miércoles, 19 de diciembre de 2018 Actualizado a las 07:34

PAÍS

Los trapitos sucios de la Iglesia Católica: cura expulsado por el Vaticano acusa al ex obispo Duarte

por 9 agosto, 2018

Los trapitos sucios de la Iglesia Católica: cura expulsado por el Vaticano acusa al ex obispo Duarte
"He leído la información que el ex obispo Gonzalo Duarte ha dado acerca de mi persona, la que niego absolutamente. Niego en mí cualquier acto que tenga un significado genital. Niego que haya abusado de autoridad sobre aquellos que solo he servido (…) quiere lavar su imagen a costa de otros", señaló Jaime da Fonseca, a quien la Congregación para el Clero del Vaticano le quitó su condición sacerdotal. El ex párroco también aprovechó la oportunidad para desmentir una huida a Perú para evitar un juicio.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Los trapitos sucios ya no se lavan al interior de la Iglesia Católica, como ocurría antaño. El párroco de Quilpué, Jaime da Fonseca, quien fue destituido como sacerdote por el Vaticano, negó las acusaciones en su contra y disparó con todo contra el ex obispo de Valparaíso, Gonzalo Duarte.

En una carta enviada a El Mercurio de Valparaíso, el ex sacerdote anunció que “usaré todos los medios que tenga a mi alcance para que emerja el esplendor de la verdad real, y no como la presenta en su mente el ex obispo Duarte”.

Este martes, el Obispado de Valparaíso comunicó la expulsión de manera inapelable del religioso, después de haber sido investigado por la Congregación para el Clero del Vaticano, a partir de una pesquisa iniciada por el obispo Duarte por acoso, abuso sexual y encubrimiento.

Da Fonseca ha sido sindicado como “el Karadima de la V Región" por el ex seminarista Mauricio Andrés Pulgar Lazo quien en un reportaje de El Mostrador de junio pasado, se refirió a las “redes de sexo, poder y drogas” en la Iglesia de Valparaíso.

Sus descargos

Da Fonseca dio respuesta a una carta que envió Duarte al mismo diario, en la que el ex jefe de la Iglesia porteña mencionó todas las acciones que adoptó en su contra luego de recibir las denuncias.

"He leído la información que en este diario (El Mercurio de Valparaíso) el ex obispo Gonzalo Duarte ha dado acerca de mi persona, la que niego absolutamente. Niego en mí cualquier acto que tenga un significado genital. Niego que haya abusado de autoridad sobre aquellos que solo he servido", señaló.

Añadió que “cuando salí de la Parroquia de Quilpué le pedí un juicio (a Duarte). Me lo negó. Simplemente me lo negó y como en los peores tiempos de la Inquisición me obligó a dejar la Parroquia sin reconocerme el derecho que yo me pudiese defender”.

Da Fonseca aseguró que lo que está tratando de hacer el ex líder de la iglesia porteña es "lavar su imagen a costa de otros". "Quiero pensar que, en algunas personas, su condición episcopal no las exime de las fuertes consecuencias adosadas a la edad o a los efectos del cáncer que sufrió que pueden traer, a veces, efectos indeseados, como la severa alteración del juicio y de la memoria y el indisimulado anhelo de limpiar su precaria imagen develada a costa de la destrucción ética de otros", agregó, aprovechando la oportunidad para desmentir una huida a Perú para evitar un juicio.

Duarte dejó el obispado de Valparaíso el pasado 11 de junio. Su renuncia fue de las primeras aceptadas por el Vaticano. Su figura es controversial también, porque ha sido apuntado por abusos sexuales, cosa que él niega. Recientemente concedió una entrevista para desestimar la denuncia del ex seminarista Sebastián del Río, quien lo acusa de abuso sexual. Pero -en una polémica versión de los hechos- reconoció que pidió al joven que le “pasara un poco de pomada para el dolor en la espalda” porque andaba con un lumbago.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV