jueves, 26 de noviembre de 2020 Actualizado a las 18:05

Aclaración sobre el "feminismo radical" al que hace referencia Cristián Warnken

por Daniela Marzi y Javiera Arce 19 marzo, 2018

  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Señor Director:

A propósito de las declaraciones del escritor Cristián Warnken, reproducidas por su medio de comunicación, en que señala que le “parece peligroso que la causa de la mujer sea monopolizado por grupos radicalizados y fanáticos que finalmente son una nueva beatería”, que serían entonces “pequeños fascismos de minoría”, o que debilitar la figura del hombre es “contra natura”, queremos expresar lo siguiente:

Nos parece liviana la actitud del escritor, no tanto por la simple ignorancia de referirse a la causa de las mujeres como problema de “minoría”, cuando somos la mayoría en el mundo, sino por lanzar en sus opiniones calificaciones severas como “radicalizado” o “contra natura”, sin que se pueda entender a qué se refiere. Si su opinión política la elaboró leyendo el manifiesto que Catherine Deneuve y otras mujeres del mundo de la cultura francesa publicaron, aborda un problema de cierto interés pero desde nuestro punto de vista incurre en magnificar un punto importante pero no crucial dentro de la causa del feminismo, que se relaciona con un posible autoritarismo a propósito de la moral sexual y los límites del arte. Pero es probable que si le preguntamos “Señor Warnken, usted está de acuerdo que en la planificación de un escena se acuerde una violación real a la actriz”, como sucedió en 1972 con María Schneider, nos diga que no y que eso es un delito, y también estaremos de acuerdo que Marlon Brando es un gran actor, que la película “El último tango en Paris” no debe desaparecer de la faz de la tierra, pero que si eso pasara hoy, actor y director debieran ir presos. Y así, puede que profundizando el diálogo no estemos en tantos desacuerdos como pareciera.

Si se refiere a las políticas de género que se instalan en la sociedad y que la propia institución en la que trabaja, la Universidad de Valparaíso, impulsa, preferimos mantener la duda si se ha interiorizado o mínimamente conoce los casos que han llevado a las autoridades a reglar ciertas conductas al interior de la institución. Son situaciones graves y delicadas como para caricaturizar de “beatería” el intento por sancionarlas, sin perjuicio que una argumentación como la suya, que alude a lo que es “contra natura”, pareciera mucho más próxima a un club de “Señores por la moral y las buenas costumbres”, que lo que se hace cuando se prohíbe el acoso sexual o las manifestaciones de desprecio por la diversidad sexual en una institución que debe producir cultura y conocimiento en la sociedad.

Esperamos que el escritor pudiera desarrollar sus ideas para que no causen quizá innecesariamente la perplejidad que generan desde una posición de tanta visibilidad como la suya; que no sean, por cierto, el simple afán de provocar que orienta a los artistas, pero que de ser así entonces no tiene por qué responder una argumentación razonable, y que, en fin, sus expresiones sean producto quizá de un “exceso de renacentismo” de parte del director del sello editorial de la Universidad de Valparaíso, y no una verdadera oposición al feminismo radical es decir, que va a la raíz de un asunto-. Mal que mal, al inicio de la entrevista se nos anuncia que nos ilustrará sobre “literatura rusa, Piñera, feminismo…”.

Atentamente,
Daniela Marzi y Javiera Arce, Unidad de Igualdad y Diversidad de la Universidad de Valparaíso

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV