lunes, 20 de mayo de 2019 Actualizado a las 21:22

La disputa por la presidencia de La Convergencia del FA

por 19 abril, 2019

La disputa por la presidencia de La Convergencia del FA
La diputada Gael Yeomans (IL), Marjorie Cuello (ND), Stephanie Peñaloza (MA) son algunos de los nombres que rondan la candidatura para la presidencia del nuevo partido del FA, que aglutina al mundo libertario, autonomista, socialista libertario y de Nueva Democracia.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Las cosas en el Frente Amplio están movidas. Más allá de los quiebres, encuentros y desencuentros en la bancada, hace más de un año se lleva un proceso para fundar un nuevo partido, que se consolide como la segunda fuerza del frenteamplismo para enfrentar el próximo desafío municipal.

Izquierda Libertaria, Movimiento Autonomista, Movimiento Socialismo y Libertad y Nueva Democracia, son las fuerzas en “Convergencia”, organizaciones que en conjunto suman una bancada de cuatro parlamentarios, más el alcalde Jorge Sharp. Una idea de unificación que no es nueva, ya que muchas veces se habló del eterno sueño del “partido único”, mientras las actuales fuerzas del FA eran parte del Bloque de Conducción del Movimiento Estudiantil.

El proceso “no ha sido fácil” reconocen desde el núcleo que ha llevado el proceso de Convergencia. Ya se llevó a cabo la elección de nombre y de las tesis para definir las bases del nuevo partido. Poder Popular y Feminista, Unidad de Mayoría, Desbordar lo Posible y La Corriente son los sectores que disputaron la última consulta, en la que participaron 1.672 personas, el 65,47% del padrón de 2.554.

La tesis más votada fue La Corriente, liderada por la diputada Gael Yeomans (IL) y el alcalde Sharp (MA), que alcanzó el 46,2% de los votos, con un 26,4% la sigue Unidad de Mayorías, liderada por el diputado Diego Ibañez. En tercer lugar quedó la lista feminista y territorialista con un 13,9% y en cuarto lugar quedó la del diputado Gabriel Boric y Gonzalo Winter, con un 13,5%.

De esta forma, la tesis de los libertarios y el sharpismo se impuso en la elección, aunque destacan que parte importante de dicha votación (731) corresponde a la militancia inscrita por Izquierda Libertaria, quien habría inscrito un padrón de 486 militantes. Es más, se esperaba que el núcleo de Sharp integrara más adherentes.

Desde la Convergencia destacaron que el sharpismo le entregó a IL un “poder simbólico”, el que puede definir las elecciones de directiva. Es más, ya se estaría posicionando a Yeomans como una de las principales cartas para presidir el nuevo partido, aunque desde La Corriente aseguraron que es “algo que no está zanjado”. Por el momento, la votación de la presidencia se realizaría de forma separada al resto de la lista.

Actualmente la comisión encargada de sintetizar la tesis final está terminando el proceso de redacción, ya que el triunfo de La Corriente no significa que su tesis se asuma de forma intacta, sino que se debe consensuar un documento final.

El nombre del nuevo partido, es un tema a parte. La opción más votada fue Partido Socialista Libertario (22,8%), la sigue Convergentes (18,1%) y en tercer lugar Convergencia Socialista (13,9%). Como ya existe el Partido Socialista, el Servel podría impugnar Partido Socialista Libertario, razón por la que se ha trabajado en una nueva propuesta de nombre para evitar problemas con el Servicio Electoral.

Actualmente, los esfuerzos están centrados en ver cómo se procederá a la legalización del nuevo partido. Se habría optado por la fórmula de inscripción de tres regiones seguidas, las que podrían ser V, VI y región Metropolitana, sino IV, V y RM. Una tarea compleja, ya que otros partidos del Frente Amplio han perdido su legalidad en el último año, como el Partido Liberal e Igualdad. Es que “el mercado de las firmas está saturado”, bromean desde el FA.

Desde la Convergencia reconocieron que la “tarea será ardua” y que se requiere de “mucho trabajo de base” para legalizar en tres regiones consecutivas. El partido debe estarlo antes de las elecciones municipales, “para poder negociar con las otras fuerzas del Frente Amplio”. Actualmente el Partido Humanista, Revolución Democrática y Comunes son legalmente partidos, por lo que correrían con una ventaja a la hora de repartir los cupos para las próximas elecciones.

La presidencia

La otra disputa interna que está pronta a realizarse es la elección de directiva y del nuevo presidente o presidenta de la Convergencia. Son diversos los nombres que se han posicionado en las últimas semanas, todas mujeres, además de Yeomans, que parece correr con ventaja debido a la votación que obtuvo la tesis de La Corriente.

Desde la tesis Unidad de Mayorías son dos nombres los que surgen como candidatas, Stephanie Peñaloza (MA) y la ex dirigenta estudiantil, Marjorie Cuello (ND). Otro es el de la académica feminista, Luna Follegati (SOL), aunque destacan que ella es un liderazgo más “intelectual” y que podría ser incluida dentro de la lista para la directiva.

Cuello, que ha sido parte del equipo que ha llevado el proceso de convergencia, destacó que la fuerza real de cada proyecto y tesis se mide en el trabajo territorial. "Creo que las tesis hoy no miden la fuerza real de las distintas sensibilidades de la Convergencia, más firmas no implica real inserción en los territorios, menos firmas no implica no tener capacidad de conducir el proceso, creo que en todos los agrupamientos hay tremendos liderazgos y medirnos solo por adhesiones o firmas en este momento es innecesario, en comparación con lo que tenemos que construir", dijo.

Agregó que "es importante que la militancia de la convergencia se sienta llamada a construir un partido, a hacer política para Chile y no caer, nuevamente, en el internismo. Mojar la camiseta por una alternativa política es la única opción que tenemos, las que estamos en tesis y las que no".

En Desbordar lo Posible descartaron participar de las elecciones para la presidencia, aunque sonó Constanza Schönhaut, ex secretaria general de Movimiento Autonomista, como una posible candidata. La dirigenta frenteamplista dijo que "los ejes centrales de nuestra tesis son básicamente tres: unidad política y descentralizacion del partido, fortalecimiento del Frente Amplio y priorizacion de alianzas electorales hacia los sectores sociales, y una radicalidad basada en mayorías y conquistas concretas".

Respecto a las elecciones, destacó que otros "son los encargados de conducir esta parte del proceso y nosotros cumplir otros roles para el fortalecimiento de nuestra organización y el Frente Amplio. De todas formas, la próxima presidencia contará con todo nuestro apoyo para sacar adelante los desafíos comunes".

Otro nombre que rondó fue el de Javiera Vallejo, quien recalcó que no se ha descartado disputar todos los cargos de dirección, pero que han sido críticos de cómo se construye poder al interior de La Convergencia: "para nosotras es importante enfocarnos en la construcción de organización local feminista y en la futura disputa municipal".

Desde la tesis Poder Popular y Feminista explicaron que no disputarán las próximas elecciones para la presidencia, pero sí apostarán al organismo colegiado que tendrá el partido de la Convergencia. En dicha tesis se caracterizarían por tener mayor presencia en regiones, además de concentrar a una de las líneas feministas del nuevo partido.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV