viernes, 15 de noviembre de 2019 Actualizado a las 03:17

PAÍS

El otro desastre de Rancagua: los conflictos de las internas del PS en la zona de Letelier

por 13 mayo, 2019

El otro desastre de Rancagua: los conflictos de las internas del PS en la zona de Letelier
No son tiempos fáciles para el Partido Socialista. Los comicios del 26 de mayo han marcado un punto de no retorno, que harán que el “PS no vuelva a ser el mismo”, reconocieron desde ambas listas, lideradas por Maya Fernández y Álvaro Elizalde. Uno de los puntos más críticos son las elecciones regionales, en especial Rancagua, uno de los bastiones del Tercerismo. La lista de consenso se bajó de la contienda, después que el TS impugnó a tres de sus candidatos, uno de los cuales es Sergio Roldán, quien denunció al senador Letelier ante al Tribunal Supremo por su relación con los jueces investigados por tráfico de influencias.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Las elecciones en el Partido Socialista se han convertido en una verdadera lucha de sables. Disidencia y oficialismo se han sacado los ojos en las últimas semanas, dando una “guerra sin tregua”, según reconocieron en la propia colectividad. El futuro del socialismo será fijado en las urnas el próximo 26 de mayo y la única conclusión que comparten las listas “Unidad Socialista para Chile” y “Recuperación y Cambio Socialista”, es que el PS ya “no será el mismo después”.

Hasta el momento ha sido un verdadero culebrón venezolano, aunque los candidatos a la presidencia, Maya Fernández y Álvaro Elizalde, se han mantenido lejos de los conflictos, pero sus representantes y jefes de campaña se han enfrentado con uñas y dientes. Hasta los viejos estandartes del socialismo, Camilo Escalona, Mahmud Aleuy, Isabel Allende y José Antonio Viera-Gallo, se han distanciado.

Hasta el presidente del Tribunal Supremo, Pablo Velozo, entró al ruedo y señaló a Radio Duna que Elizalde ganaría holgadamente las elecciones, lo que despertó una fuerte arremetida desde “Recuperación y Cambio Socialista”. El apoderado de la lista, el diputado Marcelo Díaz, arremetió en contra de Velozo, lo que llevó a este último a pedir disculpas por sus declaraciones.

Desde ahí, se han desatado una serie de pugnas internas y territoriales que han estado marcadas por el quiebre de la Nueva Izquierda, luego que Camilo Escalona le diera su apoyo a Elizalde y hasta por el quiebre del propio Tercerismo –sector del actual timonel– en algunas regiones y comunales del país.

Un foco es San Ramón, un verdadero dolor de cabeza para el PS en los últimos años, tras la inclusión en la lista de Álvaro Elizalde de Mónica Aguilera, hermana del alcalde Miguel Ángel Aguilera, expulsado en el 2017, tras el escándalo de sus tratativas con el mundo narco, lo que impulsó a que el diputado Díaz solicitara al Tribunal Supremo que el Sevel envíe veedores para el proceso eleccionario.

Pero esto no es nada comparado con lo que ocurre en regiones, especialmente en Atacama y O’Higgins.

En el caso de Atacama, la lista “Región de Atacama Nueva Generación” no fue validada por el Tribunal Supremo en votación dividida, luego que se retrasara dos horas para apelar en el caso de sus candidatos y candidatas para el Comité Central, pese a que el propio TS tardó en habilitar las plataformas para la inscripción de candidatos y la página del PS estuvo caída dentro del proceso de apelación. En el escrito de reclamación que presentó el diputado Díaz, se calificó dicha decisión como “arbitraria e ilegal” y se acusó al Tribunal Supremo de no haber cuidado el debido proceso.

O'Higgins al rojo vivo

En la VI Región el panorama es más complejo. En esa zona se entrecruzan los conflictos del Poder Judicial, el Ministerio Público y el senador Juan Pablo Letelier, además del quiebre del Tercerismo en una zona que es clave para la reelección de Elizalde, lo que terminó con el retiro de una de las listas y la impugnación del proceso, lo que hará que la elección sea determinada por secretaría.

Uno de los puntos que más inquieta a los militantes regionales y parlamentarios socialistas es el silencio del  presidente del partido, Álvaro Elizalde, quien apuesta a ser reelecto en la contienda del 26 de mayo. No solo en las denuncias en medio de las elecciones, sino también respecto a la situación del senador Letelier, salpicado por los conflictos del Poder Judicial y del Ministerio Público en la región y la nominación de la cuestionada jueza Dobra Lusic para ascender a la Corte Suprema.

En Rancagua la situación parece insostenible. Desde todos los sectores del PS destacaron que las elecciones rompieron el clima de statu quo que se mantenía desde hace unos años.

Desde la Nueva Izquierda, el Tercerismo, Izquierda Socialista y hasta los allendistas coincidieron en que el partido se “quebró en la zona”, luego que el Tribunal Supremo aprobara la lista respaldada por el senador Letelier, “Unidad Socialista”, y decidiera rechazar la inscripción de la lista de unidad “Socialistas a Luchar”, por razones de “forma y fondo”, el pasado 3 de mayo.

En su resolución, el Tribunal Supremo impugnó la candidatura al Comité Cental (CP) de Patricia Torrealba, militante del Tercerismo que actualmente preside al partido en la VI Región, debido a que no cumplía con el requisito de no haber “enterado dos períodos consecutivos en el mismo nivel del partido”, pues la dirigenta había integrado el Comité Central del PS durante dos periodos, debido a sus cargos anteriores.

El TS agregó que la lista contenía formatos de declaración de candidaturas erróneas al Comité Regional, ya que ninguno de sus candidatos habría presentado cotizaciones. Dichas candidaturas correspondían a Elizabeth Zúñiga y Sergio Roldán, ex alcalde de Rengo que presentó una solicitud  para que se abriera una causa disciplinaria en contra del senador Letelier.

La resolución del TS levantó las sospechas en la militancia socialista de Rancagua, sobre las influencias que podría haber ejercido Letelier para impugnar la lista en la que competía la persona que solicitó abrir una investigación en su contra.

Pero la historia “se remonta a meses atrás”, destacó Torrealba a El Mostrador. La idea inicial era que en la región existiera una lista de unidad que disputara la elección regional, que todos los sectores estuvieran representados, incluidos el diputado Juan Luis Castro y el senador Letelier, los dos parlamentarios socialistas de la zona.

Tras un mes de negociación, la idea quedó en nada, ya que “el senador quería tener el 50+1”, indicó Torrealba, aunque cercanos a “Unidad Socialista” plantearon que “no hubo voluntad para generar una lista de unidad”. Uno de los principales puntos de divergencia habría sido la disputa por los candidatos municipales, además del cupo senatorial para las parlamentarias del 2021, ya que ambos parlamentarios, Castro y Letelier, pretenderían mantener sus cupos. Disonancias que finalmente sentenciaron la competencia de las dos listas en la región.

La resolución del TS desencadenó una serie de apelaciones y pugnas internas que han derramado algo más que sangre entre los dos sectores. Una serie de declaraciones entrecruzadas, en que ambas listas se han acusado de generar operaciones políticas y comunicacionales, han devenido en la idea de impugnar la elección regional completa.

Luego de una serie de ajustes, la lista “Socialistas a Luchar” retiró su candidatura, apuntando a “las serias irregularidades ocurridas en este proceso eleccionario, transformándolo en un proceso espurio, arbitrario y carente de ecuanimidad, careciendo de las garantías suficientes para la participación de los candidatos señalados”, detalló en un escrito ante el TS la apoderada de la lista, Alba Gallardo.

Torrealba detalló al TS otra irregularidad en el Tribunal Regional, debido a que su presidente, Cristo Cucumides, es a la vez presidente comunal del PS en Palmilla, lo que lo inhabilitaría para integrar el Tribunal Supremo regional, según el artículo 52, inciso N°2, del estatuto de la colectividad.

A raíz de esta denuncia, el Tribunal Supremo inició el 6 de mayo un proceso investigativo en contra del Tribunal Regional de O’Higgins.

Consultado el Tribunal Supremo sobre estos hechos, se señaló que todas las decisiones tomadas respecto al caso de la Región de O’Higgins se encuentran en regla. Detallaron, asimismo, que efectivamente Torrealba, según los nuevos estatutos del PS tras la reforma del Servel, no podría postular al Comité Central, ya que ha sido parte del espacio colegiado durante dos períodos consecutivos, aunque desde “Socialistas en Lucha” insistieron en que se confunde integrar con haber postulado a dicho cargo.

El Mostrador se contactó con el senador Juan Pablo Letelier y otras autoridades regionales y del Tribunal Supremo, quienes no dieron respuesta.

El silencio de Elizalde

Uno de los puntos que más inquieta a los militantes regionales y parlamentarios socialistas es el silencio del  presidente del partido, Álvaro Elizalde, quien apuesta a ser reelecto en la contienda del 26 de mayo. No solo en las denuncias en medio de las elecciones, sino también respecto a la situación del senador Letelier, salpicado por los conflictos del Poder Judicial y del Ministerio Público en la región y la nominación de la cuestionada jueza Dobra Lusic para ascender a la Corte Suprema.

“Estos hechos deben ser aclarados, sin presiones ni especulaciones”, señaló a principios de abril Elizalde, lo que despertó las críticas internas, ya que se esperaba del timonel una posición “más clara”. Tras esa intervención, “no se ha vuelto a referir al tema”, criticó un parlamentario PS.

Entre las autoridades socialistas de la Sexta Región, coinciden en que el senador tomó distancia de los conflictos en el marco de las elecciones, que busca resguardar su “equilibrio con los otros senadores” y no tener problemas al interior de la bancada del PS.

Y es que la Sexta Región y en particular “la máquina de Letelier” son primordiales para la reelección de Elizalde, destacó un miembro del Comité Central. La votación interna del actual timonel del PS se sustentaría en tres regiones principalmente, Los Lagos, Metropolitana y O’Higgins.

Por otra parte, hay quienes critican la posición de Marcelo Díaz, quien es el apoderado de “Recuperación y Cambio Socialista”, lista liderada por la diputada Maya Fernández. “Solo quiere quebrar el partido”, apuntó un militante del sector contrario. “La otra lista, de Marcelo, es una lista que se juntó para derrotar a Elizalde y está bien, pero tienes al PS de Aleuy, Atria y Viera-Gallo juntos, la extrema izquierda con los más moderados”, agregó.

Todos los sectores coinciden en que, tras las elecciones, el Partido Socialista no será el mismo. Las predicciones internas dan por ganador a Elizalde por “pequeño margen”, lo que consolidaría una “oposición mucho más fuerte que en la última elección” y, con esto, “un PS más fragmentado”, destacó un candidato de la actual elección.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV