martes, 19 de febrero de 2019 Actualizado a las 02:52

PAÍS

La Semana Política y el destape sin pudor de la ultraderecha en la calle

por 13 febrero, 2019

A partir del reportaje "La ultra conservadora a la calle: la estrategia de movilización y agitación social de la nueva derecha", publicado esta semana por El Mostrador, el debate de esta edición de La Semana Política estuvo dedicado a analizar la nueva estrategia de este sector. "Hay un destape de la ultra derecha, que se defiende con orgullo, y eso tiene que ver con la relativización", precisó la editora Marcela Jiménez, mientras Héctor Cossio agregó que se trata de un sector “que se ha sacado los complejos” y emerge con fuerza en la calle. “La derecha ha sabido leer inteligentemente ese activo de descontento, y que no apunta solo a derechos sociales, sino también a derechos individuales, es decir, el querer defender un metro cuadrado", acotó a su vez la periodista Macarena Segovia.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Podcast

En una nueva edición de La Semana Política, los editores de El Mostrador, Héctor Cossio y Marcela Jiménez, conversaron con la periodista Macarena Segovia acerca de cómo la derecha está ingresando a la calle o, dicho de otro modo, a la movilización social, para ocupar de esta forma espacios de discusión pública.

"Tenemos tres derechas, una liberal, otra que se llama social, y una derecha del tronco tradicional, donde se identifica el Gobierno", dijo al comienzo del programa Segovia, autora de la nota periodística "La ultra conservadora a la calle: la estrategia de movilización y agitación social de la nueva derecha".

Para dar contexto al tema, Jiménez recordó la protesta de los estudiantes de los colegios del barrio alto de Santiago que bajaron al centro para protestar contra la ley de despenalización del aborto. “Y me pregunto, ¿en qué minuto la derecha hace ese click, eso de decir que no es un dirigente ni un parlamentario, sino estos NN que parecen iguales a nosotros, que son ellos los líderes de estas demandas'?", señaló.

En ese contexto, Segovia se refirió a las movilizaciones estudiantiles del 2011 y qué conclusiones se pueden desprender de ellas: "Olvidamos a veces el estallido del 2011, cuando se llenaron las calles, la derecha se da cuenta que hay un proceso de deslegitimación, y que hay un espacio político que ganar", indicó.

Y agregó: "El 2011 no era solamente gente de izquierda, eran estudiantes como cualquier otro que estaban viviendo la precarización de sus vidas. La derecha ha sabido leer ese activo de descontento, y que no apunta solo a derechos sociales, sino también a derechos individuales, es decir, el querer defender un metro cuadrado, la derecha lee inteligentemente eso".

En ese sentido, Cossio expuso que "ahora irrumpe con fuerza social a la calle", y "no son los argumentos políticos o económicos, sino la apropiación del sentido común, eso es lo que hace esta derecha que aparece en la calle". La lógica detrás de esta estrategia es que “una vez agotada toda mi política tradicional de presión, acudo a la calle”, ejemplificó Segovia.

"Esto está unido esto con lo que hemos visto en el último año y medio, que hay un destape de la ultra derecha, que se defiende con orgullo, y eso tiene que ver con la relativización", precisó Jiménez, a lo que Cossio agregó: "No se trata de una nueva figura, siempre ha estado ahí, lo que pasa ahora es que se sacan los complejos".

"Yo creo que todos sabemos que el pinochetismo duro siempre ha existido, pero claramente hay un momento donde se rompe el pacto transicional", dijo Segovia.

Luego, la periodista de El Mostrador añadió que "el activismo evangélico hace que surjan movilizaciones contra causas progresistas", frente a lo que la editora manifestó que es necesario recordar "Chilezuela, que se mantiene hasta el día de hoy, fue clave, el discurso que se adoptó en el último tramo de la elección, fue clave, porque en un escenario de voto voluntario, la disciplina del mundo evangélico es clave, porque el pastor ordena a salir por tal persona, porque defiende tales cosas".

Finalmente, Segovia hizo un resumen de las distintas almas que componen a la derecha en Chile: "Está la derecha liberal, que la determinan como Evópoli, aunque yo tengo diferencias, porque Evópoli tiene dos almas; después una derecha liberal que está más en las universidades, que sí está de acuerdo con el aborto, pero también con la libertad de mercado, ese mundo no ha cuajado en el poder tradicional; y del tronco tradicional, Chile Vamos, está la figura de Avanza Chile, de Sebastián Piñera, que son quienes proponen un retorno del poder transicional al Gobierno", dijo.

"Y el sector que se escapa", agregó, "que quiere reivindicar el pasado, la dictadura, que quiere las leyes de la dictadura, es el que viene con José Antonio Kast", dice.

"Daniela López, una de las analistas de la nota, decía que hay algo que la centroizquierda nunca entendió: la derecha nunca ha dejado de construir sociedad", agregó Segovia, quien precisó que "ese es el foco que no se logra ver, la derecha de una forma u otra, despolitizando, pero estando presente, en los sectores vulnerables, ha construido la base de la sociedad que vivimos hoy".

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV