sábado, 24 de octubre de 2020 Actualizado a las 18:39

Opinión

Autor Imagen

¿Los gobiernos corporativos de Codelco, sus sindicatos y la Aseguradora Chilena Consolidada en crisis por los contratos de seguros colectivos?

por 2 febrero, 2020

¿Los gobiernos  corporativos de Codelco, sus sindicatos y la Aseguradora Chilena Consolidada en crisis por los contratos de seguros colectivos?
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

La noticia conocida este mes de enero, referida a las empresas CODELCO y sus Sindicatos y Chilena Consolidada Compañía de Seguros, perteneciente al Grupo Zurich, ha sorprendido el ámbito empresarial y político nacional, dando una muy mala señal respecto a la gestión de sus gobiernos corporativos, a nivel nacional y por la magnitud de éstas dos compañías, con efectos negativos de sus imágenes corporativas a nivel internacional, en los mercados en que operan.

Para la Aseguradora Chilena Consolidada y el Grupo Zuirch al que pertenece, ha traído el efecto inmediato de provocar una verdadera corrida de Directores y Gerente General, que llegó hasta las puertas de la Asociación de Aseguradoras, al tener que renunciar a sus cargos ejecutivos Jose Manuel Camposano y a su presidencia en la Asociación y que pertenecía a un grupo empresarial asegurador transnacional suizo, que declara como código de conducta un “compromiso irrefutable de llevar a cabo sus negocios en forma leal y responsable”.

El caso fáctico consiste en que en la contratación de los seguros colectivos de salud y accidentes personales de los trabajadores de la empresa cuprera CODELCO con Chilena Consolidada, interviniendo dos “agentes” entre ambas empresas y Sindicatos, que no son calificados como corredores de seguros, ni como empresas de servicios legales y psicológicos para atención de los beneficiarios del seguro, denominada G y S Limitada, cuyos socios propietarios se desconocen como expertos en el rubro en que operan (seguros, servicios legales y psicológicos), se gestaron con intervención de G y S Limitada unas primas de seguros sobrevaluadas en extremo comparados con otras similares del mercado asegurador chileno, que habrían significado un mayor pago por primas en beneficio de la compañía de seguros Chilena Consolidada, del orden de veintidós millones de dólares, desde el año 2005 hasta 2019, en que el mayor valor lo habrían pagado CODELCO y los Sindicatos de Trabajadores de la cuprera, con primas por sobre un 63% y 68% mas caras que pólizas con iguales beneficios y coberturas en el mercado chileno.

Para quienes operan en el mercado de los seguros y en la negociación de los contratos, es sabido que la fijación de la prima o precio de los seguros y sus coberturas es una cuestión esencial para el asegurado, beneficiarios y la compañía de seguros, negociación en que se aplican criterios técnicos, estadísticos de siniestralidad, valoraciones de bienes, etcétera, quienes pueden y deben recurrir a profesionales calificados en la materia, para llegar a un justo precio de primas. Siendo así, es llamativo que, interviniendo dos empresas calificadas en sus giros de negocios con ejecutivos profesionales, CODELCO y Chilena Consolidada, se haya podido llegar a este resultado final en que hay durante catorce años una sobre prima o precio del los seguros del orden de veintidós millones de dólares.

En este contexto, considerado que Chile tiene una razonable regulación corporativa en materia de sociedades anónimas abiertas, fiscalizadas por la Comisión para el Mercado Financiero y una razonable ley orgánica que regula a CODELCO como empresa del Estado, en que existen instancias normativas de control interno en ambas empresas, con estándares compatibles con directrices de nivel OCDE, la pregunta clave en este caso es ¿Cómo están funcionando los controles y fiscalizaciones internos de sus gobiernos corporativos a la hora de licitar contratos de gran magnitud económica?, ¿Cómo se negocian o licitan y se adjudican los contratos?. En concreto, este caso deberá esclarecer que responsabilidad debe recaer en los miembros del Directorio de Chilena Consolidada desde los intereses de sus accionistas y eventualmente a nivel penal para sus ejecutivos principales y para CODELCO representada por sus ejecutivos principales gerentes en esta paradojal negociación de los seguros de accidentes personales y de vida de los trabajadores de la empresa cuprera. Son acaso los Directores y Ejecutivos principales y asesores de estas empresas y Dirigentes Sindicales personas tan poco dotadas en gestión empresarial y de representación de intereses ajenos, que no pudieron darse cuenta de la existencia de contratos de seguro, sobre valuados en extremo en sus primas o precios, aplicando una mínima y debida diligencia?.

Este caso actualmente es indagado en sede penal mediante una querella interpuesta por CODELCO en contra de quienes resulten responsables de estafa y/o administración desleal societaria y eventualmente fraude al Fisco, por una parte y también en desarrollo en sede laboral en que la empresa cuprera ha solicitado el desafuero de ciertos dirigentes Sindicales y en sede civil, mediante el requerimiento de exhibición de documentos, tales como actas de Directorio y correos electrónicos de ejecutivos de Chilena Consolidada para el ejercicio de acciones indemnizatorias, procesos jurisdiccionales en que deberá arribarse a una verdad jurídica respecto a la magnitud y dimensión y responsabilidad personal en estos graves hechos, que al parecer tendrían mérito de calificación penal como delitos y que dejan una muy mala señal en el control y gestión de sus gobiernos corporativos, que no serían meras “malas practicas”.

El tema tiene una dimensión de interés público y por lo tanto político, en la medida que CODELCO es una empresa estatal “de propiedad de todos los chilenos”, actor principal de los ingresos públicos, en que, si ha existido daño patrimonial en esta relación contractual “viciada” de seguros sobrevaluados en sus primas o precios por el orden de veintidós millones de dólares, se ha dañado así el patrimonio de la empresa cuprera y simbólicamente de todos los chilenos y el de los Sindicatos. Por ello, parece razonable que el Poder Ejecutivo pida una auditoria jurídica y financiera a CODELCO, además de la ejecutada por COCHILCO que hizo su trabajo en la materia al descubrir el caso, para dimensionar la magnitud del daño patrimonial y la responsabilidad de los Ejecutivos y trabajadores que corresponda. Pero en lo instantáneo, es también una pésima señal permanecer incólume e inane ante estos graves hechos, que afectan el crédito y la reputación del país en su empresa estatal símbolo CODELCO, y que de paso manifiesta una mala señal sobre el modo de relación entre la Empresa CODELCO y sus Sindicatos de Trabajadores a la hora de licitar y negociar contratos de seguros de personas, que hace poner el tela de juicio como ejercen los poderes y el control los Ejecutivos de la empresa cuprera y lo propio respecto a sus Sindicatos de Trabajadores y su deber fiduciario de representar los intereses de sus trabajadores afiliados y cuidar e incrementar su patrimonio colectivo.

Este no es un tema menor de meras malas prácticas negociales, sino que devela un problema mayor de gobierno corporativo, lealtad y buena fe y responsabilidad de sus Ejecutivos, en empresa pública, privada y Sindicato.

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV