domingo, 25 de octubre de 2020 Actualizado a las 02:59

PAÍS

Ximena Ossandón (RN) y el gallito constitucional en la derecha: "Me preocupa que esto sea una medición de fuerzas promovida por la UDI"

por 7 enero, 2020

Ximena Ossandón (RN) y el gallito constitucional en la derecha:
La parlamentaria es una de las firmantes del proyecto aprobado en la Cámara de Diputados sobre paridad de género y participación de independientes, el mismo que la propia derecha –con la venia de La Moneda– pretende cambiar en el Senado. Durante la tarde de ayer, los senadores Andrés Allamand (RN), Felipe Kast (Evópoli) y Ena Von Baer (UDI) presentaron el documento con su propia fórmula. Ossandón no dudó en hacer el enlace entre el comportamiento que asumió el Mandatario en este debate y la presión impuesta por los gremialistas. "Siento que, curiosamente, se sigue en esta suerte de congelamiento y tengo la sensación que está bastante de la mano, supeditada, y por eso el Presiente le está poniendo tanto interés a que se termine resolviendo de la mejor forma posible el tema de la paridad", afirmó.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

En medio de una de las peores crisis de la derecha en los últimos años y tras una reunión en la casa del Presidente Sebastián Piñera, los partidos de Chile Vamos lograron acercar posiciones sobre la votación en el Senado respecto a tres puntos claves del proceso constituyente: paridad de género, participación de independientes y escaños reservados para pueblos originarios. El tema no es menor en el oficialismo, pues las diferencias con  RN en estos puntos fue lo que llevó a la UDI a congelar su "participación" en el conglomerado, como gesto de protesta a la aprobación –junto a la oposición– de estos ítems en la Cámara de Diputados.

Durante la tarde de ayer, los senadores Andrés Allamand (RN), Felipe Kast (Evópoli) y Ena Von Baer (UDI) presentaron el documento en que se  especifica su fórmula sobre paridad –distinta a lo aprobado en la Cámara Baja–, que implica una lista cerrada distrital, con un candidato y una candidata intercalados, votar por un partido o pacto, no por una persona, y que sea a través de un sorteo que se defina qué género encabezará el listado.

El timonel de RN, Mario Desbordes, se mostró abierto a discutir el acuerdo con el Gobierno y señaló que no están casados con la fórmula aprobada en la Cámara. En tanto, el ministro de la Segpres, Felipe Ward (UDI), llamó a ser pragmáticos sobre el proyecto y puntualizó que “sí se pueden hacer correcciones o adecuaciones a la fórmula que llegó desde la Cámara al Senado”. Cabe recordar que ni la oposición en su conjunto ni el oficialismo por sí solos tienen los votos para aprobar cualquier fórmula en este ámbito, ya que requiere un quorum de 3/5, que implica 25 votos.

En entrevista con El Mostrador, la diputada Ximena Ossandón (RN) –una de las firmantes del proyecto aprobado en la Cámara de Diputados– dijo estar preocupada, por la posibilidad de que este nuevo acuerdo, más que un acercamiento, “sea a la larga una medición de fuerzas promovida por la UDI". No dudó en hacer el enlace entre el comportamiento que asumió el Presidente Piñera en este tema y la presión impuesta por los gremialistas. Respecto del escrito presentado ayer, sostuvo que sin corrección de salida ve casi imposible el que se logre la paridad de género como entiende que debiese ser.

"Yo creo que se perdió una oportunidad de haber liderado un proceso que es altamente requerido y querido por la gente. Nosotros vimos la detención de la Cámara de Diputados, lamentablemente, a mi Gobierno, haciendo gestiones para que no siguiera avanzando el tema de la paridad de salida, siempre estuvieron con la Ley de Cuotas de Entrada, eso hay que reconocerlo. Ahora vemos que hay un cambio de actitud y se está tratando de llegar a una fórmula que yo espero sea aceptada por todos transversalmente, para que a la larga no se transforme en una fórmula de desunión y, al final, lograr solo la Ley de Cuotas de entrada y no la de salida".

-Como firmante del proyecto que se aprobó en primer trámite legislativo, ¿está abierta a aceptar revisar otras fórmulas?
-Claramente, uno nunca está casada con nada de estas cosas y, si el proyecto se mejora, bienvenido sea, pero tampoco estamos casados con el proyecto del Gobierno. Para mí el objetivo es lo más importante que se persigue, que es el tema de la paridad, cualquiera sea el sistema. Ojalá sea el que necesite la menos corrección posible. La comisión de Constitución y la comisión de Equidad de Género del Senado van a discutir el proyecto de la Cámara, el presentado por el Gobierno, algunas mociones e indicaciones, incluso bastante novedosas, presentadas por senadoras de la oposición y la idea es que escuchen a la sociedad civil, como se hizo en la Cámara, y al final se resuelva por la mejor metodología, entendiendo siempre que no existe ninguna perfecta, pero lo importante es que la paridad sea de salida. Como dije en un principio, una nunca está casada con nada, todo se puede mejorar, pero con lo que sí estamos casados es con la idea de que realmente exista paridad para que esta sea una Constitución –en el caso que gane la alternativa de una nueva Constitución– lo más representativa posible, lo más de unidad posible, y a mí me parece que es de toda lógica que estemos las mujeres representadas en un 50%.

-Lista cerrada distrital bajo el formato de una mujer y un hombre intercalados, lo que se traduce en cupos, se votaría por partido y no por persona, por fuera del mecanismo constituyente. ¿La convence?
-A lo que se está tratando de llegar son mecanismos que sean lo más cercanos a la cultura democrática. Curiosamente se habla que no hay que meterle la mano a la urna, pero nosotros hace mucho tiempo, con el tema de la cifra repartidora, se le mete la mano a la urna. Cuántas veces y cuántos diputadas, diputados y senadores tenemos que tienen muchos menos votos que tantos que compitieron. Entonces hay una cultura instalada y eso es lo que se está tratando de buscar: no perder nuestra cultura en esa materia.

-Entendiendo que en esta propuesta sí se cambia...
-Claro que se cambia, porque aplica un sistema donde van entrando de un lado uno y uno, pero yo no me cierro a ningún mecanismo, ojalá llegáramos al mecanismo donde se tenga que hacer la menos corrección o la menos asignación posible. No todos van a quedar contentos cien por ciento, pero a lo que yo sí me opondría es que, a través de esta nueva metodología que el Gobierno está presentando, se incomode a una parte importante de la oposición, y tal vez al oficialismo, y al final no termine saliendo adelante la paridad.

-¿Cómo toma el que la discusión esté virando luego de la reunión con el jefe de Estado, es decir, que lo aprobado en la Cámara de Diputados vea una discusión paralela fuera del Parlamento? ¿Hay molestia, siente que se puede transformar en un error desconocer lo ya aprobado?
-Hablando del pasado, yo creo que se perdió una oportunidad de haber liderado un proceso que es altamente requerido y querido por la gente. Nosotros vimos la detención de la Cámara de Diputados, lamentablemente, a mi Gobierno, haciendo gestiones para que no siguiera avanzando el tema de la paridad de salida, siempre estuvieron con la Ley de Cuotas de entrada, eso hay que reconocerlo. Ahora vemos que hay un cambio de actitud y se está tratando de llegar a una fórmula que yo espero sea aceptada por todos transversalmente, para que a la larga no se transforme en una fórmula de desunión y, al final, lograr solo la Ley de Cuotas de entrada y no la de salida.

-¿Cómo se puede entender si los senadores de su partido votan en contra de lo aprobado con anterioridad con votos de diputadas RN? ¿No hay ahí una señal confusa para el electorado?
-Bueno, es que Renovación Nacional siempre ha tenido mucha diversidad, siempre lo digo. A mí lo que me parece, no sé si confuso, pero poco comprensible, dado que existe la posibilidad de una nueva Constitución, que no se entienda que una Constitución que nos desune hoy día y que esa es como la razón principal para cambiarla, que exista la posibilidad de volver a hacer una nueva y que vuelva a caer en el mismo vicio, dado incluso que el 8 de marzo va a volver a quedar sumamente claro que en Chile hoy en día la mujer es una corriente de mucho poder y de mucha potencia en nuestro país. Eso es lo que más me sorprende. Yo no sé si el electorado entenderá que en un mismo partido tengamos tanta diversidad, a mí lo que me sorprende es que no se sepa decodificar los vientos de los tiempos.

-¿Cuánto de la presión que ha ejercido la UDI, desde que decidió congelar relaciones con Chile Vamos, cree usted que tiene que ver con este nuevo escenario previo a la votación?.
-Mucho, porque todavía no he escuchado que se haya derretido el congelamiento, creo que está muy supeditado a esta negociación, eso es una interpretación personal. Siento que, curiosamente, se sigue en esta suerte de congelamiento y tengo la sensación que está bastante de la mano, supeditada, y por eso el Presiente le está poniendo tanto interés a que se termine resolviendo de la mejor forma posible el tema de la paridad.

-¿Cuál es para usted el fondo de la discusión de por qué la UDI no quiere paridad de género, bajo la fórmula de corrección de salida?
-Esa es la pregunta más difícil que me hacen, no lo logro entender. Siempre he escuchado a la jefa de bancada (María José Hoffmann), que siempre ha estado contra la Ley de Cuotas, decir que las mujeres se la pueden demás, pero, claro, yo no estoy diciendo que las mujeres no nos podamos las cosas, pero claramente el camino nuestro es más complicado –por un tema cultural– que el de los hombres, sobre todo en aquellos lugares donde se toman las grandes decisiones, las empresas y el Gobierno también. No logro entender por qué no a la paridad, no puedo responder eso, porque a mí me sorprende muchísimo.

-El proyecto que se propone en conjunto con el Gobierno no considera corrección de salida, en línea con la UDI...
-Sin corrección de salida no se va a dar la paridad, es muy difícil que se dé, prácticamente imposible que se dé y eso es lo que a mí me preocupa, entendiendo que la oposición está cerrada a que exista paridad de salida. Lo que me preocupa es que esto sea una medición de fuerzas promovida por la UDI, para que al final la paridad sea solo Ley de Cuotas de entrada y no la paridad de salida, que es lo que ellos siempre han querido.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV