sábado, 31 de octubre de 2020 Actualizado a las 16:06

Opinión

Autor Imagen

Increíble pero cierto: magnitud versus velocidad

por 29 julio, 2019

Increíble pero cierto: magnitud versus velocidad
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

En abril de 2014 se envió desde el Ejecutivo un proyecto de ley sobre Reforma Tributaria, el cual incorporaba cambios radicales tanto en las bases imponibles como en las tasas a aplicar en el impuesto a la renta, modificando fundamentalmente una modalidad de tributación que contaba con más de treinta años de aplicación, con resultados positivos tanto en la recaudación como en el incentivo al ahorro e inversión.

Nadie imaginaba que apenas en cinco meses, en septiembre del mismo año, aquel proyecto se transformaría en ley, aplicándose en forma gradual desde esa fecha hasta el año 2017, alcanzando su aplicación plena en el año tributario 2018. Su desarrollo no estuvo exento de dificultades.

Primero, en el sector económico, por haber afectado la inversión, el empleo y la productividad; como también para el organismo fiscalizador (SII), que debió emitir muchísimas resoluciones y circulares por causa de lo engorroso del nuevo sistema, en razón de la complejidad de aplicar impuestos sobre bases diferenciadas para contribuyentes que debieron optar por una base atribuida y otra base semiintegrada o parcialmente integrada ( antes era de integración total). Además, se considera una tercera opción de tributar por una relación de ventas y compras (14 TER).

Ante el escenario descrito, parece increíble, pero a la vez muy cierto, que ante un proyecto de ley sobre “Modernización Tributaria” enviado al Congreso en septiembre de 2018, ya hayan pasado diez meses de discusión sin convertirse aún en ley. Hablamos del doble de tiempo para resolver la suerte de un proyecto que, sin desmerecer su importancia, es de una magnitud muy menor en contenido, nivel de cambios y ámbito de aplicación, comparado con la complejidad que tuvo la reforma aprobada en 2014.

La incertidumbre que se genera con esta lentitud al no tener la certeza sobre cómo y cuándo saldrá ese proyecto desde el Congreso es alta, repercutiendo en una natural desconfianza para desarrollar o invertir en los negocios dentro de los distintos ámbitos del mercado (industria, comercio, servicios, etc.). Esto es muy lamentable, pues es la economía en términos globales la que se ve afectada, notándose las consecuencias en su falta de dinamismo, lo que incide indiscutiblemente en una reducción de la generación de mano de obra, especialmente en la pymes.

Por la importancia y magnitud de este proyecto sobre Modernización Tributaria, es muy necesario darle la velocidad que nuestro país requiere.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV