jueves, 4 de marzo de 2021 Actualizado a las 22:45

Representación

por Pierre Paul Romagnoli 20 enero, 2021

  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Señor Director:

El método d’Hondt, lleva el apellido del abogado y matemático belga Victor d’Hondt que lo desarrolló en 1880 en un intento de acomodar de mejor manera grupos de diferente origen lingüístico (Bélgica tiene dos lenguas oficiales el flamenco y el francés) y político en el parlamento belga. En Estados Unidos, a este mismo método, lo llaman el método de Jefferson, porque Thomas Jefferson lo propuso en 1792 para la elección de la casa de representantes en su país. El método d’Hondt es un método iterativo para asignar digamos “sillas” para diferentes “partidos” en función de los votos recibidos en una elección de manera proporcional. Es decir, que el porcentaje de sillas obtenidas sea lo más parecido al porcentaje de votos obtenidos por ese partido. El sistema comenzó a regir a partir del año 2015 y si bien puso fin al binominal, en medio del proceso constituyente que vivimos hoy, han surgido algunas críticas que lo acusan de no acabar con las desigualdades entre los partidos. Efectivamente, este método, tiene la tendencia de sobre representar los partidos con mayor cantidad de votos. Para poder explicarlo es una buena idea verlo como un canje (para no decir pago) de sillas por votos. El tema complejo es escoger de buena manera el valor de canje de cada silla por votos que se logra iterando en varias etapas. Inicialmente, el partido con más votos “V”, obtiene una silla. Luego a cada partido se le calcula un “N” que se obtiene como el cociente entre el número de votos y la suma de sillas “s” que tiene más 1. Es decir “N=V/(s+1)” para cada partido. Se le da la segunda silla al que obtiene el “N” más alto y se vuelve a calcular todo otra vez (el que gano una silla baja su “N” dado que su “s” aumentó en 1). Se sigue este proceso hasta que se acaban las sillas en exactamente tantas iteraciones como sillas tenga (se da una silla por iteración). Para un ejemplo simple, si tenemos 5 sillas para 3 partidos A, B y C, que tienen 20, 15 y 25 votos respectivamente, el sistema daría 2, 1 y 2 sillas respectivamente. Es decir, con un porcentaje de aproximadamente 33%, 25% y 42% obtenemos un porcentaje de sillas de aproximadamente 40%, 20% y 40%. Bajo este sistema serán electos los futuros Convencionales y, tal vez, aquel que de vuelta al tablero electoral.

Pierre Paul Romagnoli

Decano Facultad de Ciencias Exactas

Universidad Andrés Bello

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV