lunes, 25 de marzo de 2019 Actualizado a las 22:06

PAÍS

José Andrés Murillo: desde la Compañía de Jesús me reconocieron que “todos sabíamos que Renato Poblete era mujeriego”

por 30 enero, 2019

José Andrés Murillo: desde la Compañía de Jesús me reconocieron que “todos sabíamos que Renato Poblete era mujeriego”

Crédito: Agencia UNO

Tras la denuncia de Marcela Aranda contra el emblemático capellán del Hogar de Cristo, la Compañía de Jesús abrió una investigación que puso en manos del abogado laico Waldo Bown, y además admitió que hay más casos, sin dar detalles ni precisar cifras. Sin embargo, el director de la Fundación Para la Confianza y denunciante del cura Fernando Karadima reveló que ya van cerca de 8 testimonios de víctimas.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El director de la Fundación para la Confianza y denunciante de Fernando Karadima, José Andrés Murillo, aseguró que “ya van cerca de ocho testimonios de víctimas” del excapellán del Hogar de Cristo Renato Poblete Barth y que desde el interior de la Compañía de Jesús le reconocieron que era un secreto a voces el comportamiento del emblemático cura.

Entrevistado en Radio Duna, Murillo reveló que en los últimos días –una vez conocida la denuncia de Marcela Aranda contra el fallecido sacerdote– se le han acercado miembros de la comunidad eclesiástica que le admitieron que “‘todos sabíamos que Renato era mujeriego y le gustaban las mujercitas’”.

A juicio de Murillo, quien fue novicio jesuita, lo ocurrido en este caso marca un inmenso contraste con los ideales de esta congregación, tradicionalmente orientada a la “lucha por la dignidad de las personas que se encuentran en situación de vulnerabilidad”. “Hoy estamos viendo que los mayores estaban con otra ética”, asume.

En cuanto a la respuesta que ha dado la Compañía para enfrentar este caso, sostuvo que “hasta ahora creo que se están haciendo cargo, pero estamos en una etapa muy inicial”.

Tras la denuncia de Aranda, la Compañía de Jesús abrió una investigación que puso en manos del abogado laico Waldo Bown y, además, admitió que hay más casos sin dar detalles ni precisar cifras.

“Asimetría de poder”

Murillo valoró el paso dado por Marcela Aranda de denunciar y hacer público este tema, haciendo el punto en que detrás de esto “no hay ganancias secundarias, no hay una búsqueda de figuración, y generalmente para las víctimas hay puro costo”.

En este sentido, Murillo aseguró que gran parte de los abusos sexuales se concretan desde una relación de “asimetría de poder” entre el victimario y la víctima. Y, en este contexto, cabe la pregunta de “cuál es la posibilidad de consentimiento”, señala.

Su descripción calza con lo que la misma Aranda ha confesado, en el sentido de que recurrió a Poblete como “director espiritual”, pero terminó en una espiral de abusos sexuales y de poder que duró ocho años. “El abusador es una persona muy astuta, con un manejo impresionante de la sicología humana, pero para la maldad. Tienen la capacidad de percibir dónde está tu fragilidad, por ahí entran y uno no tiene herramientas para defenderse del abuso”, declaró la teóloga en su momento a El Mercurio.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV