jueves, 28 de mayo de 2020 Actualizado a las 14:44

PAÍS

Hogar de Cristo enciende las alarmas por riesgos del Covid-19 en la población más vulnerable y pide fondos de emergencia al Gobierno

por 6 abril, 2020

Hogar de Cristo enciende las alarmas por riesgos del Covid-19 en la población más vulnerable y pide fondos de emergencia al Gobierno

Crédito: Agencia UNO

A estas alturas de la emergencia sanitaria, el foco del Gobierno ha estado puesto en otros sectores y faltan acciones concretas para este segmento a la población especialmente vulnerable. Por eso, las instituciones que trabajan con adultos mayores y personas con discapacidad mental en situación de pobreza y exclusión advierten que la crisis del coronavirus puede desencadenar situaciones de “mayor desprotección”. En concreto, piden recursos para la contratación de personal de reemplazo y reforzar la atención domiciliaria, y garantizar insumos médicos porque no contar con ellos “pone en riesgo la vida de miles de adultos dependientes y de los equipos de trabajo de las residencias y hospederías”. “Organizaciones como Hogar de Cristo, deben ser reconocidas por Cenabast (Central de Abastecimiento del Sistema Nacional de Servicios de Salud) como instituciones colaboradoras del Estado en la prestación de servicios socio sanitarios e incluirlas en su red de distribución”, explican.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El Hogar de Cristo puso en manos del Gobierno una batería de propuestas que califican como “críticas” para la atención de la población altamente vulnerable en el marco de la crisis del coronavirus en Chile.

Para estas instituciones de la sociedad civil, el escenario es complejo, debido al riesgo de que el temido Covid-19 afecte tanto a los participantes de los programas residenciales y ambulatorios, a sus funcionarios, y en definitiva cause estragos en el funcionamiento de estas entidades.

El llamado a favor de adultos mayores y personas con discapacidad mental en situación de pobreza y exclusión a estas alturas de la emergencia sanitaria ya es un clamor, tomando en cuenta que el foco de Gobierno ha estado puesto en otros sectores y faltan acciones concretas para este segmento.

Los dos principales riesgos

En el Hogar de Cristo constituyeron un comité de emergencia que realizó un análisis de la situación actual, advirtiendo que dos son los riesgos principales que podrían “profundizar la crisis sanitaria” en estos espacios.

El primero son las limitaciones para implementar las recomendaciones de prevención del contagio del Covid-19 con población de riesgo atendida en los programas y con los equipos de trabajo, debido a los problemas del desabastecimiento y la especulación de precios que esto ha generado en el mercado de los insumos de la salud (termómetro, mascarillas, alcohol gel, guantes, entre otros).

El segundo gran riesgo es que tanto el Hogar de Cristo como otras instituciones que trabajan con personas de alta vulnerabilidad queden inhabilitados de brindar los servicios sociales y de salud comprometidos, en aquellos programas donde exista confirmación de uno o más casos Covid-19, con la correspondiente activación de los protocolos dispuestos por el Ministerio de Salu para la cuarentena de los participantes de los programas y sus equipos de trabajo. De hecho, sólo en el Hogar de Cristo, un 60 por ciento de sus trabajadores desempeñan funciones del área de la salud.

Las medidas

Como medidas para enfrentar estas contingencias, en el Hogar de Cristo plantean la necesidad de crear un fondo de emergencia para contratación de personal de reemplazo y reforzar la atención domiciliaria.

Asimismo, estiman como prioritaria la distribución garantizada de insumos de seguridad necesarios porque “no contar con estos insumos, pone en riesgo la vida de miles de adultos dependientes y de los equipos de trabajo de las residencias y hospederías”, señalan respecto a las provisiones de mascarillas, alcohol gel, guantes, trajes de aislamiento y todos aquellos que determinen los protocolos de salud.

En este marco, el llamado al Minsal es directo al plantear que “organizaciones como Hogar de Cristo, deben ser reconocidas por Cenabast (Central de Abastecimiento del Sistema Nacional de Servicios de Salud) como instituciones colaboradoras del Estado en la prestación de servicios socio sanitarios e incluirlas en su red de distribución”.

Asimismo, señalan que es urgente complementar el “Plan de Acción Coronavirus Covid-19” informado por el Gobierno, con el trabajo de una Mesa Nacional para la Protección de Población Especialmente Vulnerable para la coordinación intersectorial público-privada. “Este mecanismo de coordinación debe estar articulado con la “Mesa Social” establecida por el Gobierno, y tener un despliegue regional y territorial, contemplando la participación de: Servicios, Intendencias y gobiernos regionales, Municipios (COE) y redes locales de la sociedad civil” dicen en la Fundación.

Asimismo, proponen incorporar a las Fuerzas Armadas para que su efectivos puedan contribuir en  la operación de programas domiciliarios y programas Rutas Calle,  colaboración en la detección de personas que están con síntomas del virus, junto con el traslado de casos de baja complejidad, además de habilitación de carpas de aislamiento y recuperación, con equipo de apoyo, en los programas que se requiera.

Junto a lo anterior, plantean disponer equipamiento comunitario (juntas de vecinos, gimnasios, hoteles, casas, iglesias) para las personas contagiadas que no requieran hospitalización, especialmente, casos de baja complejidad que tengan contagio activo con síntomas leves a moderados.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV