Publicidad
Jaque al Rey: ministro Jackson deja La Moneda sin concederle el punto a Republicanos PAÍS Crédito: Agencia Uno

Jaque al Rey: ministro Jackson deja La Moneda sin concederle el punto a Republicanos

Publicidad

Si bien el Ejecutivo descartó esta semana que le fuera a pedir la renuncia al ahora exministro de Desarrollo Social, a raíz de las presiones de la bancada del Partido Republicano, que anunció la presentación de una acusación constitucional para el lunes, finalmente “el paso al costado” del principal “alfil” del Presidente se materializó de manera indeclinable a tres días del anuncio, dejando al Mandatario sin su hombre de mayor confianza en el gabinete. Sin concederle el punto a Republicanos, Jackson argumentó que su renuncia se dio tras “constatar que mi presencia en el gabinete ha sido ocupada por la oposición política como una excusa para no avanzar en los acuerdos que Chile demanda”. Con esta renuncia, el Gobierno busca instalar ahora la presión política del lado de la derecha, tras afirmarse que “ya no hay excusas” para avanzar en las reformas sociales como el pacto fiscal, que permitirá mejorar las pensiones. Giorgio Jackson adelantó que estudiará acciones legales por injurias y calumnias.


La oposición logró un nuevo triunfo sobre el Gobierno del Presidente Gabriel Boric, ya que durante este viernes se confirmó la renuncia –de carácter indeclinable– del ministro de Desarrollo Social, Giorgio Jackson, mano derecha del Mandatario durante toda su carrera política.

El escándalo que terminó con la salida de Jackson –ad portas de una acusación constitucional en su contra que iban a presentar este lunes los diputados republicanos– fue por el rol de su partido, Revolución Democrática (RD), en el caso Convenios. Si bien no se ha confirmado su participación directa, su carácter de fundador de la colectividad, que prometió revolucionar la política nueva sin cometer los errores del pasado, lo terminó sindicando como una de las cabezas que quería la oposición.

Si bien desde el Ejecutivo pusieron las manos al fuego por Jackson, descartando de plano que lo sacarían, algo pasó en las últimas horas, lo que provocó que el ahora exsecretario de Estado llegara este viernes al Palacio de La Moneda, a reunirse con el Mandatario, en donde le hizo oficial su renuncia.

Tras el revuelo causado, el exministro Jackson dio un punto de prensa, en donde afirmó que da un “paso al costado tras constatar que mi presencia en el gabinete ha sido ocupada por la oposición política como una excusa para no avanzar en los acuerdos que Chile demanda”.

“Chile está cansado de vernos pelear, de que existan excusas para avanzar en reformas de pensiones, de un sistema de cuidados, de avanzar en las listas de espera y en los temas de seguridad”, agregó. Jackson también dijo que “mantengo mi irrestricta lealtad a este proyecto político”.

Con esta renuncia, el Gobierno busca instalar ahora la presión política del lado de la derecha, tras afirmarse que “ya no hay excusas” para avanzar en las reformas sociales como el pacto fiscal, que permitirá mejorar las pensiones. Jackson adelantó que estudiará acciones legales por injurias y calumnias.

La carta de Jackson a Boric

Una vez conocida la renuncia de Jackson, circuló una carta que el ahora extitular de Desarrollo Social le entregó al “Compañero Presidente”, en donde explicó con más detalles las razones de su renuncia.

“Hoy he tomado la difícil decisión de presentarle mi renuncia indeclinable. Como ya es de público conocimiento, la oposición ha definido utilizar políticamente mi presencia en el gabinete como una excusa para no responder a las urgencias de las personas y no avanzar en las reformas que Chile necesita. Para acometer ese propósito, desde sectores de la oposición han incurrido en mentiras, injurias y calumnias, sin presentar –por cierto– absolutamente ninguna prueba que me vincule a algún delito. Así, no será sorpresa para usted comprender que no permitiré que haya sectores políticos que se escuden en estos argumentos para justificar su obstruccionismo hacia la necesaria reforma de pensiones que mejore sustantivamente la calidad de vida de las personas mayores. Con este acto espero sinceramente que la oposición se siente en la mesa y haga sus esfuerzos para construir entre todas y todos un país mas justo”, dijo al inicio de la carta.

Posteriormente, enumeró alguno de los logros que alcanzaron juntos durante su permanencia en La Moneda, como el aumento del salario mínimo y la reducción de la jornada laboral a 40 horas. “No tengo dudas que si continuamos la agenda de cambios, la inmensa mayoría de la población va a poder palpar dichos avances. Pero sabemos que para avanzar y responder responsablemente a las legítimas demandas ciudadanas en materias como Salud, Pensiones, Seguridad y Cuidados, se requiere del pacto fiscal que usted ha promovido con convicción, pragmatismo y visión de Estado”, agregó.

Finalmente, Jackson adelantó que podría tomar acciones legales: “Presidente, que no le quepa duda que tomaré todas las acciones necesarias para que las mentiras, injurias y calumnias vertidas en mi contra se revelen como tales”.

Jackson en La Moneda

Jackson llegó junto con el Presidente Boric a La Moneda en marzo, a cargo del Ministerio Secretaría General de la Presidencia. Ahí estuvo seis meses, porque las críticas marcaron su estancia. Que era poco dialogante y que se relacionaba mal con los parlamentarios, incluidos los oficialistas, fueron los argumentos que provocaron su salida.

En este punto, en una transmisión en Twitch, dijo que la “escala de valores y principios en torno a la política” de su coalición distaba tanto de la del Gobierno anterior (de Sebastián Piñera) como de “la generación” que los antecedió, por lo que le llovieron las críticas del Socialismo Democrático, aliados de Apruebo Dignidad, en la coalición del Ejecutivo.

El 6 de septiembre, Boric decide darle una segunda oportunidad y lo instala en un ministerio de segundo orden, alejado de las polémicas y donde su imagen podría descansar un poco de las críticas. Así, llegaba a Desarrollo Social, mientras que el Socialismo Democrático –la misma coalición que criticó– arribaba al Comité Político: Carolina Tohá (PPD) asumió la jefatura de gabinete y Ana Lya Uriarte (PS) se instaló en la Secretaría General de la Presidencia (Segpres).

  • Para más análisis y descubrir los secretos de la política, súmate a nuestra comunidad +Política, la apuesta de El Mostrador para quienes piensan que la política es indispensable para una mejor democracia. Inscríbete gratis AQUÍ.
Publicidad

Tendencias