miércoles, 12 de diciembre de 2018 Actualizado a las 03:31

En el marco de la discusión pr

Las cuestionadas cifras azules de Lavín en la alcaldía de Santiago

por 8 octubre, 2003

Según datos del municipio, la comuna gozaría de una estabilidad dado el pago de antiguas deudas de privados y por la gestión empresarial en el manejo de las finanzas. Sin embargo, en el Concejo existen suspicacias sobre las cifras entregadas por el alcalde y ya se solicitó una auditoría de las platas.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Pese a que las últimas encuestas han revelado un menor apoyo de la opinión pública al presidenciable de la UDI y alcalde de Santiago, Joaquín Lavín, éste se encontraría en un buen momento puertas adentro, por las cifras azules que arroja el informe presupuestario del segundo semestre del 2003, el que revela una incipiente alza en los ingresos que habría permitido lanzar dos millonarios "salvavidas" al Teatro Municipal e iniciar un programa de mejoramiento urbano en el centro de la capital.



No obstante este balance positivo, los concejales de la Concertación se muestran escépticos sobre la gestión financiera del edil. Trascendió que la concejala Marta Larraechea, presentará hoy un análisis crítico de las finanzas ante el Concejo que echarían por el suelo las cifras que exhibe la entidad.



El documento titulado "Informe del Estado del Ejercicio
Presupuestario" del segundo trimestre de este año, elaborado por el departamento de Contabilidad y Finanzas de la municipalidad da cuenta de que, hasta dicha fecha, los ingresos sumaban 35 mil millones de pesos. Es decir, equivalían al 49 por ciento de los fondos anuales.



Parte de las entradas experimentadas por la comuna se deberían al pago de deudas contraídas por privados hace casi una década. Se trata de pequeños y medianos comerciantes que, gracias a franquicias propiciados por el alcalde, habrían decidido cancelar sus deudas.



Esto permitiría al jefe comunal impulsar un plan de desarrollo urbano en el centro de la capital -con el apoyo de privados- para reposicionar su imagen ante la ciudadanía. El edil anunció la semana pasada la inversión de 12 mil millones de pesos que contemplan la repavimentación, nuevas veredas e iluminación de algunas arterias, la modernización de todos los quioscos y la construcción de nuevos. También planea remozar la calle Bandera y construir dos nuevos paseos peatonales: en Agustinas, entre el Cerro Santa Lucía y el Teatro Municipal; y en calle 21 de Mayo, entre la municipalidad y el Mercado Central.



Además, ya se entregó un préstamo en septiembre a la Corporación del Teatro Municipal, por 350 millones de pesos. Mientras en agosto, el municipio entregó 465 millones de pesos, correspondientes al presupuesto original de este año.



El pago de los privados



El detalle del presupuesto establece que entre los ingresos percibidos están las cuotas por ventas a plazo de los puestos de mercados y ferias, las que han tenido un 37 por ciento de cumplimiento.



Se trata de la venta que hizo el municipio de locales comerciales, cuyos propietarios se habían retrasado en los pagos por años. El alcalde buscó con los empresarios la fórmula para pactar un modo de pago más eficaz: aceptar la cancelación total de las deudas con un descuento del 20 por ciento.



Aunque no figuran en el último estado del presupuesto entregado, otros retornos son los pagos hechos por empresas que arrastraban por años el pago de contribuciones. Por ejemplo, la Forestal O'Higgins que canceló 868 millones de pesos en septiembre pasado, contribuyó al ingreso de platas frescas a las arcas municipales.



Los permisos de circulación aumentaron de un 42 por ciento a un 68 por ciento de lo presupuestado.



En cuanto a las contribuciones municipales, según el informe financiero, "el mayor aporte lo hacen las patentes municipales, que registraron un aumento del 47 al 49 por ciento".



Según el documento, otra área de ingresos "propios" es la de los impuestos territoriales con un cumplimiento del 37 por ciento. En el mismo periodo del año anterior se llegaba sólo al 30 por ciento, por lo que hoy por este ítem hay un ingreso superior a los 4 mil millones de pesos.

El informe detalla que hay un 48 por ciento de los pagos realizados en áreas como el personal o proveedores. Es decir, unos 34 mil millones de pesos del presupuesto anual total de 70 mil millones de pesos.



Críticas



Además de los últimos planes como la cancha de esquí o la piscina emplazada en el río Mapocho, los opositores a la administración de Lavín enfatizan en los gastos "superfluos" que ha tenido el municipio como es el ítem de "publicidad", que en sólo seis meses llegó a 62 millones de pesos. Los anuncios de actividades sociales, deportivas y culturales, remates y ordenanzas se concentraron en los diarios El Mercurio y La Tercera.



Frente a esto, el concejal Juan Recabarren (PS) asegura que este es un gasto necesario para informar a los vecinos de las actividades municipales, pero que "no nos gusta que se ocupe a modo de una campaña a favor del alcalde. Es un costo que se requiere, pero debería reducirse".



Aclaró que si las cosas andan bien es porque "realmente, el alcalde no ha invertido en nada".



Pese a las cuentas "alegres" que sacan en el municipio, el concejal Ricardo Zúñiga (PPD) es más cauto en calificar los ingresos. Zúñiga y el concejal Omar Saffie (independiente pro RN) solicitaron una auditoria externa, para conocer si el presupuesto municipal se ha gastado en conformidad al Plan de Desarrollo Comunal (Pladeco).



"Por lo tanto, si uno quiere hacer piscinas, playas y tonteras de ese tipo, tienen que estar en el Pladeco. Si no están, es plata que no corresponde haber gastado".



Aclaró que la auditoría presupuestaria tiene que estar lista antes de fin de año, por un cambio en la ley orgánica de municipalidades, que establece que se deben realizar dos auditorías externas, durante el curso de un período alcaldicio.



La diputada por Santiago, Carolina Tohá (PPD), en tanto, dijo que es necesario reordenar las prioridades de los recursos. Señaló que luego de la dictación de la Ley de Rentas I, el municipio de Santiago cuenta con más fondos.



Tohá agregó que, mientras la inversión en "desarrollo social" se ha reducido, el presupuesto se ha concentrado en el gasto en programas que, a juicio de la parlamentaria, no se mantienen en el tiempo "y en general, como sistema de administración de recursos públicos, no es bueno".



Según la diputada, muchas de las promesas del presidenciable de la UDI han quedado en nada y uno de los ámbitos más emblemáticos y sensibles es el de la seguridad ciudadana. Para Tohá, el edil ha sido "inconsecuente", al haber prometido en su campaña municipal terminar con este flagelo. "Ahora dice que no es su problema, sino del Gobierno".



Además, Carolina Tohá criticó el estilo de Lavín que -según dijo- es muy vistoso, pero con cero efectividad. "Se ha privilegiado lo comunicacional, el mobiliario urbano y otras iniciativas ingeniosas, que se han armado y desarmado con la misma velocidad, sin que se dé cuenta pública", explicó.





Artículos relacionados:



Teatro Municipal pide salvavidas a Lavín para terminar el año



Evangélicos lanzan sonora campaña contra alcalde Lavín



Comerciantes de la calle Meiggs no 'compran' remodelación de Lavín



La nueva idea subterránea de Lavín

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV