viernes, 22 de octubre de 2021 Actualizado a las 20:29

Lo que expresó una Alameda repleta de manifestantes

#Niunamenos, el día después: el cambio en la conciencia colectiva sobre la desigualdad de género

por 20 octubre, 2016

#Niunamenos, el día después: el cambio en la conciencia colectiva sobre la desigualdad de género
"La marcha convoca a cuestionar un sistema, no solamente una práctica machista, sino que cuál es el sistema que reproduce, que legitima y, por lo tanto, tiende a producir este tipo de prácticas", indicó la directora de estudios del Observatorio Contra el Acoso Callejero (OCAC).
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

La intendencia cifró en 50 mil las personas que participaron de la marcha en Santiago. La convocatoria Ni una menos, además congregó a hombres y mujeres en 22 ciudades del país. En la capital, el recorrido se inició en la Plaza Italia, donde la gente se aglomeró hasta tomarse las dos calzadas de la Alameda.

Los mensajes en carteles y paredes eran transversales: denunciaban desde los piropos hasta los femicidios. Hacían eco de mujeres que sobrevivieron a golpizas, que han sufrido acoso y discriminación por su género.

Entre los asistentes estaban, por ejemplo, la senadora DC Carolina Goic, la diputada Karol Cariola (PC) y Marcela Sabat (RN).

La Presidenta Bachelet manifestó su adhesión al movimiento y señaló que “no es responsabilidad de las mujeres que sufren de la violencia, sino que es una conducta aprendida en nuestra cultura". En su mensaje hizo alusión a un mensaje de Twitter que decía que había esperanza, ya que hace dos años no se hablaba del tema.

Asimismo, el edificio de La Moneda, lejos de recibir las tradicionales pifias de las marchas, estaba iluminado con el hashtag #NiUnaMenos y la gente se agrupaba a tomar fotos.

niunamenos_moneda

A la manifestación también asistió la ministra de la Mujer y la Equidad de Género, Claudia Pascual. Para ella, esta marcha significó un hito que explica los cambios que está viviendo nuestra sociedad: “Que hoy día se haya dado esta manifestación ciudadana, que exista un amplio llamado a nivel nacional a terminar con la violencia hacia la mujer,habla de una sensibilización en nuestra sociedad que viene de hace bastante tiempo, y que demanda un cambio cultural para erradicar la violencia de género”, dijo.

Movimiento global 

Luego del brutal asesinato de Lucía Pérez, de 16 años, en Mar del Plata, el denominado "Miércoles Negro" se convirtió en una movilización global, promovida a través de la campaña #Niunamenos. Pero este hecho no ha conmovido solamente al país trasandino, como se vio reflejado ayer, Chile también se sumó a la causa, luego de los crímenes cometidos contra la pequeña Florencia, de 9 años, que murió descuartizada por su padrastro en Coyhaique, y Bernardita Martínez que falleció producto de las puñaladas de su pareja en Puerto Montt.

Las cifras de femicidio develan que en Chile 27 mujeres han sido víctimas de violencia en lo que va de este año. Pero no solo en el país se contemplan casos de maltrato y violencia contra la mujer, es por esto que a nivel mundial la lucha por la igualdad de género y la no discriminación hacia la mujer se convirtió en una manifestación que unió continentes.

En México, Guatemala, Bolivia, Paraguay, Ecuador, Uruguay, Costa Rica, El Salvador y Honduras, también mujeres y hombres salieron a las calles para reclamar por la igualdad de derechos. En EE.UU, España y Francia también se replicaron actos que rechazaban la violencia contra la mujer.

BUENOSAIRES

Marcha Ni una menos en el Obelisco, Argentina. Foto de El Intransigente

La consigna “#Niunamenos”, unió a miles de personas a nivel mundial bajo la misma causa. Cabe mencionar que cuando se habla de violencia -según consignaban las pancartas y gritos en las marchas- no solo contempla erradicar las agresiones físicas, la movilización también abarca la discriminación hacia la mujer, los insultos, los "piropos" que visualizan a la mujer como "objeto" y los roles de género.

"Alerta, alerta, alerta machista, que todo el territorio se vuelva feminista", cantaron cientos de hombres que se sumaron a la marcha por la Alameda, y que junto a sus hijas, madres, hermanas, amigas y parejas, gritaron y elevaron carteles contra el machismo y la violencia hacia la mujer.

No solo en Chile se vociferó "quien ama, no mata, no humilla, ni maltrata", también en Argentina las mujeres alzaron su voz a través de este grito en rechazo a los femicidios.

marchanuevajork

Fotografía de manifestación Ni una menos en Nueva York

 

Cambio de un sistema machista

María José Guerrero, Directora de estudios del Observatorio contra el Acoso Callejero en Chile (OCAC), se refirió a la marcha y señaló que "fue bastante multitudinaria, fueron no solamente mujeres, dando cuenta también de hombres, familias enteras, niños, niñas, consignas trans, lesbianas, etc. Y todo eso hizo que cobrara una fuerza política muy grande". También expresó que el rechazo hacia la violencia contra la mujer "es un tema que ha quedado claro que la ciudadanía lo toma como algo importante".

"En general, si bien la consigna es '#Niunamenos', se pone en cuestión todo un sistema de reproducción de violencia, tanto a mujeres como a hombres, que lamentablemente las expresiones de violencia que nosotros podemos considerar como legítimas, son violencias extremas", indicó Guerrero. Además, agregó que "la idea es poner en cuestión todo un sistema que reproduce prácticas violentas para una sociedad completa".

Al ser consultada por El Mostrador sobre los cambios que ha mostrado la sociedad chilena en cuanto a temas de igualdad de género, la directora respondió que "hay un cambio súper abrupto. Ayer salió la encuesta 11 de la Corporación Humanas, e indicó que el 45% aproximadamente de la población de las mujeres se considera feminista, considerando que hace dos o tres años era algo tan negativo, hoy se ve como una práctica política legítima".

 La consigna “#Niunamenos”, unió a miles de personas a nivel mundial bajo la misma causa. Cabe mencionar que cuando se habla de violencia –según consignaban las pancartas y gritos en las marchas– no solo contempla erradicar las agresiones físicas, la movilización también abarca la discriminación hacia la mujer, los insultos, los "piropos" que visualizan a la mujer como "objeto" y los roles de género.

Asimismo explicó que "la marcha convoca a cuestionar un sistema, no solamente una práctica machista, sino que cuál es el sistema que reproduce, que legitima y, por lo tanto, tiende a producir este tipo de prácticas. O sea, pensemos que el proyecto de ley de femicidios no ha parado los femicidios, el proyecto de ley del acoso callejero no va a parar el acoso callejero, pero sí un cambio de mentalidad en el sistema, eso sí lo puede modificar", manifestó Guerrero.

"Además de penas, tiene que haber también una educación de temas de género responsable. Lamentablemente, el Estado en todas sus instituciones reproduce violencias de género estatales. Pensemos en tema del aborto y la educación sexual en los colegios. En los colegios públicos se segrega por sexo, algo que en otros países ya ni se habla, aquí todavía es un problema", añadió.

"El llamado, más que a llamar políticas públicas responsables, es que el Estado se haga cargo de modificar este sistema que reproduce este continuo de violencia. Necesitamos ampliar lo que se entiende por violencia sexual, en Chile lamentablemente los hombres no pueden ser violados legalmente, eso tiene que cambiar. No puede ser que el abuso sexual solo incluya genitales, boca y ano, ¿qué pasa si un tipo en la calle me levanta la polera y me toca las pechugas, eso no es abuso sexual, por ejemplo?", exclamó Guerrero.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV