viernes, 7 de agosto de 2020 Actualizado a las 21:37

PAÍS

El eterno fantasma de la letra chica también persigue a último anuncio presidencial: oposición plantea dudas respecto al bono de $500 mil y el préstamo estatal

por 14 julio, 2020

El eterno fantasma de la letra chica también persigue a último anuncio presidencial: oposición plantea dudas respecto al bono de $500 mil y el préstamo estatal

Crédito: Agencia UNO

“El 5 de julio anunció un préstamo de 2 millones y medio, y hoy habla de un préstamo de 1 millón 950 mil, o sea, vamos decreciendo en las ofertas”, advirtió Ximena Rincón (DC), resumiendo el escepticismo opositor con el nuevo plan clase media del Gobierno. En tanto, el timonel PS Álvaro Elizalde enfatizó que el bono “corresponde a una propuesta inferior” a la que el Gobierno propuso hace una semana a los diputados de Chile Vamos en las negociaciones paralelas a la votación en general de la reforma que autoriza el retiro de fondos de pensiones. El presidente DC, Fuad Chahin, en tanto, puso el foco en que el plan deja fuera a los que ganan menos de 500 mil pesos. La derecha, a su vez, se mostró alineada con el Gobierno, y el anuncio de Piñera unió a Mario Desbordes con sus detractores Andrés Allamand y Diego Schalper.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El fantasma de la letra chica vuelve a instalarse con fuerza en un anuncio presidencial. Esta vez, con el plan clase media reforzado, que el Gobierno sacó bajo la manga en la antesala de la votación en particular del proyecto que autoriza el retiro de fondos de las AFP, que se define mañana miércoles en la Cámara de Diputados.

Una vez conocidos los anuncios, en la oposición llamó la atención lo referido al bono y al préstamo anunciados por el Mandatario esta tarde en La Moneda. “El 5 de julio anunció un préstamo de 2 millones y medio, y hoy habla de un préstamo de 1 millón 950 mil, o sea, vamos decreciendo en las ofertas”, advirtió la jefa de senadores DC, Ximena Rincón.

Además, la parlamentaria comentó que lo más grave es que esos 500 mil pesos anunciados como bono “todavía es menos que lo que necesitan muchas familias en nuestro país”. “Presidente, estudiaremos sus propuestas, pero el retiro del 10% propuesta que planteamos en marzo, está vigente y con mucha fuerza. Porque es lo que demandan hombres y mujeres de nuestro país que no les alcanza la ayuda que usted propone a la clase media”, concluyó.

De acuerdo al anuncio de hoy, el Estado otorgará adicionalmente un préstamo solidario que compensará hasta un 70% de la caída de los ingresos y se otorgará en 3 cuotas mensuales, con un máximo de 650 mil pesos por cuota y un monto máximo del préstamo de $1 millón 950 mil pesos. Originalmente el plan presentado el 5 de julio, el programa de Créditos Covid para la Clase Media, contemplaba entregar créditos por hasta $2.600.000, durante un periodo de 4 meses.

Entremedio, en las negociaciones de la semana pasada, durante el debate en general de la reforma del retiro de fondos de pensiones en la Sala de la Cámara de Diputados, el Gobierno había ofrecido a los parlamentarios de Chile Vamos que el 25% del monto solicitado será un subsidio ($650.000) y el restante 75% un préstamo ($1.950.000).

Los números no calzan. “Lo del bono corresponde a una propuesta inferior a lo que el Gobierno propuso hace una semana cuando quería impedir que se aprobara en general la reforma que autoriza el retiro de fondos de pensiones”, recordó el timonel del Partido Socialista Álvaro Elizalde.

El senador añadió que “nos hubiera gustado que el Presidente Piñera le hubiera hablado al país, a las familias que la estaban pasando mal, pero al contrario se limitó a hablar a su coalición. O, peor aún, a los pocos diputados cuyo voto pretende dar vuelta para impedir que se apruebe el retiro de fondos de pensiones”, aludiendo a los 13 votos oficialistas que aprobaron en general el proyecto y ahora están en duda para la votación clave de mañana.

El timonel DC, Fuad Chahin, en tanto, puso foco en otro punto de potencial “letra chica”: “Yo creo que el Presidente Sebastián Piñera desaprovechó una gran oportunidad. Es un proyecto lleno de requisitos, lleno de letra chica, lleno de exclusiones, donde quedan fuera los que ganan menos de 500 mil pesos, los que no puedan probar una caída significativa de sus ingresos, como son los trabajadores independientes y los informales”.

Heraldo Muñoz, presidente del PPD, también advirtió que acceder al bono de $500 mil significará demostrar merma de ingresos formales, “lo que dejaría fuera a los trabajadores informales”. Y si bien valoró que es rescatable el anuncio de una reforma profunda al sistema de AFP, advirtió que “esto no cambiará el voto a favor del retiro del 10%”

En la misma línea, el diputado de Convergencia Social, Gabriel Boric, sostuvo que el “Gobierno llega tarde y con letra chica en sus anuncios de apoyo a la clase media”, mientras el jefe de la bancada de diputados del PPD, Raúl Soto, también indicó que “el proyecto de retiro de fondos previsionales es sin retorno, no hay vuelta atrás, no es negociable ni intercambiable por ninguna otra medida ni ninguna otra propuesta”.

Chile Vamos se alinea

En la derecha, en tanto, Chile Vamos se mostró alineada con el Gobierno, aunque al menos dos de los diputados que votaron en general a favor de la reforma, decidieron que mantendrán su voto mañana cuando sea la definición en particular en la Sala de la Cámara Baja, los diputados Andrés Celis y Leonidas Romero.

El presidente de RN, Mario Desbordes, fue enfático: “Siempre he dicho que retirar fondos de pensiones es la última opción, y solo si no hay algo mejor, y creo que la propuesta lo es. Pese a todos los ataques, logramos muy buenas medidas. Ahora a legislar con urgencia”.

A juicio de timonel RN, “la clase media lo está pasando muy mal, por eso se valora tanto el paquete de medidas anunciado por el Presidente. Siempre uno quisiera más, pero creo que los anuncios son contundentes”.

La postura de Desbordes es compartida por dos de sus detractores, el senador Andrés Allamand y el diputado Diego Schalper. Para el exprecandidato presidencial, el bono promedio del Gobierno de $500 mil es “100 mil pesos más de lo que en promedio promete el retiro del 10% de las AFP ($400 mil), pero que no endeuda a los chilenos ni compromete sus jubilaciones”.

En tanto Schalper, quien señaló en Sala que “el retiro del 10% es decirle a la clase media que se rasque con sus propias uñas”, planteó que el bono es "contundente”. “La crisis no se puede cargar a los ahorros de los trabajadores y a las pensiones de los jubilados. Es el Estado el que puede/tiene que aportar”, indicó.

A su vez, el senador RN Rodrigo Galilea señaló que con esto estamos satisfaciendo a una demanda muy grande y ayudando a muchísima gente de sectores medios que lo necesitaban” y expresó su confianza en que “parlamentarios de oposición y gobierno acudan a apoyar estas medidas y a rechazar otras que, por muy bien que suenen, son malas políticas públicas, dañan las pensiones y, en muchos casos, ayudarían a sectores que no lo necesitan.”

 Libertad de elección

​En la oposición también pusieron sobre la mesa la opción de la libertad de elegir. Para el senador RD Juan Ignacio Latorre "lo recomendable" es "que la gente elija lo que más le conviene", mientras la diputada  PPD Carolina Marzán, ratificó que “es la gente que debe decidir si retiran el 10% de las AFP o acceden a los beneficios del gobierno”

“El retiro del 10% de AFP es una opción personal, y perfectamente compatible con los anuncios del Gobierno que lamentablemente deja fuera a los trabajadores informales. Que son a quienes más les ha costado acceder a los beneficios que ya se han entregado”, señaló la parlamentaria.

En la misma línea, la bancada de diputados DC reiteró su votación a favor del retiro de pensiones, y a través de su subjefe de bancada, Gabriel Silber, planteó que “lamentamos que el Presidente Piñera haya hecho del debate del proyecto de retiro de parte de los recursos ahorrados en las AFP por los trabajadores, una verdadera subasta respecto del que puja o propone más, haciendo ofertones de última hora”.

Por su parte, el expresidente de la Cámara, Iván Flores, señaló que “si las ayudas anunciadas y recontraanunciadas no estaríamos en este momento; el Gobierno no ha sabido apoyar a la clase media; seguir endeudando a las familias nunca fue el camino. La hecatombe política que ha generado este proyecto es porque queda claro que el problema que tienen algunos es que les da terror cambiar el modelo hacia uno de mayor justicia social; terror a perder los negocios que tienen cautivos y prisioneros a muchos chilenos”.

Para el timonel radical Carlos Maldonado, el anuncio de Piñera representa una “desesperada defensa de las AFP. Ahora que el Gobierno se ve contra la pared, ofrece bonos y más préstamos (no para todos, hay que probar merma significativa de ingresos) y llama a unidad y acuerdos, cuando nunca quiso escuchar de verdad”.

En tanto, para la presidenta de Convergencia Social, Gael Yeomans, se trata de una “medida excesivamente focalizada, porque acá la gran mayoría de las familias es la que necesita ayuda y no grupos restringidos de la población, por si eso aún no está claro para el Ejecutivo. Por eso desde un inicio, propusimos una renta básica de emergencia que abarcaba el 80% de la población sin distinciones”.

Una de las autoras del proyecto que permite el retiro de fondos de pensiones, la diputada regionalista Alejandra Sepúlveda, dijo que “esperamos que el Presidente deje elegir a las familias: o esta bonificación el retiro del 10% de sus AFP. Los chilenos no son interdictos y pueden decidir qué opción tomar. Pedimos que el Presidente no presione a sus diputados y permita a las familias elegir".

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV