martes, 22 de septiembre de 2020 Actualizado a las 01:24

Otra vez huele a cambio... de gabinete

por 10 marzo, 2020

Otra vez huele a cambio... de gabinete
La presión interna volvió a llegar a su punto límite y desde diferentes ministerios aseguraron ayer que la disyuntiva que se habría instalado en Palacio, sobre el cambio de gabinete, pasa mayormente por determinar el tiempo más propicio para realizarlo, antes que cualquier otra consideración, porque si hay un concepto que nunca se dejó de plantear, este ha sido que el actual comité político tiene fecha de vencimiento.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El aire está raro en La Moneda. Ad portas de cumplirse un segundo aniversario, este miércoles 11 de marzo, del regreso de la administración piñerista al poder, los rumores sobre un cambio de gabinete estuvieron a la orden del día ayer en Palacio. Durante toda la jornada fue uno de los temas obligados en la trastienda gubernamental, posibilidad alimentada por la presión –casi insostenible– que enfrenta el Gobierno desde su propia coalición para salir a reencantar a su electorado con algo más concreto que una estrategia comunicacional: con un cambio de rostros en el equipo ministerial.

Previo a las vacaciones del Presidente Sebastián Piñera, durante febrero, hubo una ventana el mes anterior donde tanto ministros, asesores gubernamentales, como parlamentarios estaban seguros que el Mandatario haría eco de las peticiones de un sector de Chile Vamos de efectuar una modificación profunda en el comité político que lidera el ministro del Interior, Gonzalo Blumel, y que fue instalado el 28 de octubre como medida para enfrentar el estallido social que se había desatado diez días antes. A pesar de las presiones privadas y públicas en diversos medios de prensa, el Jefe de Estado lo pospuso y prefirió evaluar una medida de ese calibre con mayor tranquilidad en su casa en Caburgua, en la Novena Región.

Pero la presión interna volvió a llegar a su punto límite y desde diferentes ministerios aseguraron ayer que la disyuntiva que se habría instalado en Palacio, sobre el cambio de gabinete, pasa mayormente por determinar el tiempo más propicio para realizarlo, antes que cualquier otra consideración, porque si hay un concepto que nunca se dejó de plantear, este ha sido que el actual comité político tiene fecha de vencimiento.

Considerando que el plebiscito del 26 de abril está a la vuelta de la esquina, cualquier ajuste ministerial –explicaron en La Moneda– no debería pasar de la próxima semana como máximo, considerando que algunos ministerios tienen que cumplir algunos despliegues técnicos para esa fecha.

Las razones para poner sobre la mesa los nombres de los eventuales cambios –recalcaron en el Gobierno– siguen siendo las mismas que en enero:  sacar a quienes en la derecha consideran que están ocupando un espacio sin representación partidaria, como serían los casos de la vocera, Karla Rubilar, y del ministro de Desarrollo Social, Sebastián Sichel. La otra razón, más de fondo, apuntaría a la estrategia de intentar recuperar electorado propio de la derecha y, para eso, personalidades y rostros como el de Blumel en Interior y la ministra Rubilar no calzan del todo a ojos de los sectores más conservadores y duros del oficialismo.

Otra de las figuras que podría salir en un eventual ajuste sería la ministra de la Mujer, Isabel Pla, quien según versiones de prensa ya habría hecho saber al Presidente Piñera su incomodidad para seguir en el cargo, lo que alimentó aún más las tensiones internas en la sede de Gobierno ante el eventual ajuste.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV