viernes, 21 de enero de 2022 Actualizado a las 20:22

También rechaza haber recibido dineros de SQM

Longueira se defiende y asegura que es absurdo que digan que fue empleado de Contesse

por 3 abril, 2016

Longueira se defiende y asegura que es absurdo que digan que fue empleado de Contesse
“Quiero ser en esto categórico: en los años en que me desempeñé como senador o ministro, nunca le solicité a Patricio Contesse, ni tampoco él me ofreció, dinero o aporte económico de ninguna naturaleza, sea conectado con las funciones públicas que tuve o por cualquier otro motivo o razón indebida o ilícita. En mis campañas, de haber aportes, ellos fueron por las vías legales”, señala el ex ministro.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El ex senador de la UDI y ex ministro, Pablo Longueira, salió a defenderse tras el anuncio de la fiscalía de formalizarlo por delitos tributarios y cohecho, vinculados a una negociación con SQM para poder influir sobre la ley del Royalty, negando haber recibido dinero de parte del ex gerente general de la minera Patricio Contesse y rechazando haber sido “empleado” del alto ejecutivo.

En entrevista con El Mercurio, el ex legislador gremialista negó ciertos antecedentes del informe del estudio de abogados estadounidenses Shearman & Sterling, en donde se establece que SQM pagó a varios fundaciones cercanas a él. También rechazó haber recibido algún aporte en dinero de Patricio Contesse, respecto a los correos que los vinculan en la tramitación del artículo que estableció la invariabilidad tributaria.

“Concuerdo en que los otros temas deben ser aclarados en el proceso judicial, pero para mí es absolutamente inaceptable que se siga desnaturalizando el rol que me correspondió en el acuerdo político del royalty”, sostuvo.

Agregó que “soy amigo de Patricio desde hace muchos años; más de 20, creo. Nos unen muchas cosas comunes y tengo respeto por él y por sus convicciones personales y religiosas. Siempre me ha parecido miserable la actitud de quienes resaltan la amistad en los momentos de éxito y la niegan cuando vienen dificultades”.

En ese sentido, Longueira dijo que “quiero ser en esto categórico: en los años en que me desempeñé como senador o ministro, nunca le solicité a Patricio Contesse, ni tampoco él me ofreció, dinero o aporte económico de ninguna naturaleza, sea conectado con las funciones públicas que tuve o por cualquier otro motivo o razón indebida o ilícita. En mis campañas, de haber aportes, ellos fueron por las vías legales”.

Añadió que “lo mismo puedo decir en relación con la empresa SQM o sus filiales, sus controladores o ejecutivos. Tampoco he recibido ni un centavo de las personas o instituciones que mencionaba como relacionadas conmigo en el informe que un estudio de abogados americano realizó para SQM. Ni un peso. Por eso es que mi abogado pidió voluntariamente a la Fiscalía que examinara mi cuenta corriente”.

En cuanto a los dineros que fueron a dar a fundaciones cercanas a su persona, según Shearman & Sterling, Longueira explica que “ese informe en ninguna parte dice que yo haya recibido recursos de SQM, y es más, dice expresamente en sus conclusiones que “no identificaron evidencia que demuestre que los pagos se hicieron con el fin de inducir a cualquier funcionario público a actuar o abstenerse de actuar con el objetivo de ayudar a SQM (…) en eso se comete un error garrafal. Le doy solo un ejemplo, y hay muchos otros, de las numerosas imprecisiones que contiene ese informe en lo que a mí respecta. Shearman & Sterling afirma que yo estaría relacionado con la Corporación de Asuntos Públicos, agregando que dicha corporación recibió 133,2 millones de SQM. Téngalo claro: no tengo ni he tenido con esta corporación jamás, que se entienda bien, jamás ningún tipo de vinculación (…) ni menos he recibido ningún peso de dicha institución (…) el daño que se ha hecho y la liviandad de esta afirmación son impresionantes”.

Mencionó que “en las fundaciones que ayudé a crear se cumplieron sus objetivos sociales y no se recibieron ni otorgaron dineros para campañas políticas ni para ningún otro fin indebido. La Fundación Web ha apoyado a más de 900 emprendedores de escasos recursos a tener su página web en forma gratuita. En ellas SQM fue una de las varias empresas que apoyaban la labor de estas fundaciones”.

Respecto al artículo que Contesse le hizo llegar, el ex ministro asegura que “esta acusación es completamente absurda. Lo que se me quiere imputar es que yo sería una especie de empleador de SQM y habría influido indebidamente en el Gobierno y parlamentarios para obtener la aprobación de este artículo. Los hechos son simples y claros, Patricio Contesse me manifestó que había un problema de redacción del proyecto original, por cuanto, no obstante el consenso político que existía para igualar la situación tributaria de empresas mineras chilenas y extranjeras, por la redacción de este no se conseguía este propósito. Me anunció que me enviaría una minuta al respecto, que yo le dije que reenviaría a quien correspondiera, que en este caso era el ministro Larroulet. En este contexto, Patricio Contesse me manda una minuta por correo electrónico. Lo mismo hace Ricardo Lagos Weber, con una minuta que contenía, una visión distinta de la de SQM”.

Y explica sobre el polémico artículo de la ley que cualquier tipo de influencia no tiene sentido, debido a que todos estaban de acuerdo con “corregir la discriminación entre empresas mineras (chilenas) y extranjeras (…) tampoco fue tema con los parlamentarios de oposición. De manera que es ridículo acusarme de influir respecto de un punto del cual no había a nadie a quien convencer ni influir. Simplemente no era tema”.

Longueira también sale a explicar el papel que jugó en la discusión del royalty, señalando haber conversado con los senadores de la Octava Región Costa, Alejandro Navarro y Hosain Sabag, y que se reunió con el senador Andrés Zaldívar y con el presidente de Antofagasta Minerals, Jean Paul Luksic.

También reveló que el tema del royalty fue tratado con el ex Presidente Ricardo Lagos con el objetivo de lograr un acuerdo político. “Llamé al ex Presidente Ricardo Lagos Escobar y le pedí una reunión. Me pareció importante hacerlo, pues en su gobierno se habría creado el royalty y se había establecido la invariabilidad tributaria para las empresas que se acogieran. Me recibió el 27 de julio de 2010 en su oficina de calle Roberto del Río. Hablamos extensamente del royalty, de la situación que había quedado el país tras el terremoto y me dio su opinión sobre la forma de alcanzar un acuerdo político”, dio cuenta el ex timonel del gremialismo.

Finalmente, Longueira expone tajante y molesto que “jamás voy a aceptar que una trayectoria de 35 años en política termine ensuciada por una apresurada e irresponsable acusación de cohecho. Me voy a defender con la mejor herramienta: la verdad”.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV