domingo, 22 de septiembre de 2019 Actualizado a las 19:50

PAÍS

Ezzati pide “la misericordia del señor” para Tito Rivera y tramita “con celeridad” la dimisión de su estado clerical

por 14 marzo, 2019

Ezzati pide “la misericordia del señor” para Tito Rivera y tramita “con celeridad” la dimisión de su estado clerical
A raíz de la polémica entrevista que el sacerdote acusado de violación en plena Catedral Metropolitana concedió a un programa televisivo, el Arzobispado de Santiago emitió un escueto comunicado, donde rechaza los dichos del religioso y confirmó que pidió la dimisión de su estado clerical. Entre otras cosas, Rivera aseguró que "me atrevería a decir que el 50% de los sacerdotes chilenos son homosexuales" o que en la iglesia se da el "ambiente para estas conductas de relaciones homosexuales". El arzobispo Ezzati, también acusado de encubrir este caso, ofició hoy una misa donde se refirió a sus dichos.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Después de la polémica entrevista que el cuestionado sacerdote Tito Rivera, acusado de abuso sexual mientras estaba en la Catedral Metropolitana, dio al programa Mentiras Verdaderas de La Red, el Arzobispado de Santiago emitió un escueto comunicado en donde rechazan los dichos del religioso, además de confirmar que están tramitando ya la dimisión de su estado clerical.

En la entrevista, Rivera emitió duras declaraciones en contra de los miembros de la Iglesia católica del país, asegurando que "me atrevería a decir que el 50% de los sacerdotes chilenos son homosexuales" y que en esta institución se da el "ambiente para estas conductas de relaciones homosexuales".

Rivera también negó que mantuviera su celibato mientras era un activo religioso, excusándose en que esto "es como el matrimonio, uno promete y al andar en el camino cae".

Dichas declaraciones fueron condenadas por el arzobispado, que señaló que "se emitieron gravísimas afirmaciones en contra de víctimas de abusos, del ministerio sacerdotal y de los sacramentos del matrimonio y de la confesión, entre otras expresiones, que rechazamos tajantemente".

La entrevista de Rivera también llegó a los oídos del cardenal Ricardo Ezzati, quien está imputado por la Fiscalía por encubrimientos de abusos sexuales en los casos perpetrados por los sacerdotes Jorge Laplagne y Oscar Muñoz Toledo. Pero el arzobispo de Santiago también es mencionado en la denuncia contra Rivera, porque el denunciante asegura haberle confesado de los abusos y acusa que el religioso no hizo nada.

En una homilía realizada hoy en la Catedral Metropolitana, Ezzati se refirió a los polémicos dichos, repitiendo lo que estaba en el comunicado del arzobispado. "Habrán escuchado al final de esa entrevista cómo este hermano sacerdote, por el cual también pedimos la misericordia del Señor, expresó que pediría al Santo Padre la dimisión del estado clerical", dijo Ezzati en una eucaristía realizada en la Catedral Metropolitana.

Asimismo, Ezzati confirmó que tramitó con "celeridad" la solicitud de Rivera al Vaticano: "he enviado al Santo Padre la súplica para que conceda cuánto antes, a este sacerdote, la dimisión del estado clerical".

Ezzati finalizó su homilía defendiendo los principios de la iglesia, los que Rivera criticó en la entrevista: "Quiero reafirmar junto con ustedes y proclamar en voz alta, la santidad de la vida matrimonial, la santidad del ministerio presbiteral, reconociendo y agradeciendo el servicio de tantísimos hermanos sacerdotes, que en el día a día de su vida, de sus comunidades, están ofreciendo un precioso servicio que todos juntos estamos llamados a hacer presente, en la vida de la comunidad humana y cristiana”.

"La situación de Rivera evidencia el desgobierno en el arzobispado de Santiago"

Las reacciones al comunicado del Arzobispado no han sido muy favorables, principalmente porque, de acuerdo a los comentarios, la situación de Rivera evidencian los problemas internos que vive la Iglesia católica chilena.

Una de las víctimas de Fernando Karadima, James Hamilton, no comentó directamente el hecho pero hizo un retuit a un comentario del escritor Óscar Contardo. El autor del libro "Rebaño", que versa sobre los abusos en la Iglesia católica, señaló que "las palabras del señor Tito Rivera reflejan el nivel de formación en sexualidad humana que tienen los sacerdotes: ninguna. Un hombre burdo, ramplón, infantil, vulgar. Sin embargo la sociedad tenía a sacerdotes como él como expertos y guías en ese aspecto de la vida humana".

En tanto, Iván Navarro, mágister en Teología, también usó su cuenta de Twitter para analizar la situación de la iglesia católica: "esta situación de Tito Rivera evidencia aún más la gravedad y el desgobierno en el arzobispado de Santiago. Cero, nula preocupación por las víctimas, por el efecto de comunicados. La decadencia es total en la jerarquía eclesial".

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV