Publicidad
El 60% de los usuarios ha sido víctima de hackeo durante sus experiencias de juego en línea Digital

El 60% de los usuarios ha sido víctima de hackeo durante sus experiencias de juego en línea

Publicidad

La ciberdelincuencia ha tomado terreno en el mundo de los videojuegos. Bloqueo de contraseñas, problemas con el correo electrónico y pérdidas financieras figuran entre los principales daños.


Según estadísticas internacionales, actualmente hay unos 3.000 millones de jugadores activos a nivel mundial. De ellos, suele haber 30 millones al día jugando al mismo tiempo.

Las ofertas crecen y se diversifican en la industria, pero también aumentan los riesgos: desde ciberacoso y fraudes hasta descarga de malware (software malicioso).

Los datos señalan que un 30% de los gamers ha visto sus contraseñas comprometidas, el 36% ha perdido acceso a cuentas de redes sociales, el 53% ha experimentado problemas con sus correos electrónicos y el 43% ha sufrido robo de dinero.

Además, la descarga de ciertos videojuegos que se anuncian como “gratuitos” o “alternativos” pueden generar problemas para los dispositivos. El principal es el “spam”.

La opción de jugar sólo está disponible si los usuarios proporcionan su correo. Sin embargo, luego comienzan a recibir reiterados anuncios no deseados que -además- abren la puerta a la descarga de malware, lo que puede derivar en un posterior ataque cibernético.

“Las cifras a nivel global indican que dos de cada tres personas que han jugado en línea han sido alguna vez víctimas de una estafa. Por eso es muy importante tomar precauciones para evitar estos escenarios”, recomienda Katherina Canales, CEO de NIVEL4.

Recomendaciones para evitar estafas

Para los gamers que buscan protegerse de estafas:

– Crear contraseñas más robustas, con doble factor de autenticación.

– Evaluar bien antes de “logearse” a un videojuego.

– Analizar si vale la pena descargar un videojuego gratuito o que exija la entrega de datos.

– Usar un antivirus adecuado y no suspenderlo para mejorar la experiencia de jugar.

– No descargar software piratas ni cracks.

– Utilizar diferentes contraseñas para cada cuenta de juego y que no sean las mismas de otros servicios (banco, correos, etc.).

– Ocupar VPN mientas se juega en línea y mantener una copia de seguridad de tus archivos en caso de infección.

En esta línea, se aconseja siempre resguardar los datos personales, los cuales son fundamentales para que los ciberdelicuentes actúen en cualquier tipo de estafa.

 

Publicidad

Tendencias