viernes, 27 de noviembre de 2020 Actualizado a las 16:46

En el CEP economista enfrentó a subsecretaria de Desarrollo Social

Engel acusa al gobierno de “matonaje comunicacional” en último round de ayer por la Casen

por 12 septiembre, 2012

Engel acusa al gobierno de “matonaje comunicacional” en último round de ayer por la Casen
La polémica está lejos de terminar, según lo vaticinó el propio experto, mientras el Ejecutivo no entregue toda la información acerca de la cuestionada medición. Esta vez se escribió un nuevo capítulo en el Centro de Estudios Públicos, donde habría comenzado —en opinión de La Moneda— a tejerse la desconfianza acerca de las cifras entregadas por la administración de Sebastián Piñera, en el primer seminario sobre el tema.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Todo hacía presagiar que nada extraordinario ocurriría en la segunda parte del seminario “Preguntas a la Casen 2011”, organizado por el Centro de Estudios Públicos (CEP), y cuya primera versión fue la que dio inicio a la polémica entre el gobierno y el candidato presidencial independiente de oposición, Andrés Velasco. Pero dos de los invitados a exponer han sido también figuras importantes en el debate público: el ex funcionario de la Cepal, Juan Carlos Feres y el economista Eduardo Engel. Algo que, obviamente, tampoco pasó desapercibido para La Moneda, que decidió mandar un contingente a aguarle la presentación a este último. Eso, porque la subsecretaria de Desarrollo Social, Soledad Arellano, se encontraba en el auditorio, acompañada de un grupo de funcionarios de gobierno, tanto de su cartera como de la Segpres.

Claramente, la performance no era casual y así lo entendió quien fuera el principal interpelado por los representantes de Palacio, particularmente por la subsecretaria de Joaquín Lavín, para que se disculpara por sus dichos respecto a la Casen y por haber provocado el desprestigio de la imagen de Chile en el exterior, aludiendo al artículo del Financial Times que el Presidente Sebastián Piñera desacreditó atribuyéndole “visiones muy sesgadas”.

El gobierno acusó el golpe e intenta cerrar todos los flancos para evitar que los cuestionados resultados de la Casen 2011 puedan convertirse en el “jarrón” de esta administración. Si algo temen los más altos funcionarios de La Moneda es que este episodio sea rubricado como el “Casengate”. Más aún cuando a partir de los comicios municipales de octubre, el país entra a un torbellino eleccionario que no para hasta las próximas presidenciales.

Concluidas las exposiciones, que además de Feres y Engel, estuvieron a cargo del decano de la Facultad de Economía y Negocios de la UDD, Rodrigo Castro, y del economista jefe del área de Políticas Sociales del CEP, Sergio Urzúa, se dio paso a las preguntas del público. Fue entonces cuando la subsecretaria de Desarrollo Social, instancia a cargo de la Casen, planteó que según lo expuesto por los expertos “se ha validado que no hubo manipulación de la encuesta”, por parte del gobierno. Por lo que exigió un “desmentido público” de parte de Engel. Sobre todo, según reiteró la subsecretaria, porque sus críticas habrían servido de argumento para que el Financial Times comparara lo sucedido en este caso con las prácticas utilizadas por los Kirchner en Argentina y la manipulación de los números públicos. Algo que parece haber calado profundo en el gobierno.

 “No tengo nada que pedir perdón”

Tras el emplazamiento de Arellano, Engel tomó la palabra e invitó a leer el artículo original “y van a darse cuenta que la forma en que se ha reportado este artículo por el gobierno no tiene nada que ver con lo que dice el artículo, son periodistas serios que no reciben llamadas del poder para que hagan determinadas cosas, cubrieron en forma seria. Donde las cosas fueron curiosas, la cobertura de prensa, no fue en el Financial Times, fue en Chile, en El Mercurio y La Tercera”. Acto seguido hace referencia a la publicación de Ciper con la entrevista a Andrés Hernando, criticando la tardanza y la forma cómo ambos medios se subieron al tema: “Esa cobertura de El Mercurio y La Tercera, en este caso, yo no había visto nunca un matonaje comunicacional como lo he visto en estas semanas de parte del gobierno y de ciertos medios acá en Chile. El Financial Times lo que hizo fue simplemente una cobertura al respecto. Así es que, Soledad, no tengo nada que pedir perdón (…). Lo que sí hay una larga lista de cosas, Soledad, que tú y tu ministro (Joaquín Lavín) y tu Presidente deberían pedir perdón. Esa lista es larga”.

Tras el emplazamiento de Arellano, Engel tomó la palabra e invitó a leer el artículo original del Financial Times “y van a darse cuenta que la forma en que se ha reportado este artículo por el gobierno no tiene nada que ver con lo que dice el artículo, son periodistas serios que no reciben llamadas del poder para que hagan determinadas cosas, cubrieron en forma seria. Donde las cosas fueron curiosas, la cobertura de prensa, no fue en el Financial Times, fue en Chile, en El Mercurio y La Tercera”, añadió.

Y dado que la subsecretaria lo había emplazado públicamente, Engel hizo lo propio en cuanto a solicitarle que “de una vez por todas hagan público el pretest del y11”, aludiendo a la polémica pregunta que se le agregó a la encuesta Casen en esta última medición y que podría haber afectado considerablemente el resultado. No conforme con ello, el experto agregó que “la discusión no ha terminado”, le advirtió a la funcionaria de gobierno, “y no porque seamos mala leche, no ha terminado porque el gobierno se niega a entregar la información”. Arellano, visiblemente nerviosa, insistió en que su intervención y la necesidad de exigir las disculpas de Engel apuntan “no solamente a proteger al gobierno, sino que es proteger a nuestro país y la imagen institucional que nuestro país tiene hacia afuera”. También insistió en que la administración Piñera entregará toda la información y que si no lo ha hecho es porque “estamos en proceso de ir ordenando las bases. No hay absolutamente nada que ocultar (…). Lo único que pido es tiempo, porque el equipo que está acá, el viernes terminó a las ocho y media de la noche los últimos documentos metodológicos. Por lo tanto, todo eso lo vamos a hacer en los tiempos debidos”.

 Siguen subiendo los costos

Por su parte, Engel insistió en que hay material que está y que ya se debería haber entregado y reiteró que, “a mi juicio, y esa es una crítica a la Cepal, que la he hecho varias veces con todo el cariño que le tengo a Juan Carlos. La Cepal no debió haber cedido cuando, fuera del proceso regular —después de recibir, el gobierno, el primer número de pobreza— ese no era el momento para pedir reconsideraciones y cambios de qué variables entraban y qué variables no entraban”. Adicionalmente aprovechó para pedirle al gobierno, a través de Arellano, la entrega de la información prontamente, ya que se necesita “toda la documentación y todos los intercambios entre Cepal y el gobierno, pero ahora, no en diciembre. Tu anunciaste (…), que en diciembre, que a fin de año van a salir los datos, entonces, puede ser muchísimo más rápido. Es cierto que a la opinión pública le cuesta entender porque nadie sabe estadísticas, no tienen por qué saberlo, pero los que sabemos nos damos cuenta de que no es cierto, Soledad, tienen que entregar la información ahora. El margen de error, demoraron seis semanas en calcularlo, Soledad, ese margen de error lo pudieron calcular los primeros días y era un 0,8 no un 0,7 (cifra que dio el gobierno)”. Y cerró recalcando que “les pido, por el bien de Chile, que entreguen esto y que pidan todas las excusas del caso y, más aún, que asuman las responsabilidades políticas tras lo que hicieron”.

Este fue parte del duro intercambio entre Engel y la subsecretaria quien, pese a presentarse en el CEP con una numerosa escolta, salió damnificada del enfrentamiento ante la fuerza de los argumentos del economista, quien no retrocedió ni un paso de sus cuestionamientos originales. Concluido el seminario y consultado acerca de que Arellano haya asistido a enfrentarlo públicamente, Engel respondió que hay otros hechos más graves. De este modo, opinó que “ha existido una cosa más decepcionante de todo este Casengate, y es el matonaje comunicacional que ha ejercido el gobierno con quienes hemos pedido, simplemente, que se transparente la información, que se haga pública información que es relevante y, por lo tanto, ha sido parte de algo que se ha dado muchas veces el último mes y que es la forma en que el gobierno ha decido enfocar el tema, lo cual me parece equivocado. (…) también es cierto que la ciudadanía ha ido entendiendo que acá hubo presión indebida del gobierno sobre la Cepal, que la Cepal cedió a esa presión y estuvo dispuesta a cambiar un número de pobreza a una altura del proceso en que nunca antes se había modificado. Y eso es grave, pero finalmente la gente lo ha entendido. A pesar de la campaña comunicacional del gobierno, a pesar que varios de los medios impresos en Chile no han sido muy ecuánimes en la cobertura de este tema. Finalmente se ha ido sabiendo, se ha ido instalando el tema y, por lo tanto, los costos políticos van siendo cada vez mayores para el gobierno y aquí yo veo una reacción frente a una situación que finalmente se les salió de control y que sí se instaló en la opinión pública”.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV