sábado, 12 de junio de 2021 Actualizado a las 08:44

PAÍS

Efecto búmeran: la soterrada molestia del PS con Jadue y el intento de poner paños fríos para que no escale

por 7 mayo, 2021

Efecto búmeran: la soterrada molestia del PS con Jadue y el intento de poner paños fríos para que no escale
El video del alcalde PC a las bases socialistas fue considerado en la colectividad como un “desacertado autogol”, que molestó más de lo que confiesan hoy. Es más, en el PS se dijo internamente que el abanderado presidencial comunista pecó de soberbio, de estar desesperado porque se estancó en las encuestas y que, por eso, intentó buscar el voto socialista. La estrategia de la zanahoria y el garrote de Jadue saca bastantes ronchas, pues permanentemente habla de unidad y luego fustiga a la centroizquierda por los gobiernos neoliberales de la Concertación y Nueva Mayoría, de los que el Partido Socialista fue protagonista en todos. Con el correr de los días, la directiva de Álvaro Elizalde optó por "no echarle más leña al fuego", desestimó enviar la carta formal de reclamo al Partido Comunista y decidió plasmar sus quejas en una conversación directa con su dirigencia, encuentro que hasta ahora no se ha concretado.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Un gesto que salió mal y que generó un resultado contrario al deseado, porque el video que mandó hace una semana el alcalde de Recoleta y candidato presidencial del PC, Daniel Jadue, "saludando" a las huestes socialistas realmente cayó como piedra en el Partido Socialista (PS). El mensaje era simple, la idea parecía buena, el abanderado comunista agradecía el apoyo que recibe del colectivo “Socialistas por Jadue” y, de paso, se presentó como un discípulo de Salvador Allende. El problema es que el PS tiene su propia abanderada presidencial, Paula Narváez, y el gesto del jefe comunal fue visto, se sintió y se entendió como una intromisión política de mal gusto, fuera de tono y de tiempo.

“Les ofrezco una lealtad sin ningún tapujo, sin ningún problema. Cuenten conmigo para lo que necesiten, que aquí estamos para continuar el legado de Allende, del cual me siento completamente depositario”, dijo Jadue en el video que se difundió por redes sociales y que corrió como espuma por los chats del PS. En otra parte del mensaje, el abanderado PC precisó que quiere que "sepan que soy de aquellos comunistas que piensan que este país ha avanzado solo cuando los socialistas y los comunistas caminan, trabajan y gobiernan juntos. Espero que efectivamente hagamos una alianza y una rebelión desde todas las bases".

Al interior del Partido Socialista afirmaron que el video fue “un error evitable”, un “desacertado autogol” que generó molestia e incomodidad y, de hecho, el lunes 3 de mayo la directiva socialista no tardó en salir a marcar el punto y dejar en claro que ese gesto no cayó nada de bien. Entre los socialistas se dijo en estos días que Jadue pecó de soberbio, de estar desesperado porque se estancó en las encuestas y que, por eso, intentó buscar el voto del PS, a pesar que más de una vez los ha golpeado al fustigar los gobiernos neoliberales de la Concertación y Nueva Mayoría.

Los comunistas creen que en otro momento, menos tenso, este mismo video no habría causado tanta polémica interna ni habría generado tantas ronchas en los socialistas e insisten en que “no fue un error ni un intento de intervenir al Partido Socialista”. Un dirigente de la colectividad agregó que "lo que ocurre en el PS es que hay sectores que están planteando que el partido debiese conversar con el PC para apoyar a Jadue. Están nerviosos”.

Con el correr de los días, el PS le puso paños fríos al asunto y optó por "no echarle más leña al fuego". La mesa directiva, que encabeza el senador Álvaro Elizalde, desestimó enviar la carta formal de reclamo al PC que había anunciado a principios de la semana y decidió plasmar sus quejas en una conversación directa con la dirigencia comunista, encuentro que hasta ahora no se ha concretado.

Las razones para poner freno de mano, explicaron en el Partido Socialista, son dos y son estratégicas: primero, evitar “inflar más” a Jadue; segundo, no darle mayor tribuna ni importancia al colectivo que lo apoya, para dejar claro que se trata de un sector muy reducido que no tiene influencia ni importancia en el partido o en sus decisiones. “No son más de siete personas”, sentenciaron en el PS.

En el comando de Narváez trataron de bajarle el perfil al episodio, coincidieron en que la jugada de Jadue fue de frentón “mala”, un error del candidato comunista, porque entrampa y ensucia el objetivo de generar los mayores espacios posibles de unidad en la oposición.

Otros en el partido agregaron que no es bueno que escalen las las rencillas entre socialistas y el PC, en circunstancias que es altamente probable que ambas tiendas se necesiten mutuamente en un escenario de segunda vuelta presidencial. Más aún ahora que Jadue, ayer –acompañado del también abanderado Gabriel Boric– separó públicamente aguas con la centroizquierda, donde está incluido el PS: "Hemos estado siempre dispuestos a la primaria más amplia posible, pero ya hemos visto de distintos sectores de Unidad Constituyente que no hay voluntad, no hay ganas, porque además perciben que parece que les sería difícil participar de algo que no pueden ganar" y que el plan B es una primaria "de los sectores antineoliberales, y esperamos que esa realidad se imponga y se logre, porque hay que ofrecerle a este país un proyecto transformador de verdad".

¿Depositario de Allende?

Si bien en el PS molesta bastante el "tono soberbio" de Jadue y su permanente estrategia de la zanahoria y el garrote –llamar a la unidad de la oposición y luego fustigar públicamente a la centroizquierda–, que recurriera y se apropiara erróneamente de la figura de Salvador Allende fue lo que caló más hondo en la colectividad.

“Allende es de todos quienes tienen sueños y luchan por un Chile digno”, escribió en Twitter su nieta, la diputada socialista Maya Fernández, una frase que tuvo más de 3 mil 800 "me gusta" en la red social.

No fue la única que públicamente hizo el punto. El extimonel del PS, Camilo Escalona, en una columna en El Mostrador este jueves 6 de mayo, apuntó a que Jadue no comprende quién fue el otrora Presidente ni menos su legado: "Los que quieren reducirlo a un partido, incluso a una candidatura, están lejos de entender lo que fue Allende y erróneamente pretenden declararse 'allendistas', en un intento de apropiarse de su patrimonio histórico, político y moral, simplemente como un eslogan fuera de su complejidad, de su esencia democrática y libertaria".

En el texto, Escalona afirmó que "Allende fue un luchador tenaz por la unidad, un baluarte incansable del entendimiento de las fuerzas populares, es decir, un adversario tenaz del sectarismo y de la confrontación divisionista, que causa un daño irreparable a la consecución de los objetivos democráticos y de justicia social que inspiran el proyecto histórico de la izquierda" y agregó que "era un líder social y político. No un mesiánico. Independientemente de las diferencias estratégicas y tácticas, nunca Allende hubiera convocado a la rebelión de las bases de uno de los partidos de la izquierda chilena en contra de la organización en la cual militaban. Su conducta fue invariable, mantuvo un respeto irrestricto hacia los partidos con los cuales luchó y se entendió durante décadas".

Desde el Partido Comunista, obviamente, defendieron a su candidato, como también que el programa y postulados de Jadue recogen las bases del allendismo. “Lo que está planteando Daniel tiene mucho del legado de Allende hacia el futuro (...). Salvador Allende es patrimonio del pueblo, del cual el Partido Comunista es parte también, la historia lo demuestra. El PC respaldó y trabajó con Salvador Allende mucho antes de que fuera Presidente de la República. No hay una intención de romper lógicas de tradición política de partidos, sino que tomar positivamente el legado de Allende. Lo que está planteando Daniel tiene mucho del legado de Allende hacia el futuro, hay que desdramatizar”, recalcó el dirigente Juan Andrés Lagos, integrante de la comisión política del PC.

Los comunistas creen que en otro momento, menos tenso, este mismo video no habría causado tanta polémica interna ni habría generado tantas ronchas en los socialistas e insisten en que “no fue un error ni un intento de intervenir al Partido Socialista”. Un dirigente de la colectividad agregó que "lo que ocurre en el PS es que hay sectores que están planteando que el partido debiese conversar con el PC para apoyar a Jadue. Están nerviosos”.

El grupo de "7 personas" al que aludió la dirigencia del PS para bajar el perfil al colectivo "Socialistas por Jadue" es encabezado por Cecilia Toro, exsecretaria general de las Juventudes Socialistas, exintegrante del Comité Central. En el partido afirman que antes había intentado colaborar en la campaña de Narváez y que su opción de desmarcarse de la línea oficial de la colectividad pasa por una molestia personal, al no conseguir el cupo como candidata a alcaldesa por Teno.

Consultada por El Mostrador, Toro explicó que no tiene reparos con la figura política de Paula Narváez y que su opción de apoyar a Jadue pasa por el discurso oficial del Partido Socialista de priorizar alianzas con la Democracia Cristiana: “Nosotros como colectivo no queremos que el PS pase a la historia penetrado por el capitalismo salvaje. Daremos una lucha para dirigirnos al eje natural del PS, que es hacia la izquierda”. Una idea que fue central en una declaración pública que emitieron ayer, donde utilizaron el logo oficial del PS, lo que igual generó algo de molestia en la colectividad.

“No son siete, son 200 militantes socialistas que están por Jadue”, agregó Toro, acusando a la directiva de querer invisibilizar una realidad interna en el partido.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director

Ley Machuca

Envíada por Carmen Garrido Fonseca | 12 junio, 2021

Cartas al Director

Noticias del día

TV