a lo largo de varias administraciones.  La defensa de nuestra soberanía es uno de los nortes de nuestra política exterior.  La férrea defensa que se ha desplegado en estos temas, que contrasta con el aun no analizado episodio de “las cuerdas paralelas”, ha dado frutos: ha permitido cohesionar a nuestra Nación y ha señalado a quien quiera oírlo, que Chile es una mano amiga desde el Sur, que ofrece paz y cooperación.  Al mismo tiempo, es una mano firme para sostener la paz.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

En pocas semanas asistiremos a los alegatos ante la Corte de La Haya.  ¿Escucharemos algo novedoso?  Presumo que no, la demanda boliviana alegara su mejor derecho acudiendo a su interpretación de la Historia, y en forma poco disimulada ya, a un desconocimiento de lo fijado en el Tratado firmado entre ambos países en 1904.

Diversos analistas han explicado acertadamente que Chile no esta obligado a una cesión territorial. El propio canciller lo ha señalado recientemente.  Las autoridades bolivianas lo saben,  ¿será por ello que su narrativa es mas emocional que jurídica?. ¿Por que se apela a acciones comunicacionales, como el construir una mega bandera, u organizar velatones?, como si ello fuese a influir en las deliberaciones de un lejano tribunal.  Las intenciones no se juzgan, pero en diplomacia no ayuda el utilizar en política domestica los temas de la agenda internacional.

A fines del próximo año en Bolivia se desarrollaran elecciones presidenciales, uno de los principales puntos de discordia es el intento de reelección del presidente Morales, demás esta decir que en su estrategia, el colocar el tema de la demanda marítima seria de mucha utilidad electoral.  Una parte importante de la sociedad altiplánica exige el pleno cumplimiento de la norma constitucional, y en especial, el respeto al referéndum del 21 de febrero del 2017.  Es un tema interno, y deberán ser los bolivianos quienes lo resuelvan con pleno apego a derecho.

En este contexto de fuerte discrepancia política, se van a producir estas movilizaciones que muchas veces, como lo muestra la experiencia, lindan en el anti chilenismo.  No es prudente ese camino.  Los asuntos internacionales nunca se han resuelto al interior de un debate o una movilización domestica.  Son los Estados los que actúan, y Chile ha reiterado en esto su política de  pleno respeto a los tratados vigentes. Precisamente por ello suscribimos el Pacto de Bogotá, para garantizar el estricto cumplimiento de los acuerdos diplomáticos, no para interpretarlos ni menos para que alguien piense que con agitación coyuntural puedan modificarse.

Todos reiteramos que la política internacional es una política de Estado, suprapartidaria, que busca objetivos de largo plazo. Muchas veces, realizables a lo largo de varias administraciones.  La defensa de nuestra soberanía es uno de los nortes de nuestra política exterior.  La férrea defensa que se ha desplegado en estos temas, que contrasta con el aun no analizado episodio de “las cuerdas paralelas”, ha dado frutos: ha permitido cohesionar a nuestra Nación y ha señalado a quien quiera oírlo, que Chile es una mano amiga desde el Sur, que ofrece paz y cooperación.  Al mismo tiempo, es una mano firme para sostener la paz.

La republica asiste a un cambio de administración, conforme las mayorías ciudadanas, vivimos sin drama la alternancia.  Conscientes de que en los temas de Estado las definiciones no son de gobierno, sino precisamente de Estado,  por eso es una muy buena señal la continuidad de funcionarios con experiencia, amplitud y solvencia, como el recién nombrado Sub Secretario Alfonso Silva, que  genera confianza y serenidad.

Los gobiernos y los hombres pasan, lo importante es que Chile continúe, cada vez mas grande en todos los sentidos, y que por esa via le heredemos a las futuras generaciones nuevos desafíos de desarrollo, sobre la base de una solida practica estatal y republicana donde no debieran tener cabida las agendas personales ni los intereses parciales.

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director

Voluntarios

Envíada por Pablo A. García Chevesich, Ph. D. | 23 octubre, 2019

Cartas al Director

Noticias del día

TV