domingo, 17 de noviembre de 2019 Actualizado a las 20:32

Agenda Sustentable

Presentado por:

Medioambiente

Corte de Apelaciones permite a empresa salmonera operar en canal Beagle pese a recurso de protección presentado por la comunidad

por 8 mayo, 2019

Corte de Apelaciones permite a empresa salmonera operar en canal Beagle pese a recurso de protección presentado por la comunidad
A pesar de que el recurso siga vigente, la Corte de Apelaciones “bajó” la orden de no innovar faenas de la empresa salmonera Nova Austral. Dos millones de salmones llegarían al canal Beagle.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El mes pasado un grupo de civiles y Greenpeace Pacífico Sur presentaron ante la Corte de Apelaciones de Punta Arenas un recurso de protección para detener las faenas –por cuatro concesiones- de la empresa salmonera Cabo Pilar S.A, filial de Nova Austral, en el canal Beagle. La Corte declaró admisible el recurso hasta indagar otros antecedentes. Pero la paralización de las actividades fue momentánea: el organismo finalmente permitió las operaciones en el canal por parte de la firma noruega.

“El recurso en el fondo no se baja, sino que lo único que se baja es la orden de no innovar. El recurso de protección aún está vigente”, indicó a El Mostrador el vocero nacional de Greenpeace, Mauricio Ceballos.

La empresa tenía una medida cautelar dictada el 2008 por el Tribunal Arbitral de Osorno. La medida suspendía las operaciones de Cabo Pilar por medio de las cuatro concesiones que tenía. Nova Austral, entonces, argumentó que el día en que se presentó el recurso de protección en Punta Arenas, el 8 de abril, había cesado la cautelar que había recaído sobre ellos.

Desde el mes de enero la firma noruega está colocando instalaciones en los puntos de concesiones, lo cual resulta contraproducente debido a que la medida cautelar todavía estaba vigente en ese tiempo.

“Estamos esperando a que la Subpesca se pronuncie por la caducidad de estas concesiones que a todas luces deberían ser revisadas y debería darse la razón a la comunidad de que estas concesiones se entregaron hace muchos años atrás, nunca se utilizaron, debieron haber sido caducadas y no lo hicieron. Eso es lo que estaremos presentando los próximos días”, mencionó el vocero de la ONG ambientalista.

A través del abogado Francisco Cárdenas, la salmonera también arguyó los perjuicios que sufriría por la detención de faenas. Las actividades que impulsaba Cabo Pilar era la instalación de jaulas en el canal Beagle para el traslado, desde Puerto Montt, de dos millones de salmones. Los alevines que ya adquieren la categoría de “smolt”, como sucede en este caso, deben ser transportados al mar en un plazo de 15 días. En caso contrario, el cardumen muere.

Sin embargo, Ceballos asegura que “la información que manejamos es que la empresa no cuenta aún con la autorización para embarcar esos “smolt” y llevarlos al punto donde ellos pretenden engordarlos en la comuna de Cabo de Hornos”

“El hecho de que nosotros hayamos interpuesto este recurso de protección no tiene nada que ver con ese trámite. Ellos no han logrado aún obtener la autorización de Sernapesca para esa operación por lo cual no pueden argumentar que el proceso que nosotros iniciamos va a generar ese perjuicio para ellos”.

Dos millones al Beagle

Cabo de Hornos fue declarada como una Reserva de la biósfera por la Unesco. Con el traslado de salmones que impulsa Nova Austral, dos millones de ejemplares se introducirían en las aguas del sector.

Entre las consecuencias ambientales que supone la instalación de salmoneras, se encuentran la producción masiva de excremento por la cantidad de salmónidos, la despreocupación de las empresas sobre las instalaciones una vez terminada la producción, las fugas de peces, entre otras. En julio de 2018, en Puerto Montt, la salmonera Marine Harvest sufrió el escape de 690 mil salmones de sus jaulas, lo que afectó de sobremanera a las aguas de la zona.

“En caso de los fiordos de la región de Magallanes y el canal Beagle en particular, se tratan de sistemas bastante cerrados, en donde la recirculación de agua es muy escasa y ello puede significar tener mayores efectos de la circulación de materia orgánica que tienen los centros salmoneros”.

“Esto puede ser devastador para la zona. El sector depende completamente de los recursos que extraen los pescadores locales como del incipiente turismo que se está instalando y que puede verse completamente afectado por la instalación de esta industria”, aclaró Mauricio Ceballos.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV