viernes, 5 de marzo de 2021 Actualizado a las 19:33

Representantes de la sociedad civil de Quintero cuestionan falta de peso de Ministerio de Medio Ambiente por proyecto inmobiliario en Maitencillo

por 27 mayo, 2016

Representantes de la sociedad civil de Quintero cuestionan falta de peso de Ministerio de Medio Ambiente por  proyecto inmobiliario en Maitencillo
Los miembros del CRAS Quintero-Puchuncaví alegan a su vez que el Ministerio habría desestimado los estudios realizados por la Seremia de Medio Ambiente, los que fueron financiados por el Gobierno Regional de Valparaíso y que buscan conservar los sitios prioritarios de “Acantilados de la Quirilluca”, “Dunas de Ritoque”, “Humedal de Mantagua” y “Humedal de Maitenes”.Esto, según dicen, en apoyo del polémico Proyecto Inmobiliario “El Alto” que se pretende emplazar dentro del Sitio Prioritario Nº1 para la conservación en los Acantilados de la Quirilluca, el que ha sido altamente cuestionado por presunto lobby.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Malestar existe entre los miembros del Consejo para la Recuperación Ambiental y Social de Quintero y Puchuncaví, tras conocerse el pronunciamiento del Ministerio del Medio Ambiente respecto del proyecto inmobiliario El Alto, donde se habrían desestimado los estudios financiados por el GORE tendientes a proteger la única colonia reproductiva del ave, Piquero Común, de la zona centro norte de Chile continental, ubicada en el balneario de Maitencillo, razón por la cual los representantes de la sociedad civil de ambas comunas presentaron una carta dirigida al Ministro, Pablo Badenier, para congelar su participación hasta que la cartera de Medio Ambiente rectifique su pronunciamiento y paralelo a esto que se modifique el convenio y reglamento para incorporar las figuras de vicepresidente o vocero y prosecretario y que estos pertenezcan a la sociedad civil.

La misiva solicita, en primer lugar, que el Subsecretario del Medio Ambiente, Marcelo Mena, rectifique su pronunciamiento ante el Comité de Ministros y avale “sus propios estudios”. Para ello proponen una mesa técnica de trabajo, entre el equipo del ministerio que redactó el pronunciamiento y equipo técnico del CRAS, con el fin de mejorar las confianzas en los estudios generados por el Ministerio, poniendo en valor los esfuerzos que realizados durante más de dos años para el desarrollo del CRAS y estudio de Sitios Prioritarios donde los miembros de la sociedad civil participaron activamente durante más de un año.

En segunda instancia la comunidad exige que se apruebe la figura en el Reglamento y Convenio del CRAS, con respecto a la delegación de un prosecretario y un vicepresidente que sea el vocero del CRAS y que estos sean de la sociedad civíl, propuesta que fue rechazada en la instancia de elaboración de reglamento y convenio, la que buscaba mejorar la comunicación entre el gobierno y la comunidad para que esta pudiese proponer temas en tabla y evitar una posible instrumentalización de la mesa para otros objetivos.

En relación a lo solicitado en la carta en cuestión, respecto de la conformación de una mesa de trabajo entre el equipo del Ministerio que redactó el pronunciamiento y un equipo del CRAS, la Seremi de Medio Ambiente de Valparaíso, Tania Bertoglio, señaló que “en el convenio que suscribimos los miembros del CRAS,  esta función no se encuentra mencionada en este instrumento”, razón por la cual realizó un llamado a la sociedad civil a “continuar elaborando el instrumento por el cual hemos sido convocados, sin embargo desde esta Secretaría redoblaremos nuestros esfuerzos y compromisos para resguardar nuestros sitios de alto valor de conservación”, concluyó.

Sin embargo, dentro del Convenio del CRAS, específicamente en su Artículo TERCERO, letra h) que expone que “Será foco de su atención y cuando corresponda, proponer los medios para la resolución de controversias, circunscritas en el marco del proceso de elaboración, implementación y seguimiento del Programa. Se tratará de medios de solución pacífica de conflictos que buscará, en primera instancia, la realización de gestiones directas por las partes interesadas o afectadas y cuando ello no sea posible, se de paso a otros medios, tales como negociaciones, mediaciones o conciliaciones.

En consecuencia, ya que estamos en la etapa de elaboración del PRAS y estamos frente a estos focos de conflicto entre el propio Ministerio y la Sociedad Civil, lo que no aporta en nada a la Restauración Social y Ambiental, es deber del Ministro Pablo Badenier, quien suscribe dicho convenio, realizar las gestiones necesarias a través de su coordinadora Nacional de PRAS y por supuesto, la Secretaría Ejecutiva del CRAS representada por la Seremía de Medio Ambiente, de convocar a estas instancias de resolución de conflictos” señaló el representante titular del CRAS y presidente de la Organización de Acción Ecológica Chinchimén, Javier Trivelli.

Los miembros del CRAS Quintero-Puchuncaví alegan a su vez que el Ministerio habría desestimado los estudios realizados por la Seremia de Medio Ambiente, los que fueron financiados por el Gobierno Regional de Valparaíso y que buscan conservar los sitios prioritarios de “Acantilados de la Quirilluca”, “Dunas de Ritoque”, “Humedal de Mantagua” y “Humedal de Maitenes”.Esto, según dicen, en apoyo del polémico Proyecto Inmobiliario “El Alto” que se pretende emplazar dentro del Sitio Prioritario Nº1 para la conservación en los Acantilados de la Quirilluca, el que ha sido altamente cuestionado por presunto lobby.

Me preocupa muchísimo que el Ministerio haya desestimado los estudios de la Seremi de Medio Ambiente y eso nos hace desconfiar. Luego de dos años de estar participar en el CRAS, sentimos que nuestra opinión, voz y valor como seres humanos no vale de nada y lo que es mucho más grave, el presunto lobby y los intereses económicos que puedan estar vinculados en estas decisiones, lo que nos parece lamentable y una vergüenza. Debemos tener la conciencia de poder cuidar lo poco que nos va quedando en esta zona de sacrificio y estos sitios de alto valor para la conservación son importantes para las comunidades, por eso exigimos que esto sea protegido por parte del Ministerio”, señaló, la directora de la Casa de la Mujer de Quintero y representante titular del CRAS, Carolina Orellana.

El proyecto presentado por la Inmobiliaria Don Lionel Bastías y desarrollado por la empresa Banmerchant donde el Socio, Director y Gerente Inmobiliario el Sr. Francisco Walker, hermano del senador por la zona, Ignacio Walker, fue rechazado en la Comisión de Evaluación Ambiental de la Región de Valparaíso por presentar diferencias significativas tanto en su línea de base como en las propuesta de conservación en comparación con los estudios realizados por la Seremi de Medio Ambiente. Ante esto, la inmobiliaria ingresó un Recurso de Reclamación al Comité de Ministros. 

 A raíz de lo anterior, la cartera de Medio Ambiente se pronunció a favor del proyecto argumentando que el titular habría estudiado el área de influencia, mientras que los estudios de la Seremi de Medio Ambiente levantaron cuatro sitios distintos por lo que estos no serían comparables.

Aquí se han desestimado los esfuerzos de la Seremía de Medio Ambiente en toda la región y yendo totalmente contrario a los programas priorizados por el CRAS. Nosotros estamos muy molestos con el Ministerio, porque el Gobierno Regional invirtió junto a la Seremi de Medio Ambiente 80 millones para levantar la línea de base de los Sitios Prioritarios en cuestión y el Ministerio ya ha invertido 325 millones en la elaboración del Programa para la Recuperación Ambiental y Social, es decir con el actuar del Ministerio se ponen en jaque 400 millones destinados a cumplir el programa de Gobierno y todo por apoyar un proyecto altamente cuestionado por presunto lobby de políticos de la Región”, manifestó Trivelli.

El Acalde de Puchuncaví y presidente del Consejo para la recuperación Ambiental de Quintero y Puchuncaví, Hugo Rojas, calificó el hecho como una contradicción, señalando que “se supone que si la Seremía de Medioambiente emitió un informe y un pronunciamiento respecto a un proyecto determinado, el Ministerio respectivo debiera respaldarlo y no contradecirlo. Vemos con preocupación esta contraposición, porque nos hace suponer la existencia de diferentes criterios de evaluación dentro de un mismo ministerio, frente a un mismo tema, lo que no es bueno ni es sano, tanto para el titular del proyecto, como para la comunidad, pues se provoca una incertidumbre. Esperamos que esto no vuelva a suceder, porque una instancia se va invalidando con otra y eso no le hace bien al sistema”, declaró Rojas.

Desde el Ministerio de Medio Ambiente, en tanto, declinaron en pronunciarse respecto de los cuestionamientos de los miembros de la sociedad civil del CRAS hasta que se desarrolle la próxima sesión del Comité de Ministros y el proyecto El Alto sea sometido votación, cuya fecha aún se desconoce.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV