sábado, 10 de abril de 2021 Actualizado a las 04:00

PAÍS

Estudio interno de Chile Vamos para en seco el triunfalismo de la derecha y advierte que podría conseguir un “tercio frágil” en la Convención Constitucional

por 4 abril, 2021

Estudio interno de Chile Vamos para en seco el triunfalismo de la derecha y advierte que podría conseguir un “tercio frágil” en la Convención Constitucional

Crédito: Aton

Un estudio elaborado por el diputado UDI Guillermo Ramírez, Rodrigo Ubilla (RN) y Hernán Larraín (Evópoli), encendió las alarmas al interior de Chile Vamos y coincide con los temores expresados por la UDI de que “hay una falsa sensación de que tenemos garantizado el tercio y eso es muy peligroso”, como admitió la secretaria general del gremialismo, María José Hoffmann. Con todo, el análisis interno de la derecha es mirado con pinzas por la oposición, donde piensan que es un llamado a activar la campaña, ahora que la elección será reprogramada para el 15 y 16 de mayo. Además, hay otros reparos, como el expresado por el académico de la UDP, Claudio Fuentes, quien señaló que “se comete un error al asumir que representantes indígenas actuarán como una 'bancada', al igual que los/as independientes”. En tanto, el director de Tú Influyes, Axel Callís, insiste en que es imposible hacer proyecciones de los resultados de la elección de la Convención Constitucional. “Siempre desconfíe de los medios y autores de pronósticos electorales. Sobre todo cuando los propios sistemas no permiten hacerlo”, advirtió.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El optimismo de la derecha frente a la elección de la Convención Constitucional es tal, que hasta en La Moneda el vocero de Gobierno, Jaime Bellolio, se atrevió a pronosticar que en los próximos comicios Chile Vamos ganaría por 3-0 a la oposición. “Vamos por Chile va a ser la lista más votada, va a ser la lista que va a sacar la mayor cantidad de constituyentes, y va a ser la lista que por sí misma va a conseguir 1/3 de los constituyentes”, dijo hace unas semanas el portavoz de Palacio.

Sin embargo, la UDI ha sido insistente en parar el triunfalismo que hay en el oficialismo respecto al resultado de las elecciones de convencionales constituyentes. “Hay una falsa sensación de que tenemos garantizado el tercio y eso es muy peligroso; el cambio de fecha de elección alteró el escenario electoral”, dijo el viernes a El Mercurio la secretaria general de la UDI María José Hoffmann, frente a los comicios cuyo aplazamiento al 15 y 16 de mayo se discute a contrarreloj en el Congreso.

Las aprensiones de la UDI son confirmadas en un estudio interno de Chile Vamos publicado por El Mercurio y que advierte que la centroderecha solo lograría alcanzar un tercio en la Convención Constitucional. Según este análisis, el bloque podría alcanzar 54 escaños de los 138 totales, superando apenas el mínimo de 52 escaños que se necesita para lograr un tercio.

El estudio fue elaborado por el diputado UDI Guillermo Ramírez, el exsubsecretario Rodrigo Ubilla (RN) y el expresidente de Evópoli Hernán Larraín.

Siempre de acuerdo a la misma proyección, la oposición sumaría 84 cupos, correspondiente a 48 de la Lista del Apruebo (Unidad Constituyente), 30 de Apruebo Dignidad (Partido Comunista, FRVS y el Frente Amplio), 4 de independientes y dos de la Lista del Pueblo.

“Si esta proyección se cumple, Vamos por Chile tendrá un tercio frágil, lo que exigirá actuar como una sola unidad granítica dentro de la constituyente”, advierten los autores del informe.

Los mismos advierten que “es posible predecir un escenario de 3 tercios que dificultará aún más en la búsqueda de acuerdos que permitan construir bases sólidas de nuestra intencionalidad futura”.

En enero, el mismo equipo había entregado al oficialismo un cálculo que hablaba de 61 escaños para la lista Vamos por Chile, una cifra equivalente al 40% de la futura convención encargada de redactar la nueva Carta Magna.

Entre los factores que explican estos resultados, el análisis apunta a la presencia de independientes de derecha que están convirtiendo fuera de pacto y el perfil mediático de los candidatos de la lista de izquierda.

“Para contrarrestarlo, nuestros candidatos necesitan campañas más potentes. En este caso resulta crítico el apoyo de los partidos de Chile Vamos y de sus autoridades locales electas”, remarca el estudio

El análisis también reconoce un alza de los candidatos pertenecientes a las listas de izquierda. “Después de iniciadas las campañas, y a diferencia de lo que ocurre con Vamos por Chile y la Lista del Apruebo, la participación de la izquierda más extrema se ha incrementado llegando a un 23,1% de los cupos en juego”.

Datos para mirar con pinzas

Sin embargo, el análisis interno de Chile Vamos es mirado con pinzas por parte de la oposición, especialmente en el Frente Amplio, donde sostienen que los números apuntan a la derecha para redoblar la campaña, ahora que la elección será reprogramada para el 15 y 16 de mayo. "Me parece que es un llamado a la activación y movilización electoral de las bases votantes de la derecha", comentó Antonia Orellana, candidata a constituyente en el distrito 10, mientras Nicolás Grau sostuvo que “hay predicciones excesivamente optimistas respecto a lo mal que le irá a la derecha. Se subestima la dispersión que habrá en el voto pro cambio constitucional”.

Mientras, de acuerdo al académico de la Universidad Diego Portales, Claudio Fuentes, una de las 'falencias que tiene es que “se comete error al asumir que representantes indígenas actuarán como una 'bancada”, ajena a posiciones ideológicas de derecha, centro o izquierda”.

“Ese 11% es diverso políticamente—incluso si no tienen militancia partisana. Lo mismo con los/as independientes”, señala en su cuenta de Twitter.

En tanto, el director de Tú Influyes, Axel Callís, insiste en que es imposible hacer proyecciones de los resultados de la elección de la Convención Constitucional.

“Siempre desconfíe de los medios y autores de pronósticos electorales. Sobre todo cuando los propios sistemas no permiten hacerlo”, advirtió en Twitter.

Tal como lo expresó en su columna, “Las falencias del "oráculo" constituyente”, publicada en El Mostrador, los números de la Convención son imposibles de predecir, dado que “en primer lugar, todo pronóstico electoral debe –al menos– tener una base de comparación que sea similar en términos de sistema: diputados con diputados, senadores con senadores, alcaldes con alcaldes. En este caso, es primera vez que hay elecciones de constituyentes, por lo cual no sabemos por quiénes se inclinaran las chilenas y los chilenos”.

A esto se suma que “son 28 elecciones distintas –son 28 los distritos–, las que no tienen desde ningún punto de vista alguna comparabilidad con algún evento anterior, dado que 17 distritos cambiaron su número de electos –de 155 a 138 por elección de delegados provenientes de los pueblos originarios– y las cifras repartidoras harán sus cortes de electividad en montos desconocidos, muy diferentes al 2017”. Y a esto se suma  la paridad de género como condición de electividad, por lo que “es a lo menos temerario decir quién será o no electo, pues, a pesar de tener muchos votos una persona, eso no garantiza que se tenga la elección ganada”.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV