lunes, 19 de octubre de 2020 Actualizado a las 17:38

Agenda Saludable

Presentado por:

Salud

Intoxicación voluntaria: intentos de suicidios de menores con fármacos se triplican

por 27 agosto, 2019

Intoxicación voluntaria: intentos de suicidios de menores con fármacos se triplican
En 2018, se registraron un total de 3170 casos de intentos de suicidios en menores con estas sustancias. El Centro de Investigación Toxicológica de la Universidad Católica (Cituc), recibe diariamente alrededor de 100 llamadas por intoxicación con elementos potencialmente peligrosos. Según los últimos datos, se presenta un importante aumento de los casos de intoxicación de carácter voluntario por parte de adolescentes, triplicándose la cifra en los últimos 14 años.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

La intoxicación voluntaria como intento de suicidio es actualmente un problema importante entre la población adolescente. Corresponde a una urgencia psiquiátrica muy frecuente en este rango etario y un problema que preocupa a las autoridades. Constituye una causa común de asistencia a urgencias, siendo los adolescentes los que concentran el 57% de los casos. Según la información del Cituc, de sus 33.647 reportes por intoxicación del 2018, más de 31 mil fueron por consumo de medicamentos, donde 17.430 fueron accidentales, 10.660 intencionales y 5,557 eran otras razones.

La época tecnológica e industrial en la que nos encontramos ha puesto en manos del hombre más de doce millones de sustancias químicas, número que aumenta sin cesar, y dentro de estos productos, de innegable utilidad en la mayoría de los casos, se encuentran los medicamentos que en proporciones no recomendadas por un especialista son sumamente peligrosos y muchas veces no se solemos tener la conciencia de eso. La mayor proximidad y acceso que tienen hoy en día los jóvenes a estos elementos producen las intoxicaciones, transformándose en un fenómeno no aislado y cada vez más común.

La cifra es aún más preocupante entre jóvenes de 12 a 18 años que mostraron un aumento significativo de los casos de intoxicación, superando los 3000 el último año. En las emergencias registradas en este tiempo, los adultos son quienes mayores casos han presentado (7.120), seguido de los adultos mayores (223), la categoría de edad desconocida (147) y edad escolar (136).

Medicamentos lideran la lista

Cuando se habla de tóxicos o intentos suicidas, el consumo de medicamentos se da en la mayoría de los casos. Existe un grave problema con la automedicación porque muchas veces no existe una verdadera conciencia de su consumo. Al mismo tiempo, es importante destacar que, si bien los medicamentos que suelen tener más efectos dañinos son los que requieren prescripción médica, los fármacos de venta libre también generan casos de intoxicación. Así, por ejemplo, para Juan Carlos Ríos, director de Cituc, “llama la atención lo que pasa con el paracetamol. Hay mucha automedicación, porque la gente cree que puede tomar este fármaco para cualquier cosa”.

Efectivamente este medicamento se encuentra en segundo lugar de la lista de los productos con mayor incidencia y lidera la de los medicamentos de expendio libre conteniendo 1712 eventos de intoxicación (el 43,7% de los casos) seguido por el Ibuprofeno (764 casos) y la aspirina (213 casos). De acuerdo con los datos de los reportes por intoxicación a través de fármacos del Cituc de 2018, los medicamentos que más emergencias levantaron fueron el clonazepam (2.045), el paracetamol (1.195) y la quetiapina (1.144).

Si bien muchas pueden existir reales intenciones de producirse daño a través del consumo desmesurado de estas sustancias, a veces la sobredosis puede producirse de manera accidental sobre todo entre los niños que no conocen las reales dosis de los medicamentos que tienen que consumir. Es por este motivo que es necesario una mayor supervisión de adultos y un acceso limitado a ellos.

Qué hacer frente a estas situaciones

Si llega a ocurrir una situación de intoxicación, se debe llamar a un fono de emergencia como el Centro Nacional de Toxicología cuando la persona se encuentre respirando normalmente y no presente cambios de coloración en la piel. Por el contrario, si el afectado tiene convulsiones o cambios de color se le debe llevar inmediatamente a urgencias.

En cualquier caso, siempre es importante mantener la calma y acompañar al afectado en todo momento. Es fundamental determinar el medicamento que ha consumido la persona para que así los especialistas puedan hacer el tratamiento adecuado. En general, los primeros signos clínicos que indican que la persona presenta una intoxicación son mareos, dolor de cabeza, palpitaciones, náuseas, somnolencia, alteraciones de la vista, diarrea, dolor abdominal, sensación de confusión, disneas y síncope.

Para evitar estas situaciones se debe estar atentos a aquellos síntomas que nos pueden mostrar que la persona está pasando por un momento difícil. Por ejemplo, si se encuentra más de dos semanas con malestar emocional como tristeza, aislamientos, cambios alimentarios, trastornos del sueño e irritabilidad, es necesario acudir a un especialista.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV