jueves, 5 de diciembre de 2019 Actualizado a las 01:12

PAÍS

El coqueteo político de RN y la DC: directivas se sientan a intentar reflotar el acuerdo de 2012

por 11 junio, 2019

El coqueteo político de RN y la DC: directivas se sientan a intentar reflotar el acuerdo de 2012

Crédito: Agencia UNO

Siete años más tarde, ambos partidos volvieron a reunirse para actualizar el entendimiento de 2012, bautizado como "Un nuevo régimen político para Chile", ahora en el contexto del anuncio del Presidente Sebastián Piñera en la Cuenta Pública, cuando golpeó la mesa con su propuesta de reducir el número de parlamentarios. La principal coincidencia es que tanto RN como la DC no están disponibles para volver al sistema binominal y desde la falange también apuestan a reformas más estructurales, al tiempo que esperan que el Ejecutivo se abra “a discutir cambios más estructurales, como el semipresidencialismo”.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

En enero de 2012, las directivas de Renovación Nacional y la Democracia Cristiana, entonces lideradas por Carlos Larraín e Ignacio Walker, respectivamente, cruzaron la vereda y presentaron un acuerdo para reformar el sistema político en Chile.

Siete años más tarde se repiten los actores, y ambos partidos se reunieron en una nueva muestra de coqueteo político para intentar reflotar ese mismo entendimiento, aprovechando que el tema está de nuevo en la palestra luego del anuncio del Presidente Sebastián Piñera en la Cuenta Pública del 1 de junio, donde planteó la idea de reducir el número de parlamentarios a 120 diputados y 40 senadores, revirtiendo el aumento aprobado por el Congreso durante el Gobierno de Michelle Bachelet.

En el encuentro concretado en el Congreso se reunieron la directiva de la Democracia Cristiana, encabezada por su presidente, Fuad Chahin, la vicepresidenta Camila Avilés, el secretario nacional, David Morales, más el jefe de bancada de diputados, Gabriel Ascencio, y el diputado Matías Walker. Por Renovación Nacional participaron el  presidente, Mario Desbordes, la diputada Ximena Ossandón y el jefe de bancada Alejandro Santana.

Fue un primer acercamiento, pero ya hay ciertas luces. En lo que hubo clara coincidencia es en que ninguno de los dos partidos está disponible para volver al sistema binominal. “Nosotros no estamos dispuestos a volver a un sistema binominal propiamente tal ni a un sistema binominal encubierto como lo que propone el Gobierno, eso más bien es un distractor, un volador de luces y para eso no estamos disponibles”, advirtió Chahin.

En la misma línea, Desbordes fue enfático en señalar que “hay dos cosas que hemos discutido en distintas instancias de Renovación Nacional: lo primero, que el sistema garantice pluralidad, todos representados en este Congreso, que no haya un sector político que quede bajo la mesa; y lo segundo, es muy importante, que el cambio que se haga no signifique volver al sistema binominal, no tendría ningún sentido hacer un ajuste que regrese a un sistema que ya se dejó atrás”.

En cuanto al número de parlamentarios, en RN avisaron que “nosotros siempre hemos planteado que no estamos de acuerdo con que se baje la cantidad”, según comentó Desbordes, mientras Chahin manifestó que para la Democracia Cristiana el número de congresistas no es un dogma, sino que “lo importante es que no retrocedamos en representación, en proporcionalidad, en que no le quitemos al Congreso diversidad. Busquemos el número de parlamentarios que nos permita tener un buen funcionamiento del Congreso, primero tenemos que colocarnos los objetivos y luego los instrumentos, es un error”.

Régimen semipresidencial

Cabe recordar que el acuerdo de 2012, bautizado como "Un nuevo régimen político para Chile", no solo contemplaba un cambio al binominal, también consideraba la implementación de un régimen semipresidencial que separe la institución de la Presidencia (Jefe de Estado) de la de Jefe de Gobierno (Primer Ministro), además de medidas para potenciar y democratizar el gobierno regional y municipal (con elección directa), y otras para potenciar la calidad de la política (transparencia y rol de los partidos, financiamiento público de las colectividades, prohibición de las reelecciones indefinidas en todos los cargos de elección popular, primarias simultáneas y vinculantes y la obligación de que los partidos sean plenamente democráticos en su práctica interna, entre otros).

En la DC esperan revisar con RN cuánto se ha avanzado en esos puntos para afinar una nueva propuesta, tomando en cuenta que varios, como el fin del binominal y la elección directa de gobernadores regionales, ya están concretados. “Lo primero que hemos acordado es ver cuáles son los puntos de ese acuerdo en que ya han existido avances legislativos y cuáles han quedado pendientes, para retomarlos o actualizarlos. No se trata de desempolvar algo que sea letra muerta”, indicó el timonel DC.

Pero donde hay un espacio para avanzar es en el semipresidencialismo, un objetivo que no aparece en la agenda de cambios planteada por La Moneda. “Creemos que es muy importante que las reformas políticas incluyan no solo un sistema electoral proporcional, representativo, sino además discutir cambios más estructurales como el semipresidencialismo. En ese acuerdo se habla expresamente de avanzar a un sistema semipresidencial, con la figura de un Primer Ministro que separe la jefatura de Gobierno con la jefatura de Estado”, puntualizó Chahin.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV